Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokyo 2020
Análisis

Análisis Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokyo 2020 para Switch - ¿Oro, plata o bronce en diversión?

Por Alberto Lloret

Versión comentada: Nintendo Switch

Hace unas semanas tuvimos un primer contacto con Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokyo 2020, el sexto juego de esta serie de crossovers deportivos que reúne a una veintena de, en otra época, personajes rivales de Nintendo y Sega, que nos dejó un grato sabor de boca gracias a la originalidad de su modo historia y la enorme variedad de pruebas.

Pero, como vamos a ver en este análisis de Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokyo 2020 para Nintendo Switch, tras haber probado a fondo todas sus características, lo cierto es que el título desarrollado por Sega nos ha dejado unas sensaciones encontradas, con aspectos que nos han gustado mucho, y otros que no tanto, como vamos a ver a continuación...

Esta microSD de 128GB es la más barata de Amazon y es perfecta para tu Switch

Como ya dijimos entonces, el modo historia de Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokyo 2020 es una de las principales novedades de esta entrega, y arranca con una premisa más que interesante. Mario y Sonic, junto a Dr Eggman y Bowser quedan atrapados en una vieja consola por culpa de estos dos últimos, quienes estaban tendiendo una trampa a los héroes de Nintendo y Sega.

El juego en el que quedan encerrados es Tokyo 64, un homenaje a las olimpiadas de aquel año (las primeras celebradas en un país asiático, y a la vez un guiño a Nintendo 64), y como descubrirán pronto, tendrán que ganar medallas dentro del juego para poder escapar. Paralelamente, fuera de la máquina, Luigi, Toadette, Tails, Vector y otros muchos personajes de los juegos de Mario y Sonic, intentarán encontrar la forma de ayudarles "dede fuera".

review Sonic & Mario en los juegos olimpicos tokyo 2020

De este modo, la historia va alternando las "dos realidades", la de dentro de la consola y la de fuera, alternando momentos con gráficos pixelados y con otros completamente 3D, en ambos casos repletos de diálogos, eventos deportivos y minijuegos a ambos lados de la consola. Un planteamiento que, sobre el papel, resulta atractivo pero que, como vamos a ver, pasadas las primeras horas, no consigue mantener el nivel.

Primero, porque la historia de Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokyo 2020 tiene un planteamiento infantil a más no poder, algo que se nota en los diálogos, y en la repetición de situaciones (perseguir a un personaje que se ha ido con la consola, conseguir pases para acceder a recintos donde se celebran los eventos...). Infantil, porque los diálogos son bastante tontainas, y siempre queda la sensación de que está escrita por y para niños, algo más evidente cuanto más se avanza en su trama y por las situaciones que plantea (según el juego, cualquiera puede competir en los eventos olímpicos "si le apetece).

review Sonic & Mario en los juegos olimpicos tokyo 2020

Tampoco ayuda la extensión de algunos diálogos, ni su forma de representarlos: en la parte 3D, siluetas a ambos lados que gesticulan y emitan palabras sueltas, como "hola", a menudo sin venir a cuento. Incluso los escenarios que podemos recorrer, a los que accedemos desde un mapa de Tokio, resultan vacíos y con poco que hacer más allá de hablar con un puñado de personajes como Chaos y Toads e interactuar con objetos que nos cuentan la historia de los juegos de Sega y Nintendo, o nos dan datos sobre las olimpiadas y la capital japonesa (más de 200 datos en total). Es un ejemplo de oportunidad perdida, ya que se podía haber planteado como un juego de "cultura general" dentro del juego y que hubiera servido, por ejemplo, para desbloquear extras.

Los 20 mejores juegos de Nintendo Switch (hasta septiembre de 2019)

La historia, tanto en el lado retro, como en la parte 3D, no deja de ser una mera excusa para ir llevándonos de la mano por los distintos eventos, desde los clásicos de toda la vida, como los 100 metros lisos o el salto de vallas, a los eventos nuevos de las próximas olimpidas como el skate, la escalada o el kárate. En la mayoría de los casos, tendremos un rival, al que tendremos que derrotar para poder seguir avanzando.

El toque de variedad lo dan 10 pruebas locas que podemos desbloquear a lo largo de la historia, y que podemos rejugar desde el menú principal cuantas veces queramos (así como consultar algunas estadísticas). En el avance os adelantamos que Sonic debía ganar al tren bala, pero hay más, como perseguir a Bowser en lancha, encontrar unas llaves, ascender por la torre de Tokyo, un pseudo beat'em up contra Shy Guys... y no contamos más por no desvelar todas las sorpresas.

El problema, es que, al final, es un modo relativamente corto y salvo que te empecines en pasar alguna prueba que se te atasque (no son muy difíciles, y podemos saltarlas si se nos atraviesan), puedes completarlo en unas 6-7 horas aproximadamente. Pero lo peor es que, una vez superado, no hay excesivos alicientes para volver a él, ya que desbloquearás prácticamente todo a la primera (aparte de los 10 minijuegos, 12 personajes/apariencias especiales para algunas pruebas).

review Sonic & Mario en los juegos olimpicos tokyo 2020

Sí, hay desafíos, como ya hemos visto en otros juegos como Luigi's Mansion 3, pero no podrás comprobar qué hay que hacer para desbloquearlos (no se pueden consultar los requisitos), y no podrás saber si te queda alguno en el modo historia o están ligados a las pruebas.

Al margen del modo historia, Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokyo 2020 ofrece otros tres modos: Partida rápida, Partida local (cada uno con su consola) y Juego en línea (que requiere Nintendo Switch Online). Partida rápida nos permite participar en cualquiera de los 34 eventos deportivos que incluye el juego, ya sea con la apariencia 3D (21 pruebas), 10 con estilo 2D y 3 de las llamadas "Fantasía", que si tienen que ver algo con un deporte olímpico es de refilón.

review Sonic & Mario en los juegos olimpicos tokyo 2020

Entre las pruebas hay prácticamente de todo, desde deportes en equipo como el fútbol o el voley a boxeo, kárate, escalada, esgrima, equitación, natación, surf, piragüismo, tenis de mesa, bádminton, skate, triple salto, relevos 4 x 100 m, maratón... Una gran parte de las pruebas ofrece tres modos de control: bien usando los controles físicos de los dos Joy-Con, usando los de uno o el control por movimiento.

Análisis de Mario & Sonic en los juegos olímpicos de Rio 2016

Hay pruebas que no permiten este último, otras que no se pueden jugar con un único Joy-Con, pero esta libertad de elección nos permite jugar desde al estilo de los clásicos de las olimpiadas de Konami (como Hyper Sports) o como algo más casual y reciente, en la línea de Wii Sports. No está de más decir que no todas las pruebas resultan igual de divertidas o acertadas, ni el control es igual de divertido, pero hay un poco de todo. En general todas son breves y pueden durar entre 30 y 90 segundos de media. 

El problema es que, jugando solo, las pruebas saben a poco, son muy breves y tampoco hay una variedad enorme. En términos de contenido, es una de las entregas más escuetas, y tras concluir la historia poco hay para hacer. Hay pocas pruebas fantasía (un juego de tiros con controles por movimiento, una variante del karate en la que debemos de dominar con nuestro color el mayor núnero de baldosas...), ni se desbloquea nada adicional que prolongue un poco más su vida.

Es, por decirlo claramente, Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokyo 2020 ofrece otros tres modos es un juego muy orientado al multijugador: si estas navidades vas a tener familia en casa, es el típico juego que puedes sacar y gracias a los controles de movimiento hasta el más viejo del lugar puede echarse una partida y unas risas. Es, por decirlo de alguna manera, el 1-2 Switch de estas navidades.

review Sonic & Mario en los juegos olimpicos tokyo 2020

Así pues, sabiendo a lo que se viene, que es un juego con sus limitaciones (se podían haber incluido más pruebas) y que está muy orientado al multijugador, nuestra opinión sobre Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokyo 2020 es clara: es un título con el que los piques y las risas están garantizados. Es una pena que se quede corto en modos y en el modo historia (y cuya trama fuera algo variada y mejor hilada), porque en lo demás, como los gráficos -que cumplen de sobra-, el sonido (con melodías de marcado carácter nipón, un brillante narrador para los eventos retro...), detalles como poder activar uno de los mejores filtros de "tele antigua" o la jugabilidad de algunas pruebas (el karate es más profundo de lo que parece), sí está a la altura.

No obstante, quizá Sega debería tomar nota y pensar, de cara a futuros eventos y juegos, que donde realmente alcanza la excelencia es en la parte retro. Tokyo 64 y sus minijuegos son, al menos para nosotros, donde realmente brilla el juego y consigue divertir, tanto en lo jugable como en su historia...

Valoración

Como experiencia multijugador, Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokyo 2020 puede considerarse el 1-2 Switch de estas navidades, un juego divertido para disfrutar en grupo, si bien es cierto que alguna prueba más no le vendría mal y el modo historia resulta breve, monótono e infantil. Si lo quieres para jugar solo, hay mejores opciones.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

La parte retro del juego (pruebas y modo historia). Algunos eventos son muy profundos y técnicos. El multijugador. Distintos modos de control.

Lo peor

Modo historia breve, y con situaciones repetitivas. Si vas a jugar solo, no hay demasiado contenido. Algunas pruebas no exprimen su potencial.

Y además