Ir al contenido principal
Medal of Honor Above and Beyond review
Análisis

Análisis Medal of Honor Above and Beyond para PC: nunca habías vivido la II Guerra Mundial así

Versión comentada: PC

La pionera de los shooters de la II Guerra Mundial, Medal of Honor, se embarca en la difícil misión de transportarnos al conflicto como nunca antes, gracias a la realidad virtual. Escapar de un búnker atestado de soldados nazis, colarnos en una fortaleza alemana, asaltar Omaha Beach tras bajar de un bote Higgins o saltar de un bombardero son algunas de las situaciones que, nunca jamás, volveremos a sentirlas de la misma manera.

A principios de semana os adelantamos las primeras impresiones de Medal of Honor Above and Beyond, la primera incursión de la longeva saga tras las líneas de la realidad virtual, a manos de Respawn Entertainment. Ahora, con el juego ya reventado, tenemos mucho más claro cuáles son sus aciertos y errores, y es algo que os vamos a contar aquí. Por eso, si te preguntas si merece la pena Medal of Honor Above and Beyond, es una de las muchas cosas que vamos a responder aquí...

Eso sí, en nuestro análisis de Medal of Honor Above and Beyond para PC sólo vamos a hablaros abiertamente de las tres primeras misiones de la campaña, la mitad del juego aproximadamente, para evitar destripes, spoilers o que chafemos algunas sorpresas. Con eso, se entenderá muy bien que es lo que persigue el juego, y las sensaciones que deja. ¿Listos para enrolaros en la OSS?

Como adelantamos hace unos días, en Medal of Honor Above and Beyond encarnamos a un recién llegado a la Oficina de Servicios Estratégicos, una célula diseñada para debilitar el esfuerzo bélico alemán con misiones de sabotaje e infiltración. La historia que nos cuenta es original, aunque algunos momentos ya los hemos vivido (el eterno desembarco de Normandía y otros eventos relacionados con aviones, submarinos...) y nos acompañan viejos conocidos, aunque en otro contexto. Es, a todas luces, un juego nuevo.

Medal of Honor Above and Beyond, que a su vez se dividen, en total, en algo más de 50 escenas. Fácilmente puede dejar algo más de 10-12 horas de juego (y eso sin contar con la búsqueda de los coleccionables, como discos de música o manuales para decodificar mensajes alemanes). Es un juego que deja la sensación de ser bastante largo, con bastante para ver y hacer.

opinión Medal of Honor Above and Beyond

Estas seis misiones intentan evocar muchos de los hitos de la serie, y de los shooters de la segunda guerra mundial: emboscadas, uso de explosivos, sabotajes, usar la artillería de un bombardero (desde las posiciones fijas a avistar los blancos a bombardear) o un tanque... lo único, que las sensaciones son muy, muy distintas a todo lo que hayas visto antes.

Algo tan "simple" en los juegos originales como internarte disfrazado de soldado en una fortaleza nazi, con sus grandes salas de reuniones plagadas de imaginería alemana, o un hotel ocupado... todo aquí es más "intenso". Sirva como ejemplo adentrarnos en un búnker, con su característica luz, con sus paredes de granito, ventanucas por donde asomar un arma y disparar, salas de radio y control...

Todo está ahí al alcance de la mano, con decenas de objetos con los que interactuar (muchas veces "porque sí", sin objetivo ninguno), creando una impresionante atmósfera de juego, que una vez "vivida" hace complicado volver a un juego de este tipo en pantalla plana. Al principio del juego detonarás las vías al paso de un tren, y ver cómo te sobrevuelan los vagones es simplemente espectacular.

Eso se debe en parte a que Respawn ha planteado Medal of Honor Above and Beyond como un juego de realidad virtual AAA (o triple A), y eso se nota en muchos aspectos, sobre todo en materia gráfica. Los modelos de los personajes son super detallados, como las armas, los vehículos, los objetos que podemos coger del entorno... toda la parcela visual está a un altísimo nivel.

Medal of Honor Above and Beyond PC

Además, las opciones para ajustar la experiencia de juego a nuestro gusto son simplemente enormes. Empezando por el tutorial, en el que un doctor nos pide que respondamos a 9 preguntas para elegir cosas como elegir la mano dominante, el tipo de giro, el efecto "túnel" al correr para reducir el motion sickness o incluso eliminar por completo las escenas más movidas... todo, para que la experiencia sea óptima. Además todas las misiones tienen una opción "Intendente" antes de entrar en harina, para practicar todo lo que queramos con las armas, conocer más sobre los aliados y enemigos que vamos a ver, los vehículos.

Por poder, podemos incluso practicar situaciones con fuego real antes de embarcarnos en la misión, merodear por el despacho de la OSS para escribir a máquina, pintar en una pizarra de manera muy lograda (hasta usar el borrador), ver maquetas de infinidad de vehículos... o acceder al museo que os comentamos en nuestras impresiones.

Eso sí, pese a que todo esto funciona muy bien, hay un puñado de cosas que no están al mismo nivel en Medal of Honor Above and Beyond. Como nos explicó el responsable del proyecto hace unos días, el juego ha sido diseñado para que podamos parar para descansar cuando queramos. ¿Qué quiere decir esto? Pues como hemos adelantado, que cada misión está fraccionada en pequeños fragmentos de 5 a 15 o más minutos.  Eso ya anticipa que, a diferencia de los anteriores juegos, cada una de estas escenas es un pequeño retazo, a veces, algo inconexo.

Medal of Honor Above and Beyond review

Así, la primera escena de cada misión suele ser una escena interactiva, en la que somos testigos de un diálogo con otros aliados, alrededor de una mesa de planificación o en otro contexto. Al concluir, pantalla de victoria (sin haber hecho nada), y tiempo de carga (con un SSD y un equipo potente como en el que hemos jugado, con una RTX 3080, procesador i9, 32 GB de RAM... lo cierto es que los tiempos de carga son muy breves). Ah, y hemos jugado con un Oculus Quest 2 conectado al PC a través de Oculus Link.

El problema es que la siguiente escena puede, de nuevo, ser "pasiva" o con poca acción... como ir a un punto, recoger un objeto y volver. Otro tiempo de carga. Escena de acción de 7 minutos. Otro tiempo de carga. Al final, da la sensación de que algunas misiones de Medal of Honor Above and Beyond son pequeños retazos deslabazados, que pierden un poco la continuidad que tenían las misiones de anteriores MoH. Entendemos el razonamiento que hay detrás, para poder salir del visor cada poco tiempo, pero no hubiera estado de más ofrecer la opción de "partir el juego" según el tipo de jugador. Alguien que conozca la serie, va a sentir que hay como "lagunas" al pasar de una escena a otra y demasiados cortes entre medias.

análisis Medal of Honor Above and Beyond

Medal of Honor Above and Beyond se apoya mucho en los tiroteos, que no son especialmente fáciles ni en modo de dificultad normal. Hay que parapetarse, curarse con jeringas, recargar las armas de manera manual (con la escopeta, por ejemplo, hay que hacer el clásico gesto de recarga) o incluso quitar las anillas a las granadas, bien con la otra mano, o con la boca si la tenemos ocupada. Tiene detalles muy chulos, que recrean las armas originales de manera muy fiel, a la hora de cargarlas, de amartillarlas para disparar o incluso con las pesadas, para plantarlas en el suelo o suministrarlas munición.

El problema es que, aunque podemos usar las miras e indicadores de las armas para abatir a los enemigos lejanos, no siempre funciona como debe. Puedes tener al enemigo enfilado entre los dos indicadores de un arma (la mira delantera y la guía trasera), y errar el tiro sin saber muy bien por qué. Lo mismo sucede , por ejemplo, al jugar sentado e intentar coger un cargador de la cintura, que no siempre lo coge a la primera... y acabamos muertos por este tipo de fallos. ¿Estropean la experiencia? Para nada, pero afean ligeramente la sensación final que, como decimos, es bastante buena.

Tampoco ayuda que el juego llegue completamente en inglés subtitulado al castellano (la sobreimpresión de los subtítulos rompe un poco la inmersión), o que algunas escenas, como el desembarco de Normandía, que transcurre en un escenario muchísimo más grande que el del original, deje la sensación de estar desaprovechado, vacío, y con pocos momentos memorables. Sí, vemos cómo abaten algún soldado a nuestro paso, debemos colocar explosivos y armarlos, una gran detonación nos tumba... pero pensamos que era más espectacular en Medal of Honor Allied Assault de PC, por poner un ejemplo.

Otras escenas, por contra, pecan de desarrollarse en entornos muy pequeños y limitados... aunque a medida que va avanzando la campaña, esa sensación se va mitigando. Pero al principio, son zonas canijas, que tampoco dejan mucho lugar a demasiada exploración, por no decir nula.

opinión Medal of Honor Above and Beyond

Con la IA enemiga pasa un poco lo mismo: los enemigos se clasifican según su hostilidad, y podemos activar una opción para ver su nivel con estrellas sobre su cabeza. Da igual que tengan una o tres: en ocasiones los soldados de Medal of Honor Above and Beyond pecan de ser muy letales incluso con el rango más bajo de una estrella, con una puntería que te destroza desde Toledo; en otras ocasiones, parecen detenerse un segundo para que te de tiempo a freírlos a placer, otras veces, si intentas despistarlos, te siguen en manada de manera poco inteligente... hay un poco de todo, en ambos extremos.

Tampoco me ha entusiasmado el tono general de los diálogos y las relaciones entre personajes de Medal of Honor Above and Beyond. Sí hay momentos más serios y duros, pero en general, el juego mantiene un tono ligero y desenfadado, que no casa demasiado con la crudeza de la guerra. Sí, es un producto de entretenimiento, y debe divertir... pero no recuerdo unos guiones así en anteriores entregas, ni unos personajes tan estereotipados, que en ocasiones caen en el absurdo. Y más cuando la Galería ofrece justamente el enfoque opuesto... pero de eso hablaremos más adelante.

Así, a modo de resumen, la campaña de Medal of Honor Above and Beyond tiene ideas muy buenas, momentos muy intensos, una parcela audiovisual más que buena... pero no siempre están bien ejecutados, y dejan la sensación de ser pequeños fragmentos jugables. No todas las escenas funcionan igual de bien, pero como hemos dicho antes, una vez pruebes algunas de sus situaciones estrella, será complicado volver atrás y jugarlas en una pantalla plana. Lástima que no todo el juego sea así, porque entonces estaríamos hablando de una joya.

La segunda pata del juego, el multijugador, también tiene sus luces y sombras. Muchas de las mecánicas de la campaña, como todo lo relacionado con el uso del armamento, sigue aquí funcionando igual, y deja unos duelos rápidos y muy divertidos, y con opciones bastante interesantes, como poder combatir contra bots. Puede parecer una tontería, pero si no quieres jugar con nadie, o sólo con un amigo y rivales menos "listos", está ahí.

Medal of Honor Above and Beyond review

El problema es que no ofrece muchos modos de juego (los 5 que os contamos en nuestro avance), ni unas opciones enormes: por ejemplo, no hay una progresión, todo lo desbloqueamos jugando la campaña (skins, etc.).. Los 10 mapas que ofrece son variados y, quizá, son de lo mejorcito del juego. Funcionan muy bien, y se inspiran en algunos momentos de la campaña.

También tiene limitaciones a la hora de jugar con amigos: el juego está disponible en Oculus y Steam, pero si jugamos en una plataforma, no podemos invitar a amigos que tengan el juego en la otra. A día de hoy, con la última actualización que ha llegado hoy 11 de diciembre, esto sigue sin ser posible, y nos tememos que seguirá siendo así.

La sensación que deja el modo multijugador de Medal of Honor Above and Beyond es que, a día de hoy, tiene poco contenido, y sin un sistema de progresión, puede acabar por hacer que se pierda el interés rápido. Es digno de aplauso esta vuelta a los orígenes, porque además es divertido y funciona bien (aun con los problemas de apuntado de los que hablábamos antes), pero podía dar más de sí.

También incluye un modo supervivencia ajeno al resto de modos, ideal para saltar directamente a la acción sin una historia de fondo. Hubiera ayudado, eso sí, que también hubiera ofrecido algún tipo de modo cooperativo, para hacer frente a las oleadas con la ayuda de un amigo.

Hemos dejado para el final la Galería, pera mi gusto, uno de los mejores aspectos de Medal of Honor Above and Beyond. La cantidad de material audiovisual, entrevistas son supervivientes, tomas 3D que nos permiten visitar lugares como los nidos de ametralladoras de Normandia o las fábricas de los botes Higgins, o metraje original de la guerra, no tiene precio. Los testimonios, desgarradores. Ver a los supervivientes volver a los lugares donde tuvieron alguna vivencia, como tumbar las puertas de un campo de concentración, es algo que probablemente hará que se te salten las lágrimas.

Pero claro, tiene que atraerte mínimamente la historia de la II Guerra Mundial, y lo que tienen que contar quienes vieron con sus propios ojos una de las mayores barbaridades que ha perpetrado el hombre en el siglo XX. En mi caso particular, reconozco que es un área que me gusta, y con la parte histórica y divulgativa, EA se lo ha currado como nunca. Eso sí, el interfaz, y los menús, son cutres hasta la nausea.

Medal of Honor Above and Beyond galería

Así, la Galería, cierra un juego con altibajos. Al igual que muchas gestas de la IIGM mostraron lo mejor y lo peor del ser humano, Medal of Honor Above and Beyond es capaz de transportarnos por arte de magia a algunos épicos e intensos momentos de la guerra... mientras que otros muestran su peor cara, bien por fallos, bien por IA, bien porque la historia parece no estar del todo cohesionada, o simplemente por su humor tontorrón.

No sabemos si con actualizaciones mejorarán todo lo que tiene margen de mejorar (van a una actualización cada dos días), ni terminamos de entender el por qué de unos requisitos mínimos tan elevados (¿quizá por una cuestión de mala optimización?) pero si eres un fan de la II Guerra Mundial, tienes muchas papeletas para que su propuesta te guste.

Algunos momentos, simplemente, harán que volver a jugar a un shooter de la IIGM fuera de un visor sea un paso atrás, mientras que la Galería apunta a ser el homenaje definitivo a los cada vez más mayores supervivientes, una manera de perpetuar sus vivencias. Por todo, Medal of Honor Above and Beyond no es la experiencia bélica definitiva, pero tampoco un desastre. Si sabes a lo que vienes, y lo que te espera, lo disfrutarás... aún con las oportunidades desaprovechadas.

Valoración

Above and Beyond tiene algunos problemas, como una historia que parece una colección de escenas pequeñas inconexas, pero cuando da en la tecla, deja algunos intensos momentos para el recuerdo. Añade el impagable contenido de la Galería y un multijugador entretenido, y el resultado es un título que, sin ser redondo, gustará a los amantes de la IIGM.

Hobby

74

Bueno

Lo mejor

Gráficos. Los momentos más intensos. Las mecánicas de las armas. El contenido de la Galería. Mutlijugador entretenido y con bots.

Lo peor

Muchas secciones muy cortas y sin acción. Ciertos problemas a la hora de apuntar. 170 GB de juego. Los elevados requisitos mínimos.

Y además