Ir al contenido principal
Review 13 Sentinels Aegis Rim
Análisis

Análisis 13 Sentinels Aegis Rim, lo nuevo de los creadores de Dragon's Crown y Odin Sphere

Por Alberto Lloret

Versión comentada: PS4

Antes de empezar con el análisis de 13 Sentinels Aegis Rim, debo confesar que de Vanillaware me gustan hasta los andares. Puede que no sea un estudio muy prolífico, pero casi todos los títulos que han lanzado al mercado siempre han tenido "algo", que los ha hecho especiales. Y así llegamos a 13 Sentinels Aegis Rim, un título que cosechó un éxito considerable en Japón en 2019 y que ahora llega localizado al castellano.

La producción de Vanillaware, aparte de ser relativamente escueta, se caracteriza por varios factores comunes, como un estilo artístico muy propio y personal, a caballo entre el anime y la acuarela o unas mecánicas jugables que llevan el género en cuestión por nuevos derroteros. Así fue con los geniales Odin Sphere o su más reciente Dragon's Crown, sin olvidar el port para PS4 de 2018.

Estas señas siguen presentes en 13 Sentinels Aegis Rim, en su última producción, con la que el estudio quiere volver a sorprender dejando atrás la acción y RPG. Y es algo que ya han logrado en su Japón natal, donde el juego funcionó como un tiro en las semanas de lanzamiento. Pero ¿es un título apto para paladares occidentales? Todo eso y mucho más vamos a responderlo en nuestro análisis de 13 Sentinels para PS4

La forma más rápida de definir 13 Sentinels Aegis Rim es como una visual novel japonesa, una aventura en la que los diálogos entre los personajes lleva gran parte del peso... aunque no es el único ingrediente como vamos a ver.

Dado que la historia es una de las partes fundamentales de su propuesta, sólo pasaremos de puntillas por su historia. Como el título adelanta, el juego nos cuenta la historia de 13 personajes, que pilotan los llamados Sentinels, unos enormes y poderosos mechas con los que se enfrentan a los Kaiju o gigantescos monstruos que amenazan con destruir la ciudad.

Review 13 Sentinels Aegis Rim

Para complicar un poco más las cosas, las vidas de estos 13 personajes se entremezclan de múltiples maneras, ya sea a través de sueños, falsos recuerdos y viajes en el tiempo (la historia nos lleva por décadas tan dispares como 1940, 1980, el presente y el futuro), y aunque de primeras pueda parecer un poco confusa, poco a poco todas las piezas se van asentando hasta recomponer este puzle temporal, en el que no faltan giros inesperados, traiciones, dobles sentidos, drama y humor.

Lo mejor de todo es que todos los textos están traducidos al castellano, y de manera soberbia, con giros "muy nuestros" que son el bálsamo perfecto para que nos metamos en la historia. Además, la parte narrativa del juego no se limita a que veamos una escenas de vídeo. De hecho, fiel a la tradición Vanillaware, todas las escenas de diálogos entre personajes transcurren en pequeños niveles 2D por los que podemos movernos libremente.

No suele haber mucho que hacer, salvo interactuar con objetos y personajes para iniciar conversaciones, y esto desemboca en una de las novedades del juego: las palabras clave. A medida que interactuamos con lo que nos rodea iremos desbloqueando palabras clave, que pueden ser nombres de personajes, objetos, expreiones o una frase entera extraída de un diálogo.

Pulsando un botón, en cualquier momento, podemos ver las palabras clave disponibles, y podemos pensar sobre ellas o, estando próximos a un personaje, hablar con él sobre ese tema... lo que va desarrollando los diálogos por otros derroteros, o abriendo nuevas palabras clave. Es una vuelta de tuerca a los clásicos diálogos con distintas respuestas/caminos, aunque siempre queda la sensación de ser bastante lineal.

Como hemos dicho, no vamos a ahondar demasiado en la historia, pero gran parte de la trama de 13 Sentinels Aegis Rim se desarrolla en la década de los 80, y es digno de aplauso la cantidad de referencias a hitos de la cultura pop que el juego va a arrojándonos a medida que jugamos. De hecho, algunos momentos son calcos de películas míticas de la época, como pueda ser E.T. El Extraterrestre... y hasta ahí vamos a leer.

Como decimos, la parte "aventura" del juego peca de sencilla, pero la trama engancha, el ritmo también y la fabulosa traducción al castellano de los textos se ve respaldada por un estilo artístico que sólo podemos tildar de precioso, con el estilo habitual de Vanillaware. Sin llegar al estilazo de Persona 5 Royal, lo cierto es que hasta la presentación de los protagonistas está cuidada.

Review 13 Sentinels Aegis Rim

Estas escenas se ven salpicadas por el otro gran componente del juego, las batallas tácticas en tiempo real. Recuerdan a las de un juego de estrategia, aunque con ciertas diferencias. Aquí no tenemos que esperar turnos, aunque algunos parámetros limitan nuestra actividad. Disponemos de un equipo de hasta 6 Sentinels, según el combate, y gracias al sistema de menús y opciones podemos desplegarnos por el mapeado, decidir qué acciones realiza cada uno...

Como en otros juegos, los combates de 13 Sentinels Aegis Rim van creciendo en complejidad, tanto por el número de enemigos en pantalla, como la duración de las oleadas de enemigos, así como la posiblidad de cumplir objetivos secundarios. Estas batallas no son muy abundantes, pero resultan altamente gratificantes.

Review 13 Sentinels Aegis Rim

No faltan opciones como acumular energía para liberar un ataque especial, la posibilidad de comprar armas y habilidades para cada Sentinel... No es ni mucho menos una faceta ultra profunda o complicada al nivel de un RPG, pero sin duda es uno de los elementos con los que más te picarás.

Estas batallas, de primeras resultan un tanto cutres desde el punto de vista estético: vista isométrica 3D un tanto alejada, bajo nivel de detalle de la ciudad y los modelos de Sentinels y enemigos... Pero cuando empieza el festival de explosiones y efectos, la sensación cambia ligeramente. En ningún caso alcanza la belleza de la parte más sosegada, pero bueno... tampoco es el horror hecho videojuego.

Todo esto ayuda a que 13 Sentinels Aegis Rim sea un juego especial, y difícil de recomendar a quienes hayan disfrutado con anteriores producciones de Vanillaware, al menos desde un punto de vista. Si llegas a 13 Sentinels esperando acción a raudales, vete olvidando: se trata de una experiencia mucho más reposada, en la que fácilmente los diálogos y la historia ocupan un 80-85% de su propuesta, y el 20-15% restante, los combates de estrategia.

Review 13 Sentinels Aegis Rim

Pero en todo lo demás, si estamos ante un juego de Vanillaware de pura cepa: historia, calidad artística, sensación de estar jugando a algo "distinto"... todo eso está presente, y te acompañará durante las 20 horas que puede dar de sí, algo más para quienes quieran el platino.

Eso sí, 13 Sentinels Aegis Rim también tiene algunos aspectos mejorables, como que en momentos puntuales de la aventura "hacer que avance la historia" puede resultar algo confuso, e implica revisitar algunos lugares del juego (estamos intentando no destripar nada) o algunos personajes con historias un poco más flojas. Eso, sumado a que una gran parte del juego consiste en leer diálogos entre personajes, puede frustrar a los jugadores que esperen algo con más acción en la línea de Dragon's Crown.

En mi caso, que no soy demasiado aficionado a las visual novels, ni a los juegos de estrategia, 13 Sentinels ha conseguido engancharme con su cautivador estilo artístico, los soberbios diálogos en castellano de su interesante historia y sus incontables referencias ochenteras, tanto al cine, como al manga y otros fenómenos culturales que, insistimos, no mencionaremos por no destripar muchas sorpresas. Pero si fuiste un niño de los 80, o amas esa época con pasión, aquí vas a encontrar bastantes referencias.

Quizá 13 Sentinels Aegis Rim no sea tan brillante como las anteriores producciones de Vanillaware, o incluso pueda parecer una oportunidad desaprovechada para ofrecer combates de acción con sus enormes mechas, pero a poco que te gusten las buenas historias, tienes muchas papeletas de disfrutarlo. Incluso si no te gusta la estrategia... y eso ya es también un logro.

Valoración

Vanillaware sigue fiel a muchas de sus constantes, y sorprende con una aventura distinta, dos tercios visual novel, un tercio juego de estrategia, pero con un impecable estilo visual, una historia que atrapa y unos combates que acaban conquistando con su desarrollo. Quizá no sea para todos, pero si te gustan las cosas "distintas", no decepciona.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

El estilo visual. La fantástica traducción de los textos. La historia y su enorme cantidad de referencias. Los combates son muy adictivos.

Lo peor

Que no te vayan los desarrollos pausados al estilo Visual Novel. Hacer avanzar la historia en algunos puntos es confuso. No abunda la acción.

Y además