Ir al contenido principal
Review Fire Emblem Three Houses
Análisis

Análisis de Fire Emblem: Three Houses para Nintendo Switch

Versión comentada: Nintendo Switch

Fire Emblem: Three Houses para Nintendo Switch nos lleva al nuevo continente de Fódlan, donde nos convertimos en profesor de la Academia de Oficiales y nos enfrentamos a épicas batallas de rol táctico junto a nuestros alumnos.

Tras el spin-off de acción Fire Emblem Warriors, los usuarios de Switch tenían mucha hambre de una entrega de la saga principal, en la que degustar el mejor rol táctico. La espera ha llegado a su fin, y tenemos ante nosotros un serio candidato a juego del año para la consola de Nintendo.

Con los fenomenales Awakening, Fates y Echoes, la ilustre saga Fire Emblem creció mucho en 3DS, y multiplicó su audiencia a nivel internacional. Pero ahora toca dar otro gran paso adelante en Switch, con un enorme salto técnico pero sin perder la portabilidad de las citadas entregas, lo cual es una bendición para un juego de estas características (también podéis enchufar el juego a la TV y disfrutarlo así, claro, pero este juego se presta especialmente a la experiencia portátil).

Fire Emblem Three Houses aporta un sinfín de novedades a la saga, que expanden su profundidad jugable hasta niveles que no podíamos ni imaginar, pero manteniendo al mismo tiempo los elementos básicos con los que estamos familiarizados. Gran parte de la frescura del juego está muy relacionada con el escenario académico que presenta.

El continente de Fódlan

La aventura se desarrolla en un nuevo continente llamado Fódlan, sobre el cual se extienden tres grandes naciones: el Imperio de Adrestia, el Sacro Reino de Faerghus y la Alianza de Leicester. En el centro se encuentra el Monasterio de Garreg Mach, sede central de la Iglesia de Seiros, cuya influencia es muy poderosa en los tres países y ha logrado mantener la paz entre ellos tras siglos de guerras.

Es en dicho monasterio donde jóvenes estudiantes de todo Fódlan acuden para ser instruidos en la Academia de Oficiales: muchos de ellos proceden de familias nobles, y son las nuevas generaciones que construirán el futuro de sus respectivos países, por lo que las enseñanzas que reciben en la Academia resultan fundamentales para garantizar la prosperidad de Fódlan.

Fire Emblem: Three Houses - Nintendo Switch

Nuestro protagonista es Byleth, que puede ser hombre o mujer según nuestra elección, y a quien también podemos bautizar con otro nombre diferente si así lo deseamos. A diferencia de otras entregas de la saga, este protagonista no es personalizable, sino que tiene un diseño predefinido tanto en su versión masculina como en la femenina.

Fire Emblem: Three Houses - Nintendo Switch

Al comienzo del juego, Byleth vive como mercenario y salva las vidas de los jóvenes herederos de los tres países de Fódlan con la ayuda de una misteriosa chica llamada Sothis, que se comunica con él mentalmente. Tras este incidente, la Iglesia decide nombrar profesor a Byleth: de esta manera llegamos al inmenso monasterio, que podemos explorar libremente e incluye todo tipo de actividades. Una base de operaciones como el castillo de Fates, pero mil veces más grande y con mil cosas más para hacer; una exploración libre en entornos 3D como las mazmorras de Echoes, pero con un nivel de detalle infinitamente mayor.

Análisis de Fire Emblem Warriors

En el monasterio podemos invitar a comer y a beber té a nuestros alumnos y compañeros; cocinar nuestros propios alimentos para aumentar los parámetros de nuestros personajes en las siguientes batallas; resolver todo tipo de misiones secundarias; pescar en un estanque; encontrar objetos perdidos de los chavales, a los que llegamos a conocer tan bien que identificamos a quién pertenece cada cosa; plantar semillas en el invernadero para que crezcan valiosos ítems; cantar en el coro junto a otros personajes; y mucho, mucho más.

Fire Emblem: Three Houses - Nintendo Switch

Estas actividades nos ayudan a estrechar vínculos con todos ellos, un poco al estilo de los juegos de Persona, y también nos hacen aumentar nuestro nivel como docente y abrir cada vez más el abanico de cosas que podemos hacer. Cuanto mayor es nuestro nivel de docente, más puntos de actividad tenemos a nuestra disposición, y más actividades podemos llevar a cabo cada vez que exploramos el monasterio.

El monasterio también incluye un lugar a través del cual podemos escanear nuestras figuras amiibo, y así obtener un puñado de ítems “por la cara”. Si son amiibo de la saga Fire Emblem, la recompensa es mayor.

Las tres casas

La Academia incluye las Águilas Negras (Adrestia), los Leones Azules (Faerghus) y los Ciervos Dorados (Leicester). Dependiendo de en qué casa decidamos impartir nuestras lecciones, la aventura cambia mucho en situaciones, diálogos y personajes disponibles. Pero en todos los casos debemos tutelar a nuestros alumnos para fortalecer sus talentos que más nos interese desarrollar, y presentarlos a exámenes de aptitud para que accedan a nuevas clases (jinete, mercenario, arquero, mago y un larguísimo etcétera). El clásico triángulo de poder entre armas de la saga no existe en esta entrega, y las clases tienen más importancia que nunca porque las habilidades y técnicas que conceden resultan determinantes en combate.

Fire Emblem: Three Houses - Nintendo Switch

A partir de cierto punto, podemos incluso llegar a convencer a estudiantes de otras casas de que se unan a nuestra aula, y contar así con ellos también como personajes jugables en las batallas. Cuanto más interactúen profesores, alumnos y otros personajes, tanto en las actividades del monasterio como en las propias batallas, más conversaciones privadas desbloquearemos entre ellos, y más aumentará el nivel de apoyo para que sean más efectivos cuando están cerca durante el combate. Además, Byleth puede llegar a entablar relaciones amorosas con otros personajes, incluyendo algunos del mismo sexo.

El juego incluye un sistema de calendario: la aventura avanza día tras día, y al final de cada mes tenemos que enfrentarnos a una gran misión en forma de batalla. Los lunes empezamos la semana lectiva, y tenemos tutorías con nuestros alumnos en las que podemos reforzar sus competencias que más nos interesen (manejo de ciertas armas, dominio de la magia, habilidad para montar a caballo, etc.). Estas tutorías se pueden llevar a cabo de forma automática para ahorrar tiempo, pero la gracia está en hacerlo nosotros mismos. Y es que, dependiendo de cómo moldeemos a nuestros alumnos, podrán acceder a distintas clases, ya que los exámenes de aptitud requieren el dominio de competencias concretas.

Análisis de Fire Emblem Shadows of Valentia

Es durante los domingos, que son el día libre de la semana, cuando tenemos la opción de explorar libremente el monasterio, y hay que hacerlo como mínimo una vez cada mes del calendario, porque con cada cambio de mes podemos hablar con los personajes para que nos digan cosas nuevas (por lo general, relacionadas con la misión en curso) y nos ofrezcan nuevas peticiones opcionales.

Fire Emblem: Three Houses - Nintendo Switch

Algunas de estas tareas secundarias consisten en disputar batallas que son totalmente opcionales, pero que resultan muy útiles para ganar experiencia adicional y obtener oro e ítems. Estos combates voluntarios han de librarse en un domingo distinto, por lo que es muy importante elegir cada semana cómo utilizar este día; otra opción es asistir a un seminario para seguir aumentando las competencias de nuestros personajes, o simplemente descansar (esto último otorga también ciertos beneficios que se os irán revelando a lo largo de la aventura).

Por cierto, es posible que ya sepáis que a mitad de aventura hay un salto temporal. Creemos que lo mejor es que descubráis por vosotros mismos qué cosas cambian a partir de ese punto del juego, así que no entraremos en detalles sobre ello.

Fire Emblem: Three Houses - Nintendo Switch

Las mejores batallas de rol táctico

En cualquier caso, es necesario mimar mucho a nuestros queridos estudiantes y prepararlos a conciencia, pues como os decíamos hay que llevarlos a la batalla en multitud de misiones que van surgiendo a lo largo de la aventura. Y es que, por mucha exploración y actividades académicas que tengamos, los combates estratégicos por turnos siguen siendo por supuesto el corazón del juego.

Las primeras misiones principales son encargos de la Iglesia de Seiros, que consisten por ejemplo en acabar con unos bandidos que están dando problemas o ayudar a sofocar la rebelión de un noble rebelde. Pero a medida que avanza la trama, hay que enfrentarse a misiones más “serias”, de las cuales es mejor no revelaros detalles en este texto.

Fire Emblem: Three Houses - Nintendo Switch

Al igual que en anteriores entregas, bosques, aldeas y castillos son algunos de los escenarios en los que se desarrollan las batallas, que siguen los patrones habituales de la saga: combates por turnos, en los que movemos a nuestros personajes a través de casillas para acercarnos a los enemigos y atacarlos. En estas batallas, nuestra relación con los chicos y lo bien que les hayamos enseñado resulta fundamental para que sus golpes sean más certeros.

Hay novedades como el uso de batallones, que permite a los personajes comandar tropas. Los batallones se consiguen contratándolos y también como premio en batallas opcionales, y se puede asignar uno a cada unidad. De esta manera, los personajes tienen la capacidad de utilizar tácticas especiales en combate que suelen ser muy útiles, y que pueden ser tanto de apoyo a los compañeros como de ataque a los enemigos, a los que podemos infligir así diversos efectos secundarios, como por ejemplo la incapacidad para moverse en el siguiente turno.

Fire Emblem: Three Houses - Nintendo Switch

Los batallones aportan frescura a los combates, aumentan las posibilidades estratégicas y ayudan a transmitir mejor la sensación de una batalla multitudinaria real: cada personaje principal es el comandante de una gran tropa formada por soldados o mercenarios, a los que vemos actuar en número en las animaciones de las escaramuzas.

El poder hereditario de los emblemas

También destaca la inclusión de los emblemas, poderes especiales hereditarios con los que cuentan algunos de los personajes, y cuyo concepto recuerda a lo que hemos visto en algunas entregas anteriores. Los emblemas son importantes en las batallas, porque a veces activan aleatoriamente ciertos poderes (un segundo golpe, recuperar puntos de vida, etc.), y lo son aún más en el plano argumental: nacer con un emblema es motivo de orgullo para las casas nobles, pero no todos heredan este poder, y hay quienes acaban incluso despojados de sus derechos nobiliarios por no haber tenido esa suerte. Al principio de la aventura descubrimos que Byleth cuenta con un misterioso y poderoso emblema, cuyos detalles se van revelando poco a poco.

Otra de las novedades la tenemos en una nueva arma, los guanteletes, que permiten asestar potentes golpes dobles con los puños. Algunas de las nuevas clases, como matón y púgil, están basadas en el dominio de esta nueva herramienta de combate.

También hay que hacer frente en algunas batallas a unos nuevos y peligrosos monstruos, bestias terroríficas que ocupan cuatro casillas en el mapa y que cuentan con más de una barra de salud. Para eliminarlos, es necesario plantear nuestras estrategias con cuidado.

Fire Emblem: Three Houses - Nintendo Switch

Por otra parte, vuelve la posibilidad de retroceder en el tiempo durante la batalla para deshacer errores que hayamos cometido, un sistema que introdujo Echoes y que en Three Houses toma el nombre de Pulso Divino. Es un concepto que resulta muy cómodo y acertado: quienes busquen un desafío más exigente no tienen por qué utilizar esta opción, y para los demás es algo que puede venir muy a mano en ciertos momentos.

Y hablando de dificultad, hay varias opciones ya habituales, que pronto incluirán la dificultad Lunático mediante una actualización gratuita (sólo apta para los más valientes y experimentados). Además, es posible elegir entre si los personajes caídos en combate mueren de forma permanente (una de las señas de identidad tradicionales de la saga), o si sólo se retiran y regresan para la siguiente batalla.

Los 20 mejores juegos de Nintendo Switch

En cuanto a las opciones online, se echan en falta los combates en línea de entregas como Fates y Shadow Dragon. Es cierto que el concepto multijugador nunca llegó a brillar del todo en los juegos de Fire Emblem, pero dándole una vuelta de tuerca podría ser un modo muy valioso. Lo que sí hay son otras opciones online, que no suponen nada especialmente memorable pero enriquecen un poco la experiencia de juego: visitas de personajes de otros jugadores a nuestro monasterio, bonificaciones en casillas de batalla en las que otros jugadores han caído o han derrotado a enemigos, y tablas de clasificaciones.

Apartados gráfico y sonoro

Lógicamente, el salto gráfico respecto a las entregas de 3DS es más que palpable. Aunque muchos de los escenarios de batalla son un tanto sencillos, están construidos en un 3D muy convincente, y la gran flexibilidad para mover la cámara ayuda mucho para evitar confusiones cuando hay muchas unidades juntas. Además, las animaciones de las escaramuzas, en las que vemos a nuestros personajes intercambiar golpes con los enemigos, son más espectaculares que nunca.

En cuanto al monasterio explorable, visualmente impresiona menos que otros juegos de Switch como Zelda: Breath of the Wild y Super Mario Odyssey, pero está lleno de detalles, y la arquitectura de los edificios está diseñada con mucho acierto. Donde más brillan los gráficos de Three Houses es en el diseño de personajes, crucial para dotar a los numerosos personajes del gran carisma que atesoran, y en las magníficas escenas anime, que en esta entrega son muy abundantes.

Fire Emblem: Three Houses - Nintendo Switch

La banda sonora también está a un gran nivel, con multitud de melodías épicas que se adaptan muy bien al juego. Además, siguiendo el precedente de Echoes volvemos a tener un doblaje completo, con todos los diálogos principales perfectamente acompañados de sus voces correspondientes. Por si fuera poco, en esta ocasión podemos seleccionarlas no sólo en inglés sino también en japonés, todo un punto a favor para los más puristas que quieren experimentar la esencia original con la que ha sido creada la obra (los textos, por supuesto, están en castellano).

Conclusiones

La saga Fire Emblem da un paso adelante muy importante con este título, comparable a lo que en su día supuso Awakening. Las unidades, que en su mayoría son estudiantes de la Academia, son más personalizables que nunca; la exploración del monasterio es muy placentera y da para mucho, con montones de actividades disponibles; las batallas han sido aún más refinadas para ofrecer la mejor experiencia de rol táctico; y la historia está a un grandísimo nivel, con multitud de personajes inolvidables, distintas rutas argumentales y giros alucinantes e ingeniosos a lo largo de la aventura.

Además, es tremendamente largo, con alrededor de 80 horas por partida (que pueden ser menos o pueden ser muchas más, dependiendo de nuestro estilo de juego y las batallas opcionales que libremos), y además la aventura se desarrolla de forma muy diferente según qué casa escojamos como profesor y qué otras decisiones tomemos a lo largo del juego, por lo que es muy rejugable y cada partida puede ser muy distinta.

Eso sí, hay que tener en cuenta que es un juego muy lento, aún más que anteriores entregas, y quienes estén acostumbrados a jugar a un ritmo más rápido quizás no aprecien las cualidades de Three Houses. Una de las cosas que más puede cansar a algunos jugadores es tener que explorar los mismos escenarios del monasterio mes tras mes del calendario.

Pero en definitiva, es un título extraordinario y profundísimo, uno de los mejores del catálogo de Nintendo Switch, y probablemente el mejor juego de rol táctico de los últimos años. Si os gustan los juegos de ritmo pausado, con batallas largas pero épicas, y ahora también con importantes elementos de exploración y docencia académica, lo vais a gozar con Fire Emblem: Three Houses.

Valoración

La temática académica le sienta muy bien a Fire Emblem. Desarrollando el potencial de nuestros carismáticos alumnos nos sentimos como auténticos profesores, y luchar con todos estos personajes en batallas tan épicas y profundas, tras moldearlos en el aula, es una auténtica gozada.

Hobby

95

Excelente

Lo mejor

Muy largo, de jugabilidad exquisita, con personajes inolvidables y una gran historia. Completo doblaje con voces tanto en inglés como en japonés.

Lo peor

No tiene batallas online, aunque sí otras características en línea como tablas de clasificaciones y visitas de personajes de otros jugadores.

Y además