Carrion review Nintendo Switch Xbox One PC
Análisis

Análisis Carrion para Nintendo Switch, Xbox One y PC, el sangriento metroidvania en el que eres "el monstruo"

Por Alberto Lloret

Versión comentada: Nintendo Switch

Ya tenemos el análisis de Carrion para Nintendo Switch, Xbox One y PC, el nuevo juego de Phobia Game Studio (los creadores del shooter gore Butcher), editado en esta ocasión por Devolver Digital. Un juego que sigue a pies juntillas el esquema básico de los metroidvania, pero con un pequeño giro: aquí el monstruo eres tú.

Bautizado como un "juego de terror inverso", Carrion para Nintendo Switch, Xbox One y PC da una vuelta de tuerca al subgénero de los metroidvania, un género que gracias a los estudios indie y el pixel art, ha logrado mantenerse más vivo que nunca durante los últimos años... ¿o hace falta recordar a Axiom VergeSteamworld Dig 2, La MulanaOwlboy, sin contar Hollow Knight y otros tantos 2D sin estilo Pixel Art?

Como vamos a ver en el análisis de Carrion para Nintendo Switch, Xbox One y PC, la idea sobre la que descansa el nuevo juego de Phobia Game Studio no es nueva, y de hecho, algunos juegos lanzados o reeditados en 2020 ya han abordado esta idea: controlar "al malo". Desde Maneater donde podemos saborear las chichas de los humanos, a los modos multijugador de Dead by Deadlight o Resident Evil 3 Remake, sin ir más lejos, o el inminente Destroy All Humans, todos han acariciado esta idea de ponernos en el pellejo del malo.

Pero no es menos cierto que en las aventuras 2D, esta posibilidad algo menos habitual, y sin duda supone un soplo de aire fresco a la fórmula metroidvania, si además tenemos en cuenta la naturaleza del protagonista: una criatura experimental con apariencia de masa informe de carne con enomes fauces y tentáculos, que recuerda directamente a clásicos como La Cosa o el más olvidado remake de The Blob (llamado aquí El terror no tiene forma), que sin duda es un clasicazo de la serie B más chusquera.

Carrion review Nintendo Switch Xbox One PC

Dicho esto, Carrion no pierde el tiempo en meternos en harina: comenzamos la aventura logrando escapar del contenedor de materia orgánica en el que estamos encerrados, en lo más profundo de las instalaciones en mitad de la nada donde se están llevando a cabo experimentos. ¿Nuestro objetivo? Sobrevivir, y acabar con nuestros captores. El desarrollo es el habitual en este tipo de juegos, y nos esperan un montón de zonas distintas e instalaciones interconectadas, a traves de distintas puertas y pasadizos, que podemos recorrer con relativa libertad.

Dada la naturaleza del protagonista, el primer cambio de Carrion lo encontramos en la movilidad. Aquí podemos ascender por galerías verticales, colarnos por estrechos pasadizos... por no tener, no tenemos ni botón de salto. Empuja el stick en la dirección en la que quieres ir, y para allá irá tu masa de carne informe.

Carrion review Nintendo Switch Xbox One PC

Del mismo modo, tampoco tenemos opción de conseguir armas de fuego, armas secundarias ni nada por el estilo. De primeras, en Carrion sólo contamos con nuestros tentáculos, que podemos usar para agarrar humanos y objetos del entorno como puertas, para zarandearlas, lanzarlas o acercarlos a nuestra boca, donde serán convenientemente masticados y despedazados si son comestibles, mientras escuchamos sus últimos gritos de pavor y dolor. Ya hemos avisado de que era un "juego de terror inverso".

Pero tranquilos, que como sucede en todos los juegos del género metroidvania, hay distintas habilidades y formas de evolucionar a nuestra criatura. La primera, es comiendo: come humanos, y crecerás de tamaño. Un indicador en la parte superior de pantalla nos muestra nuestro nivel actual. Si recibes daño menguas, si comes, creces. Sencillo.

Además, en determinados puntos del mapeado encontraremos otros contenedores como del que logramos escapar: si los deterioramos, podremos colarnos dentro y absorber la materia que contienen, evolucionando de esta manera a nuestra criatura. Las evoluciones en Carrion pueden ser de dos tipos.

Las primeras evoluciones son, directamente, habilidades, tanto defensivas como ofensivas: podemos lanzar una suerte de telaraña para agarrar objetos lejanos, volvernos temporalmente invisibles, usar una suerte de sonar o hacer que nuestro cuerpo se convierta en finos hilos en el agua para atravesar zonas estrechas. Darwin en estado puro.

Carrion review Nintendo Switch Xbox One PC

Las segundas evoluciones son de carácter "físico", y permiten hacer que nuestro monstruo crezca en dimensiones, hasta en tres ocasiones, creando un horrorífico tren carne más largo y visible a los enemigos. Pero no sólo cambia en tamaño... 

Cada una de estas fases de crecimiento lleva pareja nuevas habilidades, lo que da lugar a una interesante mecánica: en ocasiones, tendremos que reducir nuestro tamaño, desprendiéndonos de materia orgánica (o biomasa) de nuestra criatura, en una especie de piscinas con líquido especial, que conservan la materia hasta que volvamos a por ella. De este modo, menguamos o crecemos (reabsorbiendo la materia), según nuestras necesidades.

Carrion review Nintendo Switch Xbox One PC

Es una mecánica que usaréis a menudo avanzada la aventura, ya que las habilidades de cada fase de crecimiento son reemplazadas por otras al evolucionar y crecer de tamaño. Así, por ejemplo, la invisibilidad de la fase más pequeña del monstruo, con la que podemos atravesar algunos haces láser sin ser detectados, es reemplazada por la aparición de pinchos por el cuerpo en la fase intermedia (que nos vuelve más letal) o por un endurecimiento de la piel que nos hace resistentes a explosivos. Así, si estamos en la fase más grande y necesitamos la invisibilidad, tendremos que ir a una de estas piscinas y soltar "lastre" orgánico...

Muchas de estas habilidades, además, están gobernadas por una barra de energía, lo que nos obliga a recargarnos en unos paneles eléctricos. De este modo, algunas habilidades de Carrion tienen un uso limitado, lo cual también nos obliga a plantearnos la estrategia en cada caso... porque lógicamente, los enemigos a los que nos vamos a enfrentar no nos van a dejar irnos "de rositas".

Carrion review Nintendo Switch Xbox One PC

No es que el juego ofrezca una enorme variedad de enemigos, pero sí nos enfrenta a distintos tipos de humanos armados (los hay con pistolas, metralletas y escudos, lanzallamas...), así como otros enfundados en una especie de mechas, drones de distinto tipo... Cada uno requiere una táctica distinta, y descubrir qué habilidad es más útil es parte de la gracia. Si te matan, tranquilo, porque reapareces en último nodo que hayas visitado, sin esperar ni un segundo.

Estos nodos son, aparte de puntos para guardar y recuperar nuestra masa, otra de las mecánicas básicas del juego: para poder acceder a nuevas zonas, debemos reventar puertas especiales que dependen de estos nodos. Basta con ponerte encima del nodo, pulsar A en el caso de Nintendo Switch, que es donde hemos jugado para este análisis de Carrion, para ver cómo nuestra criatura lo invade y despliega sus tentáculos, en ocasiones incluso destruyendo paredes y abriendo nuevos caminos. 

De primeras, al comenzar la aventura, estas puertas pueden depender de dos o tres nodos: visita los tres, y reventarás la puerta para acceder a una nueva zona. Avanzada la aventura lo normal es que cada nueva área a visitar dependa de 6 nodos, lo que nos invita a recorrer más zonas y más complejas, y usar de forma algo más retorcida las habilidades de la criatura.

En este sentido, algunas zonas de Carrion son como pequeños puzles que nos obligan a pensar la estrategia antes de actuar, y qué habilidad debemos usar para conseguir lo que queremos, incluida la posibilidad de controlar a personajes humanos de manera remota (incluso aunque hayan muerto), con quienes podemos despejarnos el camino activando interruptores, destruyendo mamparas de seguridad con sus balas, enemigos, etc.. Es una mecánica que el trailer de ayer ya dejaba entrever...

En ningún caso suelen ser puzles extremadamente complejos, y Carrion tampoco busca en ningún momento bloquearte... aunque hay ciertos factores que si pueden ayudar a que avanzada la aventura, puedas no saber muy bien qué hacer o sentirte un poco desorientado y perdido.

Para empezar, llegado un punto de la aventura, tenemos que volver sobre nuestros pasos, y completar todo lo que no hemos hecho antes por no tener las habilidades disponibles (un clásico del género). El problema, lógico por otra parte dada la naturaleza del protagonista, es que no tenemos un mapa para saber por dónde avanzar si nos quedamos bloqueados. Tampoco ayuda que el diseño de algunas instalaciones sea muy similar y la forma en que se interconectan.

Carrion review Nintendo Switch Xbox One PC

Son quizá, los dos principales lunares de Carrion, junto con la práctica ausencia de historia o trama, más allá de unos flashbacks protagonizados por humanos que pueden resultar algo lentos y romper el ritmo de la aventura desde el punto de vista jugable, aunque aportan la información justa para dar algo de fondo al juego.

Como decimos, la aventura logra mantener el tipo hasta el tramo final, donde cae en uno de los males habituales del género... aunque hasta llegar a ese punto disfrutarás de una aventura bien equilibrada, con una progresión del personaje bien calculada y dosificada, y sobre todo, con una gran puesta en escena.

Es Pixel Art, sí, pero uno que no repara en detalle. Las animaciones, tanto de nuestra masa informe como de los enemigos, están muy cuidadas, y recuerdan a la fluidez de clásicos como el primer Prince of Persia. Efectos, destrucción de algunos elementos del entorno, partículas o la recreación del fuego o las neblina están muy conseguidos. Y todo se mueve a 60 fps en todo momento, sin caídas, incluida Nintendo Switch en modo portátil. Está bien optimizado.

Pero, sin duda, si nos tenemos que quedar con algo del apartado visual es el festival gore que ofrece. No sólo por el zarandeo y despedazamiento de los enemigos, sino porque en el proceso, podremos admirar como teñimos de rojo, de una manera bastante lograda aunque exagerada, hasta el último rincón. Lo que al entrar era una triste instalación gris, acaba siendo un festival de chorreantes paredes rojas.

El efecto va de la mano con el sonido, donde predomina una banda sonora propia de una peli de terror, que enfatiza los momentos de mayor tensión, junto con alguna melodía más tranquila para momentos puntuales. Acompaña a la acción gritos de pavor, gruñidos y un contundente catálogo de ronchidos al devorar a los habitantes de las instalaciones.

Todo manteniendo siempre un control bastante sencillo, y un desarrollo ameno y ágil, hasta el tramo final, donde el juego se nos ha desinflado un poco, pese a que resulta complicado no quedarse con lo bueno. Además, está disponible tanto en Nintendo Switch como Xbox One (incluido este mes en el Game Pass) y PC. 

Carrion review Nintendo Switch Xbox One PC

Dicho esto, Carrion es un metroidvania, sí, pero uno con una personalidad y un protagonista muy distintos, que ayudan a que sobresalga entre tanto juego con un planteamiento parecido. No es ni mucho menos perfecto, pero es innegable que su propuesta es sólida, y con algunos detalles que los fans del cine de terror paladearán.

Valoración

Carrion es un interesante metroidvania que parte de una premisa distinta y atractiva, con un logrado y gore pixel art, que gustará a los fans del género y de los juegos de terror. Tiene buenas ideas, una lograda progresión y algunas situaciones interesantes, aunque el tramo final y algunos fallos menores lastran la impresión final.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

Adapta el estilo metroidvania con un inusual y monstruoso giro. El estilo visual y los 60 fps constantes, Switch incluida. Banda sonora. El gore.

Lo peor

En ocasiones la navegación por el mapa se hace algo confusa. Algunas zonas son muy parecidas entre sí. Desarrollo muy familiar.

Y además