Disney Dreamlight Valley

Habitar los mundos Disney ya es posible con este simulador de vida de Gameloft que nos reúne con Mickey, La Sirenita o los protagonistas de Frozen.

No cabe duda de que Disney está sacando mucho partido a su "multiverso" de franquicias, también desde la perspectiva jugona. A un muy prometedor Disney Speedstorm se une este juego, que por fin se pone a la venta para todo el mundo (primero, en acceso anticipado).

Disney Dreamlight Valley mezcla algunas ideas de aquel mega proyecto que fue Disney Infinity con la concepción propia de Animal Crossing. A grandes rasgos, se nos propone un relajado simulador de vida en el que, de camino, vamos desvelando una misteriosa historia y conociendo a los personajes Disney.

Suscríbete a Disney+

Suscríbete a Disney+

Tus películas y series favoritas están en Disney+. Suscríbete por 8,99€/mes o ahorra 2 meses con la suscripción anual, en comparación con 12 meses a precio de suscripción mensual.

Comenzar suscripción

Todo comienza cuando nuestro avatar (que podemos personalizar bastante, dentro de unos "cánones Disney" y modificar más adelante) llega a un extraño y sombrío valle cubierto de espinas. Allí, el mago Merlín nos dice que poseemos algo de magia y que podemos ayudarle a hacer desaparecer esas espinas para que el valle vuelva a su antigua gloria y regresen sus habitantes.

A medida que vamos superando pequeñas tareas, comenzamos a conocer a personajes de todo el "lore" de Disney, desde clásicos como Mickey o el tío Gilito hasta protagonistas de películas como Wall-E o Enredados.

VIDEO

Disney Dreamlight Valley - Gameplay en profundidad

Al principio, nos podemos mover por una plaza central y un pequeño jardín, pero pronto podremos acceder a nuevos entornos como una playa, la savana de El Rey León o los bosques de Frozen. Todo está presidido por el icónico Castillo Disney, desde el que, a su vez, podemos acceder a más mini entornos basados en otras tantas pelis.

Para poder acceder a las nuevas zonas, por lo general, necesitaremos Dreamlight, algo así como una "moneda de cambio mágica" con la que quitar las zarzas que bloqueen el camino correspondiente.

Este Dreamlight se consigue a base de superar tareas de todo tipo, según se nos indique en el menú correspondiente: plantar un determinado número de verduras, pescar algo concreto, hablar con amigos... 

Es algo que llevará mucho tiempo, pero el objetivo del juego es que vayamos compaginando de vez en cuando esta rutina con el resto de desafíos. Los más importantes son las propias misiones, que se dividen en principales (las que hacen avanzar la historia y mejoran nuestras habilidades) y las secundarias, que nos dan items o dinero.

Disney Dreamlight Valley

Efectivamente, hay una historia detrás de todo el desarrollo (básicamente, el Olvido ha invadido Dreamlight Valley después de que su antiguo gobernador se fuera y ahora debemos restaurarlo todo y averiguar qué pasó), pero nosotros podemos ir al ritmo que queramos. Podemos incluso dedicarnos a llevar a cabo otras tareas, sin avanzar.

Las habilidades de nuestro avatar consisten en quitar pequeñas espinas con su magia, pescar, cavar, picar o regar las plantas, una vez encontremos las herramientas correspondientes.

A base de usar esas habilidades, vamos cumpliendo los encargos y misiones que nos encomienden los personajes. Por ejemplo, puede que Goofy nos pida que plantemos y recolectemos unas frutas en concreto.

Cumplir tareas como cavar o pescar gasta nuestra energía y, si estamos demasiado cansados, no podremos llevarlas a cabo (aunque es imposible morir, claro). Habrá que comer o descansar para recuperarnos.

También hará falta visitar lugares concretos o acceder a cocinas o bancos de trabajo para elaborar nuevas recetas u objetos. Y es que, como supondréis, parte de la gracia de Dreamlight Valley está en "coleccionar" esos objetos, comidas o amigos.

A veces, será por necesidades de una misión y otras, por el puro placer de descubrirlo todo. Lo mismo sucede con los minerales que encontremos, los peces que capturemos o las semillas que plantemos.

Disney Dreamlight Valley

La amistad es una de las facetas más interesantes. Cuando consigamos traer su casa al cumplir misiones clave, personajes como Mickey o Vaiana comenzarán a poblar Dreamlight Valley.

Nosotros podremos hablar con ellos, darles regalos o cumplir lo que nos pidan. Eso mejorará nuestro nivel de amistad con ellos, lo que nos dará dinero, nuevas prendas de ropa, objetos de decoración... Además, podemos pedirles que nos acompañen para ayudar en las tareas de pesca o recolección.

Todo suena muy idílico, pero lógicamente, necesitamos tiempo para conseguir todo esto... además de dinero. Como ya os comentamos en nuestra preview de Dreamlight Valley, el tío Gilito actuará aquí como el Tom Nook de Animal Crossing (pero no hay que pagarle la renta): él nos venderá toda clase de objetos, pero también nuevas tiendas o casas, que a su vez podremos restaurar con más dinero.

Nosotros mismos tenemos una casa que podemos ampliar y mejorar a base de invertir pasta, pero son objetivos caros, para los que deberéis acumular muuuucho dinero.

Disney Dreamlight Valley

Por suerte, Disney y la desarrolladora Gameloft no han caído (demasiado) en la tentación de los micropagos. Aquí no podemos usar dinero real para avanzar más rápido o para canjearlo por dinero virtual. La única forma en la que podremos usar ese dinero real será para comprar futuros objetos estéticos, así que el avance dependerá puramente de nosotros.

A eso se une que el juego es barato, pues cuesta unos 30 euros y, además, está gratuito desde el día del lanzamiento para los usuarios de Game Pass.

Aún así, hay que reconocer que a veces se les va la mano con los requisitos para comprar o con los de las propias misiones, en las que puede que nos pidan montones de flores o minerales diferentes, que solo aparecen en lugares concretos.

Eso hace que ciertas tareas se vuelvan algo tediosas y caigamos en ese "síndrome del recadero" tan propio de algunos juegos, en vez de sentirnos como héroes y protagonistas de una historia.

Encontrar algunos minerales es una cuestión de suerte y probar una y otra vez en las zonas "rocosas", así que no es una tarea muy apasionante, por ejemplo. Pero también hay algún desafío que puede consistir en dar un poco al coco para entender una receta de cocina. En cualquier caso, avanzar suele ser más una cuestión de constancia que de habilidad.

Dreamlight Valley está muy bien diseñado para que siempre recibamos "micro recompensas" que nos hagan querer más y más. Basta con cavar en cualquier terreno para encontrar una semilla o un par de monedas, por ejemplo. Y todo ello, rodeado de brillitos y estelas, que hacen que sientas MAGIA por haber encontrado un simple trozo de tierra.

Disney Dreamlight Valley

Además, a poco que seáis fans de Disney disfrutaréis con la opción de haceros selfies con los personajes, reconociendo los pequeños detalles (esos "fuegos artificiales" que aparecen si cocinamos cerca de Remi de Ratatuille, por ejemplo) o buscando documentos que revelen la historia detrás del juego.

El juego también tendrá festivales temporales, como uno de Pixar con el que podemos conseguir recompensas especiales, como un traje de Los Increíbles para ponernos.

Además, el apartado técnico está bastante cuidado. Los modelos 3D de los personajes son estupendos y muestran sus animaciones más características, desde el paso desgarbado de Goofy hasta los saltitos "ye-ye" de Merlín.

Los escenarios, aunque no son muy grandes, demuestran mucho detalle, tienen efectos meteorológicos dinámicos y cambian según la hora del día que sea en la realidad. Así, si jugáis al atardecer, también habrá tonos rojizos en el cielo de Dreamlight Valley.

Tanto los textos como las voces están en castellano y, de hecho, reconoceréis a varios de los actores oficiales de los personajes, aunque no están todos. Es verdad que repiten sus frases demasiado (os cansaréis de escuchar a Gilito decir "hasta lueguito"), pero son simpáticas.

Nos quedan, pues, dos preguntas. Por un lado, ¿es Dreamlight Valley, definitivamente, el Animal Crossing de Disney? Bueno, desde luego, se le parece mucho, aunque no tiene opciones de interacción con otros jugadores (toda la experiencia es para un solo jugador) ni tantos acontecimientos únicos.

Disney Dreamlight Valley

Sin embargo, está más cuidado en lo visual y, por supuesto, tiene el lore de Disney por descubrir, así que será irresistible para muchos.

Eso nos lleva a la segunda pregunta: ¿para qué público está pensado este juego? Para aquellos jugadores que quieran una experiencia tranquila y relajada, sin preocuparse por los tiempos o por el riesgo de morir durante la partida. 

Aquí la cosa va de explorar y descubrir, al ritmo que queramos, metiéndonos en tantos "fregaos" simultáneos como nos apetezca.

 Eso hará que resulte demasiado "soso" o intrascendente para algunos, pero si siempre habéis soñado con iros de pesca junto a Donald o con compartir la magia de Elsa en Frozen, con Dreamlight Valley podéis gozar durante las próximas semanas de vuestras vidas.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Si te van las experiencias tranquilas y orientadas al coleccionismo y exploración, esto será como un parque temático para ti. Eso sí, no esperes emociones fuertes, solo el placer de descubrir más y más.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La estupenda ambientación Disney. El sentirte constantemente recompensado por cumplir tareas de todo tipo. Es muy fácil de asimilar por cualquiera.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Algunas tareas son innecesariamente tediosas. Se echa en falta alguna forma de interactuar con otros jugadores.

Plataformas:

Nintendo Switch,

PC,

PS4,

PS5,

Xbox One,

Xbox Series X

Versión comentada: PC

Hobby

83

Muy bueno

Y además

Disney Dreamlight Valley

Disney Dreamlight Valley cartel

Plataformas:

Nintendo Switch, PC, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X