Control gameplay voces español
Análisis

Análisis de Control, la nueva aventura paranormal de Remedy

Por Daniel Quesada

Versión comentada: PS4

Pegar tiros de toda la vida está muy bien, pero si nuestra munición tiene un origen paranormal, todo luce más, ¿no? Indaguemos en el análisis de Control, un juego de acción que ya está a la venta y que está dando mucho que hablar.

Hay desarrolladoras de videojuegos que poco a poco han ligado su nombre a temáticas concretas. Tal es el caso de Remedy Entertainment, los creadores de aventuras paranormales como Alan Wake o Quantum Break, que tras generar muchos dimes y diretes respecto a su último proyecto, por fin ha puesto a la venta Control, su nueva apuesta. En ella, nos ponemos en la piel de Jesse Faden, una chica que acude a la sede de la Oficina Federal de Control, un misterioso organismo que investiga sucesos inexplicables, para saber qué fue de su hermano, secuestrado por esa misma organización años atrás.

Consigue la novela de Alan Wake, el juego de Remedy

Incomprensiblemente, Jesse ha sido nombrada como la nueva directora de la oficina y ha de adentrarse en los confines del gigantesco edificio para entender qué hay detrás del Hiss, un ente que parece provenir de otra dimensión y que corrompe tanto las estancias como a los propios humanos con los que contacta, de forma que los convierte en máquinas de matar. Pero Jesse parece ser la única inmune al Hiss...

A partir de ahí arranca una historia pretendidamente críptica y llena de secretos, desde los que esconde la prota hasta los que ocultan los supervivientes de la oficina. El desarrollo es en tercera persona pero, a diferencia de otros juegos de Remedy, aquí podemos explorar de una forma totalmente abierta, revisitar entornos en los que ya habíamos estado con nuevas habilidades, profundizar mucho en tareas secundarias...

Así pues, se nos invita mucho más a explorar y a ir conociendo la historia principal de una forma menos lineal. Esto no es imprescindible, claro, podemos ir al grano si queremos, pero curiosear e ir a por otros desafíos nos puede reportar habilidades de lo más útiles.

Control

Esto nos lleva a uno de los puntos más interesantes del juego Control: el gunplay o, en otras palabras, los combates y tiroteos. Jesse va adquiriendo diferentes habilidades paranormales a medida que avanzamos, por lo que se va volviendo capaz de lanzar ondas de choque a corta distancia, lanzar cualquier objeto que encuentre con telekinesis, proyectarse hacia delante para esquivar... E incluso, con el tiempo, volar. Tiene que combinar todo ello con la llamada Arma de Servicio, una pistola que se transforma al pulsar un botón, de tal forma que actúe como revólver, escopeta o ametralladora, por ejemplo.

Independientemente del estilo de disparo que adoptemos, siempre usamos las mismas "balas", la llamada Munición Astral. Cuando se gasta porque disparemos demasiado, esta se recarga automáticamente al esperar unos segundos. Así, dosificar la Munición Astral y nuestras habilidades paranormales (que tienen su propia barra de energía, que también se recarga con el tiempo) es la clave para superar duelos en los que nos enfrentamos a monstruosos seres voladores, soldados con lanzacohetes y toda clase de entes amorfos que intentan abordarnos.

Lee nuestro análisis de Quantum Break, el anterior juego de Remedy

La salud sí necesita ser recargada con orbes que obtenemos al eliminar enemigos, así que se nos "fuerza" a seguir atacando cuando estemos contra las cuerdas. Eso sí, siempre con cabeza, buscando coberturas, fintando y cambiando de posición, pues los enemigos nos pueden dar para el pelo en menos que canta un gallo. La mezcla de todo ello da pie a unos combates que resultan muy frenéticos y satisfactorios, a lo que ayudan las explosiones y distorsiones de los enemigos, los escenarios que se van destruyendo poco a poco (nosotros mismos los despedazamos al coger escombros para lanzarlos, por ejemplo) y el propio ritmo de los tiroteos.

A medida que superamos estos duelos, obtenemos items para mejorar el arma o nuestras habilidades, además de puntos que desbloqueen nuevos slots para esas mismas ventajas. El sistema de progresión es bastante sencillo y claro en comparación con otros juegos de aventura abierta, por lo que nos preocupamos más de diseñar una Jesse a nuestro gusto de forma rápida.

Control - Remedy Entertainment

La exploración de Control, sin embargo, es bastante más irregular. Las estancias suelen ser bastante grandes para favorecer esas luchas, pero están conectadas por un entramado de pasillos, ascensores y escaleras realmente enrevesado. Podemos acceder a un mapa, pero este aparece en tiempo real y cubre toda la pantalla (¿por qué no un minimapa en un lateral?) y muestra todas las plantas a la vez, sin que podamos pasar de una otra, por lo que es realmente confuso entender dónde estamos y, sobre todo, cómo llegar a donde queremos. Esto nos lleva a correr dando bastantes palos de ciego e, incluso, a frustrarnos en más momentos de los necesarios. Por suerte, es posible desbloquear zonas clave (lo que el juego llama purgar zonas de control) desde las que activar viajes rápidos a otras zonas similares.

Pero ojo, que esos puntos de control también tienen un doble filo: cuando morimos, no volvemos a la estancia inmediatamente anterior, sino al último punto de control que visitamos... El cual puede estar a tomar por c... Muy lejos. Para más inri, al revisitar ciertas estancias vuelven a aparecer los enemigos que ya eliminamos y estos suelen atacar con mucha furia, por lo que el mero hecho de regresar a donde nos habíamos quedado puede llevarnos varios minutos. Pero no, estos no son los defectos de Control de los que queréis que hablemos, ya lo sabemos. Vamos al lío...

El doblaje que salió rana

A estas alturas, todos lo sabréis: Control viene doblado al castellano, pero ese doblaje es... Bueno, dejémoslo en bastante desafortunado. Todas las voces suenan bastante amateur, incluyendo la de la propia Jesse, con intervenciones muy exageradas o sosas cuando no toca y, para colmo, la mayoría de las veces, las voces no están en sincronía con el movimiento de los labios. La cosa es tan acusada que, en ocasiones, nos casa totalmente del juego y se estropea la labor de ambientación tan chula que hay en él, como veremos más adelante. Aquí tenéis una pequeña muestra:

Así pues, frente a la polémica del doblaje de Control, lo mejor es resignarse y volver al menú principal para cambiar las voces a las inglesas, que sí son muy convincentes. Por suerte, podéis tener subtítulos en castellano. Por zanjar el tema, queremos aportar también que traer el juego doblado ha sido un verdadero esfuerzo para 505 Games, los distribuidores en España, por lo que queremos agradecerles de corazón que se hayan arriesgado con ello, a pesar de la enorme cantidad de dinero y esfuerzo que ello conlleva... Aunque en este caso ha resultado ser peor el remedio que la enfermedad, no podemos decir otra cosa.

Ambientación al estilo Remedy

A pesar de todos estos problemas, algunos más severos que otros, lo cierto es que Remedy Entertainment ha echado el resto en la labor de ambientación de esta aventura de acción. La misteriosa narración en torno al origen del Hiss, la tétrica iluminación de las estancias, los humanos inertes que flotan junto a los techos, como ahorcados... Hay muchos momentos que son sugerentes, otros son sobrecogedores y otros resultan tremendamente surrealistas, para bien. Sin duda, el juego de la compañía con el que guarda más parecido es Quantum Break, gracias al uso constante de las distorsiones, los cambios imposibles en las paredes, las súbitas metamorfosis de los escenarios... Y todo ello, en entornos llenos de papeles que saltan por los aires a nuestro paso, muebles y columnas que se destrozan poco a poco con nuestros disparos, partículas que saltan en las explosiones... Hay muchos mini detalles que, en conjunto, dan pie a secuencias de acción muy espectaculares.

Control - Remedy Entertainment

Es cierto que los modelos de los personajes y sus animaciones no están a la altura de otras aventuras recientes, pero donde importan de verdad las partidas, en los momentos de acción, el juego se suelta la melena. Nosotros hemos jugado en una PS4 Pro y es verdad que el frame rate se tiene que conformar con 30 FPS, pero la versión PC luce mucho mejor (ojo al uso del Ray Tracing que hace el juego). A ello hay que unir otros defectos como que el mapa no muestre las habitaciones en ocasiones o que algunos personajes se queden congelados.

En su conjunto, Control es un juego irregular, que tiene algunos momentos y matices visuales realmente especiales y meritorios, pero mezcla todo ello con otros defectos que nos parecen incomprensibles en una compañía con tanto poso como Remedy. A pesar de ello, si tú te quedas con la historia y los matices más surrealistas de la trama, puedes llegar a enamorarte del juego. Si miras todo el paquete, quizá no tanto. No es el juego más sólido de la compañía, pero quizá sí sea el más arriesgado... Y eso siempre merece un aplauso interdimensional.

Valoración

Una aventura con algunos de los mejores elementos de Remedy, que tiene el potencial como para enamorar a jugones deseosos de lo paranormal, pero también arrastra defectos de bulto que pueden amedrentar a más de uno.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

De lejos, el sistema de combate y disparo. Su forma de arriesgar en la narrativa y lo audiovisual ofrece algunos momentos memorables.

Lo peor

El doblaje al castellano es realmente desafortunado. La exploración es innecesariamente confusa.

Y además