Ir al contenido principal
Oculus Quest 2 review
Reportaje

Análisis Oculus Quest 2: mejorando el mejor casco de realidad virtual autónomo

En nuestro análisis de Oculus Quest 2 os vamos a contar a fondo todo lo que ofrece el nuevo modelo del visor de realidad virtual de Facebook. Un cambio que, a pesar de ser continuista, introduce cambios, novedades y ajustes para hacer su propuesta más atractiva. ¿Quieres conocer si merece o no la pena y cuáles son sus principales puntos fuertes y débiles? Pues sigue leyendo...

Hace algo más de un año llegaba a las tiendas Oculus Quest, el primer visor autónomo de realidad virtual que no necesitaba de un PC para ofrecer una experiencia inmersiva de calidad, sin cables y en sintonía con lo que ya ofrecían PlayStation VR o cualquier visor de PC. Una propuesta que, como adelantamos en el análisis del primer modelo, nos pareció acertada y, en cierto modo, la alternativa económica y sin dependencia de otro dispositivo que necesitaba la RV.

Experiencia que ha ido creciendo en el tiempo, incorporando exclusivas temporales de renombre, como Vader Immortal, a nuevas funciones como Oculus Link (para usarlo como visor de PC) o la detección de las manos si necesidad de usar mandos, pasando por la llegada de reproductores de vídeo, aplicaciones de las principales plataformas de stream, navegadores web, el uso del escritorio remoto de PC y otras muchas aplicaciones y usos, incluido el diseño y la ofimática.

Como vamos a ver en este análisis de Oculus Quest 2, los cimientos sobre los que se erige este nuevo modelo son, ni más ni menos, los que ha plantado el primer modelo durante exitosa vida. De este modo, todas las novedades y mejoras que el primer modelo ha ido acumulando están presentes en Oculus Quest 2 desde el día de lanzamiento. Es decir, si ya estás familiarizado con Oculus Quest, aquí vas a encontrar todo lo que ya te ofrecía el visor original (vamos, que podrás usar las aplicaciones que ya tengas compradas, y compartiendo en ambos visores el mismo interfaz renovado), junto a una serie de mejoras, cambios y novedades que vamos a analizar pormenorizadamente, incluida la obligatoriedad de iniciar sesión con una cuenta de Facebook.

Dicho esto, tampoco está de más recordar que Oculus Quest 2 sigue siendo un visor autónomo, que no requiere de un PC para funcionar, aunque en esta ocasión, y tras la suspensión de la gama Rift por parte de Facebook, también cumple la doble función de visor de PC gracias a Oculus Link, la función que se lanzó hace unos cuantos meses en fase beta y que nos permite conectar un visor Quest al PC y usarlo tanto con las aplicaciones de Oculus como de otras tiendas, como SteamVR. Esto tiene sus ventajas e inconvenientes, como también veremos más adelante. Dicho esto, ¿preparados para conocer nuestra opinión sobre Oculus Quest 2?

Diseño de Oculus Quest 2: comodidad, similitudes y diferencias con el primer modelo

Muchas cosas en Oculus Quest 2 han cambiado, desde lo primero que vemos, es decir, el packaging (la caja tiene ahora un mejor diseño interior para guardar de manera más organizada el casco y los mandos) y, por supuesto, el propio diseño del visor y los mandos Oculus Touch. Aunque a primera vista no lo parece, el visor de Oculus Quest 2 es sensiblemente más pequeño en todas sus dimensiones, algo a lo que ayuda también su color blanco. Además, es algo más ligero.

Oculus Quest 2 review

Como hemos dicho, de primeras resulta casi inapreciable, pero el cuerpo es un ligeramente menos largo, un poco menos ancho e incluso el interior del visor, donde descansan las lentes y apoyamos nuestra cara, es un poco más estrecho. Esto último se hace especialmente evidente si usas gafas: el espacio es más reducido y aunque uses el accesorio para gafas incluido, con el que se amplía ligeramente el espacio, las sensaciones al poner y quitar el visor son distintas. 

Lo he probado con mis actuales gafas progresivas, que tienen un tamaño considerable, y las que usaba antes, más estrechas y compactas (y que fueron las que usé en el análisis del primer Oculus Quest) y puedo concluir que para mi cabeza y mis gafas, el proceso de poner y quitar Oculus Quest 2 es menos cómodo que con el primer modelo... y una vez encontrada la posición, se nota que las gafas no entran igual de bien en el receptáculo de las lentes, y que la presión de las patillas en las sienes es mayor. Es posible jugar con ellas, y lo hemos hecho, pero de serie, es menos cómodo. Prueba de ello es que Facebook también ha lanzado un pack de accesorios por 39 euros, con dos interfaces faciales y bloqueadores de luz que pueden ser la clave para encontrar ese plus de comodidad. La pregunta es, ¿por qué no se han incluido en la caja, al igual que hay un extensor básico?

Oculus Quest 2

Oculus Quest 2

Visor de realidad virtual con dos mandos táctiles que no requiere el uso de un móvil como pantalla o un potentísimo ordenador de gaming para jugar a videojuegos en realidad virtual o usar aplicaciones compatibles.

Como mi problema de visión es la hipermetropía, he realizado todas las pruebas sin gafas. De este modo, el visor sigue resultado muy cómodo, aunque su menor tamaño, incluido el adaptador facial que incluye de serie y los cambios realizados el sistema de sujeción (ahora de cinta), pueden traducirse en una sensación de mayor presión, en mi caso concreto, en la cara. No es una presión exagerada, ni molesta, pero se aprecia más que con el primer modelo. Este nuevo sistema de sujeción es uno de los "culpables" por los que Oculus Quest 2 es ahora más barato que en el lanzamiento del primer modelo. Puedes encontrar Oculus Quest 2 por 349 euros con un almacenamiento de 64 GB y por 449 euros con uno más amplio de 256 GB. En esta ocasión, no existe versión de 128 GB y no lo entendemos...

Frente al sistema rígido del primer modelo, la sujeción con tiras o correas de Oculus Quest 2 transmite la sensación de ser más endeble, y he tenido que apretarlo más para encontrar la posición óptima y que no se mueva de ese punto mientras lo usamos. Facebook ha puesto a la venta dos sistemas de sujeción alternativos, las correas Élite, ambas con piezas rígidas, que recuerdan más a lo visto en los sistemas de sujeción de otros visores, como pueda ser PS VR, rueda para controlar el ajuste incluida. La correa Elite cuesta 49 euros y cuenta con una pieza trasera para repartir mejor el peso.

Correa Élite Oculus Quest 2

El segundo modelo es idéntico, pero añade una batería adicional, que añade más autonomía al dispositivo, y cuesta 80 euros. No hemos podido probar ninguno de los dos, pero si recuerdan mínimamente al sistema el del primer Oculus Quest, las sensaciones finales tienen todas las papeletas de mejorar un 200% la sensación de presión. No es que de serie Oculus Quest 2 no sea cómodo, se puede usar sin problemas... Es sólo que el primer modelo era muy, muy cómodo (al menos para mí gusto), y en este caso le falta ese pequeño plus.

Entendemos que hacer más barato el visor era uno de los objetivos con este segundo modelo, para llegar a más gente si cabe... pero no hubiera estado de más lanzar un pack "premium" que incluyera de serie uno de estos dos sistemas de sujeción rígidos y los accesorios para que la experiencia fuera totalmente satisfactoria para cualquier usuario. Total, repetir la cifra de 399 euros no hubiera sorprendido a nadie y hubiera costado lo mismo que el primer Oculus Quest ofreciendo un rendimiento superior, como vamos a ir viendo... 

Los cambios en el diseño de Oculus Quest 2 terminan con la eliminación total la cobertura de tela en el cuerpo del visor (que a título personal me gustaba), y que uno de los dos puertos para auriculares de 3,5 mm también ha desparecido. Ahora sólo hay uno en el lateral izquierdo, junto al conector USB-C de carga. En el lateral derecho descansa el botón de encendido (que ha cambiado de sitio y disposición) junto a su led de estado. El resto, desde el control de volumen a la disposición de las cuatro cámaras frontales para registrar el posicionamiento del visor y los mandos, sigue en el mismo sitio.  

Oculus Quest 2: las lentes y la óptica a examen 

El sistema de sujeción no ha sido el único recorte respecto al primer modelo. Para ajustar la óptica de Oculus Quest 2 a nuestro IPD (o distancia entre pupilas), el primer modelo contaba con un dial o selector en la parte inferior izquierda del visor, que movía tanto las dos pantallas del primer modelo como sus lentes entre un rango IPD que iba de los 56mm a 74mm, lo que permitía encontrar el "punto dulce" (el sweet spot o "punto óptimo" de la imagen) para cada cabeza con relativa facilidad, y sin quitarse el visor.

Con Oculus Quest 2 muchas cosas han cambiado en este sentido. La primera es que sólo hay una pantalla (de la que hablaremos más adelante) y no una por cada ojo. Además, esta pantalla es fija, no se mueve. El dial o selector de IPD ha desaparecido en Oculus Quest 2, y en su lugar, hay tres posiciones fijas, 58mm, 63mm y 68mm, que seleccionamos empujando hacia el exterior o el interior la base de cualquiera de las dos lentes (en el primer modelo estaban cubiertas, y no veíamos cómo se movían al tocar el dial).

Oculus Quest 2 lentes

Sin duda es un sistema más "rudimentario" que nos obliga a quitarlos el visor, o separarlo y meter el dedo por hueco de la nariz para desplazar la lente (normalmente sólo hacia el exterior, hacia el interior no es tan fácil). Al cambiar la posición, en la parte superior central de la pantalla aparece brevemente un indicador con el número de IPD activado, así como en el propio chasis del visor (aparece un número 1, 2 o 3 entre las dos lentes, en la parte alta del interior del visor).

Del mismo modo, al no haber una transición gradual, no todas las cabezas encontrarán el punto óptimo tan fácilmente. Los estudios dicen que cerca de un 66% de los usuarios tiene un IPD de 63mm o muy próximo. Si tu IPD es de 65,5mm, tendrás que probar cuál de las dos posiciones más cercanas, 63 y 68  te resulta más cómoda, partiendo de la base que la imagen estará desviada 2,5 mm de donde debería estar proyectándose en una situación ideal.

Oculus Quest 2 IPD

En mi caso particular el IPD 63 es el que más cómodo me resulta, aunque he notado que al ponerlo en la posición del IPD 68 se da un fenómeno entraño, y es como si la lente se desplazara hasta el borde de la pantalla y se genera un efecto "pared", que acorta ligeramente el FOV o campo de visión horizontal. Es como si se redujera levemente, con la presencia de esa pared. No se trata de una pérdida enorme (1º o 2º a lo sumo), pero es un efecto que está ahí. En condiciones normales, el campo de visión es idéntico al del primer visor, y en nuestras pruebas no hemos notado lo contrario.

Por su parte, las lentes de fresnel son exactamente las mismas que las del primer modelo, pero bien debido a la naturaleza de la pantalla o algún tratamiento del cristal, en Oculus Quest 2 se nota menos el efecto "rayos de dios", es decir, menos destellos y reflejos en la lente que generan unas líneas luminosas hacia nuestros ojos. De vez en cuando pueden notarse vez esos brillos, sobre todo en momentos de carga de los juegos con una imagen plana y fondo negro, aunque fuera de ese contexto es más difícil percibirlos... Es una de las cosas que ha mejorado en Oculus Quest 2, pero no la única. 

La pantalla de Oculus Quest 2: mayor resolución y densidad de píxeles y subpíxeles, tasa de refresco y sensaciones

Este es, sin ningún tipo de dudas, uno de los aspectos que más marca las diferencias entre el primer modelo y Oculus Quest 2. Si el primer modelo contaba con un panel OLED que dejaba unos colores muy intensos, en especial los negros, traía de la mano una serie de defectos y carencias que, digámoslo de manera rápida, aquí han sido subsanadas casi por completo., como vamos a detallar. 

El panel de Oculus Quest 2 es LCD y cuenta con una resolución mayor por cada ojo, 1,832 × 1,920 frente a los 1,440 × 1,600 del primer modelo. Y no sólo eso: el panel está preparado para tener una frecuencia de refresco de 90 Hz, frente a los 72 Hz del primer modelo. Por ahora sólo lo empleará el hub o menú principal a partir del día de lanzamiento, y se notará ese plus de fluidez al movernos por los menús y contemplar el fondo que nos rodea (Facebook liberará más adelante un modo beta para probarlo con juegos y aplicaciones).

RV Fishing VR Oculus Quest 2

Aunque estas mejoras son ya de por sí importantes, lo realmente relevante es que la pantalla no sólo tiene mayor densidad de píxeles, sino también de subpíxeles. ¿Y qué quiere decir esto? Pues que algunos defectos molestos han desaparecido por completo, como por ejemplo, el llamado"screen door efect" o SDE, como si viéramos la imagen a través de la rejilla de una puerta (líneas de puntos en todos los modelos y objetos de los juegos). Al haber más píxeles y subpíxeles en la pantalla de Oculus Quest 2, y ser más pequeños, el espacio entre ellos es casi inexistente, y no se genera ese efecto de rejilla de puntitos. Se puede apreciar levemente, y no siempre, en algunas superficies con colores planos, pero no en objetos con textura.

No ha sido la única "ganancia": la mejora en la definición del texto y el antialiasing en general también es evidente, como la reducción de la aberración cromática y el llamado efecto Mura (cuando un conjunto de píxeles que deberían mostrar un color uniforme no lo hacen, bien porque el tono o el brillo de algunos píxeles no es el mismo), que era más evidente en la pantalla OLED y en las LCD cada vez se va atenuando más. Eso sí, los negros ya no son tan puros, y tienen más al "gris". 

Oculus Quest 2 resolución pantalla

También se ha reducido de manera notable el llamado "smearing", el motion blur o emborronamiento que reduce la nitidez de la imagen en movimiento en VR, por lo que en líneas generales, se puede decir que la imagen es, muy, muy superior... y en eso también tiene que decir algo otros componentes clave del visor, como la renovada CPU.

Otras novedades técnicas y cambios de Oculus Quest 2: procesador, RAM, cámaras y posicionamiento

El nuevo "System On a Chip" o SoC Snapdragon XR2, que es el corazón de Oculus Quest 2, supone un importante salto cualitativo respecto al que montaba el primer Oculus Quest. Ambos son obra de Qualcomm, pero si el Snapdragon 835 del Oculus Quest 1 era un diseño pensado para la tecnología móvil más puntera, el XR2 ha sido creado con la realidad virtual y la realidad mixta en mente. Y, además, lo hace con miras de futuro.

Si miramos los fríos números, el Snapdragon XR2 de Oculus Quest 2 ofrece una capacidad de proceso un 46% superior,  un 33% más de capacidad gráfica y un flujo de transferencia de datos mejorado. Y no sólo eso: sobre el papel está preparado para redes 5G, accesorios y sensores externos al ecosistema Quest, soporte hasta para 7 cámaras de posicionamiento (aunque Quest 2 sólo cuenta con cuatro) y otros avances incluida, la IA, donde podría tener un desempeño 11 veces superior al primer modelo.

Oculus Quest 2 review

Lo cierto es que todo este poderío extra no se va a exprimir desde el primer día, y se va a ir liberando de manera gradual a partir del lanzamiento. Eso no quiere decir que no vayamos a notar mejoría en los juegos disponibles: como veremos un poco más adelante al hablar del catálogo, ya hay juegos que cuentan con parches para aprovechar esta mayor potencia visual, y que se nota de maneras muy diversas, desde sombreados más realistas a un modo de visualización más detallado.

Pero como decíamos  antes, de lanzamiento, sólo habrá un modo beta para ver el menú principal a 90 Hz, y a partir de ahí, con el tiempo, se activará como una opción por defecto, y se abrirá la mano para que los desarrolladores puedan implementarlo en sus juegos. De momento no hay juegos exclusivos de Oculus Quest 2 que exploten esta potencia extra. Sólo hay una demo, de Warhammer 40.000 Battle Sister, que no funciona en Oculus Quest 1, pero quizá por eso, porque es una demo... Más abajo os la mostramos en movimiento.

Oculus Quest 2 análisis

Esta mejoría de proceso va acompañada por un aumento de la RAM, de 4GB del primer modelo a 6GB en Oculus Quest 2. Gracias a este incremento, no sólo las apps pueden rendir y lucir mejor, también se nota que todo el sistema e interfaz fluye todavía de manera más fluida y ágil. Tras una reciente actualización, por ejemplo, ahora no salimos del juego al pulsar el botón Oculus, sino que vemos todo el interfaz desde el propio juego, y sin salir de él, podemos elegir qué hacer (comenzar a grabar un vídeo, acceder a la tienda... etc.).

También se han incluido pequeñas mejoras que hacen que su uso sea aún mas cómodo. Por ejemplo, una de las novedades de Oculus Quest 2 que más he agradecido es el nuevo sensor "de actividad". Si tenemos el casco encendido, pero en reposo, y lo cogemos para volver a ponérnoslo en la cabeza, automáticamente el visor se enciende sin tocar nada, ni el botón de power. Puede parecer una chorrada, pero es un detalle que se echaba de menos en el primer modelo.

También podemos activar una función por la que, dando dos toquecitos en el lateral derecho de Oculus Quest 2, pasamos a ver lo que nos rodea a través de las cámaras, ya sea para encontrar los mandos, pulsar un interruptor de la luz o simplemente reorientarnos para saber donde estamos en la habitación. Podemos elegir entre diversos fondos, y este "pass through" de las cámaras es uno de ellos, por si queremos tener estas opción siempre activada.

Oculus Quest 2 posicionamiento

Hablando de las cámaras, tanto la tecnología como el posicionamiento o tracking de Oculus Quest 2 parecen prácticamente idénticos a los del primer modelo, salvo por un detalle: parece que han sido "tuneadas" para funcionar en condiciones más adversas, como en un entorno con muy poca luz o con diversas fuentes de luz incidiendo a la vez desde distintos puntos. El posicionamiento es más que soberbio, funciona el 99% de las veces en todos los juegos, y si algo falla es porque hemos puesto los mandos en alguno de las zonas muertas o ángulos ciegos de difícil detección (como en el primer modelo, vamos).

Sigue presente el sistema guardián para delimitar la zona donde vamos a jugar, alertándonos de las paredes y objetos cercanos, e incluso podemos almacenar varias de estas zonas en el visor, y las detecta automáticamente cuando entramos en una de ellas. Y si por alguna casualidad el posicionamiento falla en algún momento, basta con presionar el botón Oculus del mando derecho para volver a alinear el juego con el punto al que estamos mirando con el visor puesto. Todo sencillo, rápido, y sin provocar motion sickness.

Los nuevos mandos de Oculus Quest 2: ¿qué tal se comporta la nueva versión de Oculus Touch?

En cuanto a los mandos, Facebook ha seguido el camino contrario que con el rediseño del visor. Los mandos de Oculus Quest 2 son más grandes para resultar algo más cómodos y ergonómicos y, aunque no integran ningún botón adicional, si que encierran algunos cambios importantes. En general es un mando más grande, con algunas superficies y botones más amplios o alargados para que los dedos puedan descansar mejor (por ejemplo, en juegos como Beat Saber, sin tener que colocarlos encima de ningún botón). Algún botón se ha reubicado, el led de encendido ha pasado a la parte frontal del aro, la superficie donde están los botones cuenta con un círculo texturizado para apoyar el dedo sin que resbale... pero en general es el mismo mando que conocemos, pero todavía más cómodo.

De hecho, su diseño es más parecido al de los mandos originales del Rift CV1. Sólo hay dos detalles que se han perdido respecto a los Oculus Touch del primer Quest y, aunque no son vitales, eran dos detalles extra que se agradecían. El primero era la superficie texturizada de la mitad trasera del mando, que aquí es lisa y aunque es agradable al tacto, da sensación de que puede resbalarse con mayor facilidad. El segundo es que el compartimento de las pilas ya no cuenta con cierre imantado (la tapa no se ajusta sola al acercarlo). No son detalles decisivos, pero sí pequeños detalles de calidad.

mandos Oculus Quest 2

En cuanto a las mejoras técnicas de los nuevos Oculus Touch Controllers, la primera de ellas no se ve, y está en los sensores. El aro superior, que es donde se esconden los sensores de posicionamiento, cuenta con el mismo número de sensores (a pesar de que en alguna entrevista se dijo lo contrario), pero trabajan a una frecuencia menor. Esto, aunque pudiera parecer algo negativo, lo cierto es que no afecta al posicionamiento y funcionamiento del mando, que es idéntico al del primer Quest, y rinden igual de bien ya sea para jugar a títulos que requieren una respuesta ágil como Beat Saber, o para experiencias de puntería que requieren precisión como Pistol Whip. 

Si incide este cambio, y lo hace directamente, en la autonomía de los mandos de Oculus Quest 2, que se ha cuadruplicado respecto a los mandos del primer modelo. Es decir, con una única pila en cada mando, podemos jugar 4 veces más que con los mandos del primer Oculus Quest. Todo un logro si tenemos en cuenta que la segunda mejora está en su respuesta háptica, ahora con más matices y detalles en las vibraciones. Se nota en juegos como Waltz of the Wizard, por ejemplo, que recrea latidos y otros efectos de manera bastante convincente.

mandos Oculus Quest 2

Eso sí, en un movimiento incomprensible, estos nuevos mandos Oculus Touch no son compatibles ni con el primer Oculus Quest ni con los visores Rift, algo que debe tener alguna explicación... pero que en estos momentos se nos escapa. Y al igual que su precursor, podemos activar un modo que detecte nuestras manos y gestos. Es un extra interesante, sobre todo para comprobar algo rápido, pero a la hora de jugar no resulta tan preciso como un mando.

Las otras patas de la experiencia Oculus Quest 2: el interfaz, el sonido, la autonomía...

Como hemos adelantado antes, Oculus Quest ha actualizado su interfaz, y es el mismo que está presente en Oculus Quest 2. Es un interfaz limpio, sencillo, que en el que hay presencia para la faceta social que quiere abrazar Facebook. Tenemos botones para acceder a las aplicaciones instaladas en el visor, la lista de amigos, las notificaciones, una función social para iniciar streamings, captura de vídeos o compartir una imagen, los ajustes... 

Oculus Quest 2 Menu

También podemos acceder a la tienda y comprobar las novedades, tanto por áreas temáticas como por novedad o tendencias, organizar los accesos directos a las aplicaciones más usadas, comprobar de manera rápida cuáles tienen actualización pendiente... es un interfaz sencillo, y lo más importante, funciona bien y de manera ágil. Está claro que cada usuario tendrá unas prioridades distintas y nunca habrá un interfaz perfecto para todos, pero el de Oculus Quest es funcional, que es lo importante.

Y como hemos comentado antes, está mejor integrado en la experiencia. Ahora podemos acceder a todas las opciones del sistema operativo sin abandonar por completo el juego, que sigue estando en segundo plano, y se reanuda de manera instantánea al cerrar el menú. Quizá le falte un plus de personalización, a la hora de categorizar qué queremos ver y cómo queremos verlo... pero como decimos, es un interfaz cómoda y que seguirá evolucionando durante los próximos meses, como ha hecho en el primer año de vida del primer Quest.

Por su parte, el sonido sigue siendo, quizá, la pata más floja del conjunto. Los altavoces integrados de Oculus Quest 2 han pasado de una posición vertical a una horizontal, pero están más o menos a la misma distancia de los oídos. No es escuchan mal, y cumplen su función para recrear el sonido posicional, pero lo cierto es que no hay nada como escucharlo con unos buenos auriculares. Ahí la capacidad de inmersión se dispara. Pero, como decimos, para una partida rápida, cumplen de sobra, aunque se le podrían pedir un poco más de nitidez (parece que tienden a apagar las frecuencias medias y altas), tampoco deja unos graves rotundos y tampoco despuntan por contar con un altísimo volumen. Son correctos, sin más. 

Análisis Oculus Quest 2 sonido

Otro detalle que también viene a cerrar una experiencia superior tiene que ver con el "empañamiento" de las lentes. Si tienes tendencia a sudar fácilmente con el ejercicio y movimiento, el primer modelo tendía a empañarse al poco rato de jugar. Con Oculus Quest 2 hemos estado probando distintos juegos en ambos visores, alternando para poder extraer diferencias. Pues bien... era ponernos el primer visor y se empañaba con mucha rapidez, mientras que con el segundo sólo nos ha pasado cuando la temperatura corporal ya era muy elevada (tras un buen rato alternando entre ambos visoresc con Beat Saber en dificultad experto). Quizá sea la almohadilla, que absorbe más sudor, pero lo cierto es que se empaña menos Seguiremos probando, pero esto de momento esto supone también un avance interesante.

Por último está el tema de la autonomía del visor. A falta de ver el consumo en modo 90Hz, y con los juegos más exigentes con los parches para Oculus Quest 2, a día de hoy es posible sacar entre 2 horas y 2 horas y media de autonomía al visor, dependiendo del uso. Es levemente más baja que en el primer modelo, aunque suponemos que el SoC y la pantalla consumen más que en el primer modelo. La correa Élite con batería eleva esa cifra hasta las cinco horas aproximadamente. En pantalla podemos ver de manera independiente el porcentaje de ambas baterías (la interna y la externa).

Oculus Quest 2 como visor de PC a través de Oculus Link

El abandono de los visores Rift de PC por parte de Facebook favorece a Oculus Quest 2, que se convierte en la nueva solución "todo en uno". Eso sí, en estos momentos, la funcionalidad Oculus Link es idéntica a la del primer Oculus Quest, y se espera que tras el lanzamiento se potencie con mejoras. ¿Esto que quiere decir? Pues por un lado, que Oculus Link no aprovecha ni la nueva resolución del visor, ni la nueva tasa de refresco.

mandos Oculus Quest 2

Cuando todo esto esté activo, habrá que ver cómo queda Oculus Quest 2 como visor de PC, pero con los inconvenientes que hemos comentado antes del campo de visión y los IPD más altos, parece seguro que no será un visor para competir con la gama alta de PC. De nuevo, todo apunta a que Oculus Quest 2 y Facebook han encontrado su "punto dulce" en la gama media, en los dispositivos funcionales y económicos, pero sin entrar a competir con Index y otros visores punteros. Es decir, te da la opción de poder usarlo, y por 350 euros tener el visor autónomo y uno de PC, aunque no sea de los más punteros, parece un buen trato...

Eso sí, una vez más, para lanzarse a un precio competitivo, Facebook ha tenido que recortar de alguna parte, y de nuevo, ha sido en la de los extras. Oculus Quest 2 no incluye el cable Oculus Link, que se comercializa por separado por 99 euros. Por suerte existen numerosos modelos de terceros más económicos y con prácticamente las mismas especificaciones... pero insistimos, hubiera sido un gran detalle haberlo incluido en la caja, y la mejor manera de comunicar que también es un visor de PC, aunque fuera a costa de aumentar el precio.

Oculus Quest 2 como dispositivo de juego: ¿qué mejoras y avances ofrecen ya los juegos?

Tal y como hemos comentado antes, Oculus Quest 2 no nace con la intención de segmentar a los usuarios de la plataforma, y los usuarios del primer modelo y el segundo comparten tienda, catálogo y aplicaciones. Por el momento no hay ninguna exclusiva, y si ya tienes juegos comprados del primer Oculus, podrás seguir usándolo en la nueva versión tras emparejar el dispositivo con tu cuenta a través de la aplicación para Android o iOS (el proceso es el mismo que con el primer modelo). Y tras el pasado Facebook Connect, donde se anunciaron nuevos juegos, parece claro que la intención es seguir apoyando el visor con nuevo contenido, como Star Wars Tales of the Galaxy's Edge.

Esta política tiene su parte buena, y su parte mala. La "mala" es que no hay ningún juego de lanzamiento que te venda Oculus Quest 2. Es algo que pasó con el lanzamiento original, y de nuevo, falta ese "killer app" que te venda el visor irremediablemente. Pero, por la parte buena, ya hay más de 200 juegos y aplicaciones disponibles, con clasicazos como los que hemos mencionado antes (Beat Saber, Pistol Whip...) y muchos más que merecen la pena sin tener un nombre conocido, como mi querido Journey of the Gods o las locuras de Accouintig+ o Trover Saves The World, del creador de Rick y Morty. En su día os dimos los 10 juegos que no te debías perder en Oculus Quest de lanzamiento, y una vez lanzado el visor el próximo 13 de octubre, haremos lo propio con Oculus Quest 2.

Lo que si os podemos decir es que, aún teniendo un catálogo compartido entre los dos visores, ya hay juegos que sí aprovechan las mejoras técnicas de Oculus Quest 2 para ofrecer variadas mejoras visuales, a los que se suman los que incorporarán estas mejoras a partir del lanzamiento. Vamos a poner algunos ejemplos, en algunos casos acompañados de vídeos o imágenes.

Red Matter

Red Matter Oculus Quest 2

Era uno de los juegos con mejor parcela visual del catálogo, gracias al uso del FFR o Fixed Foveted Rendering (renderiza a alta calidad sólo lo que nuestros ojos perciben). En Oculus Quest 2 no sólo se deshace de esa técnica de renderizado, sino que todo está alta resolución, se han mejorado muchas texturas, la distancia de dibujado... y el resultado es aún más impresionante.

Arizona Sunshine

Es otro de los juegos que más va a mejorar con su actualización, disponible el 13 de octubre, al incluir mejoras en muchos frentes: zombies más detallados y con nueva física, entornos más ricos en detalle (manchas de sangre, follaje, elementos destructibles como cristales...), miras telescópicas funcionales, iluminación y sombreado dinámico... aparte de un lavado de cara general. La actualización será gratuita para quienes ya posean el juego (y parte de estas mejoras se han adaptado ya al primer modelo).

Waltz of the Wizard

Waltz of the Wizard modo super resolución Oculus Quest 2

El "simulador" de mago cuenta ya con un modo que permite activar la llamada "super resolución" desde los ajustes, y que activa una serie de mejoras más que notables, desde  luces en tiempo real a postprocesamiento para lograr efectos como unos brillos mucho más realistas, objetos y texturas más detallados, efectos de partículas más interactivos y un nivel de detalle en el mundo mucho más elevado.

Gravity Lab

Gravity Lab Oculus Quest 2

La aventura de puzles espaciales, en los que debemos crear el mecanismo que permita hacer llegar unas bolas a una cubeta, también tiene ya su actualización disponible, y que ofrece mejoras en muchos frentes, dejando el juego con una calidad prácticamente idéntica a la versión de PC. Estamos hablando de mejoras en la iluminación dinámica, texturas y reflejos mejorados en superficies reflectantes como el metal, glass shaders para recrear la naturaleza del vidrio y cristal y más efectos.

The Walking Dead: Saints & Sinners

Por el momento sólo está disponible una demo y, aunque no llega al nivel de calidad visual del juego de PC que analizamos hace unos meses, ya es posible ver algunas diferencias técnicas entre Oculus Quest 1 y Oculus Quest 2. De hecho, Oculus Quest 1 directamente no renderiza algunos elementos del escenario, como un poste telefónico caído, o dibuja menor cantidad de hojas y otros elementos tirados por el suelo. Por su parte, Quest 2 cuenta con efectos de luz dinámicos (como un contenedor ardiendo), rayos de luz que atraviesan una ventana tapada con tablones... Aquí podéis leer nuestro análisis de The Walking Dead Saints & Sinners para PC

Real VR Fishing

Mejoras Oculus Quest 2 Real VR Fishing

Este entretenido juego de pesca con multijugador también se va a actualizar con mejoras para Oculus Quest 2 (algunas de ellas también llegarán al primer modelo de Oculus Quest), como la posibilidad de activar los 90Hz cuando estén disponibles, duplicada la resolución de texturas de los peces (y aumentada en general en otras partes del juego), materiales de la cabaña mejorados, suelo más aún más detallado...

Superhot

superhot principal

Uno de los juegos más divertidos de la realidad virtual también se va a poner al día para Oculus Quest 2. Nos estamos refiriendo al juego de acción Superhot, que también contará con modo 90Hz tras el lanzamiento del visor. Además, también se mejorarán otros aspectos, como unos gráficos aún más definidos y nítidos, con mejor resolución de renderizado, texturas a más alta resolución y materiales más detallados (por ejemplo, ahora habrá textura de cemento, que falta respecto al juego de PC) y otras mejoras como una reducción del popping.

Podríamos seguir poniendo ejemplos de juegos, pero como hemos dicho, haremos un recopilatorio con los juegos que no debes perderte tras el lanzamiento, ya que muchos títulos aún no tienen las actualizaciones para Oculus Quest 2. Por ejemplo, el único juego que por ahora sólo funciona en Oculus Quest 2 es un alpha de Warhammer 40.000 Battle Sister, una versión preeliminar que avisa que los gráficos no son representativos del producto final (sobra decir que se nota), aunque ya tiene algunos destellos de calidad, como por ejemplo, al usar el lanzallamas. Podéis verlo en movimiento debajo de estas líneas...

En el horizonte otean nuevos juegos para Oculus Quest 2 con muy buena pinta, todo hay que decirlo, como Star Wars Tales of the Galaxy's Edge, The Climb 2, Pistol Whip 2089, Jurassic World Aftermath, Population One, Puzzle Bobble, Sniper Elite VR, Spatial, adaptaciones de juegos como Space Channel 5... y otros muchos, que llegarán durante los próximos meses. 

Por último, en cuanto a juegos se refiere, tal y como hemos dicho, podrás usar todas las compras que hayas realizado en el primer Quest, y volver a descargarlas y usarlas en Quest 2. El único "problema" en este sentido, es que no existe un modo unificado de transferir las partidas guardadas de un visor a otro, aunque algunos, como los creadores de Superhot, habilitarán esta transferencia a través del guardado en la nube. 

El punto polémico: la obligatoriedad de tener cuenta de Facebook para iniciar sesión

Quizá ha sido uno de los elementos más polémicos desde que hace un par de meses, cuando Facebook anunció los últimos cambios en los términos del servicio de Oculus Quest, aplicables a partir de la semana que viene. A pesar de lo dicho en un primer momento, cuando la antigua directiva de Oculus estaba aún al frente del proyecto, este cambio "obliga" a iniciar sesión en Oculus Quest 1 y 2 con una cuenta de Facebook, lo que abre la puerta a que la compañía pueda recopilar todo tipo de datos sobre nuestra persona, incluida nuestra voz. Sí, porque en EE.UU. se le pueden dar comandos de voz a Oculus Quest 2 para que arranque un juego o nos de información al estilo del asistente de voz de Google, función que no está habilidada en nuestro país.

Oculus Quest 2

Esto ha despertado todo tipo de miedos y dudas, pero tiene una solución sencilla: si llegas nuevo a la experiencia de Oculus Quest 2, puedes crear una cuenta de email nueva, asociarla a una cuenta de Facebook nueva y usarla sólo con el dispositivo. Eso es lo que he hecho yo, que no soy usuario habitual de Facebook y me he tenido que crear una cuenta para jugar. Cuenta que, sobra decir, sólo usaré para jugar. De este modo tienes "tu vida real" separada de la "virtual". Vamos, que a título personal no le veo mayor problema porque no comparto información privada en Facebook.

Conclusiones finales de Oculus Quest 2    

Aunque algunas decisiones de diseño no me gusten tanto como en el primer modelo (por ejemplo, la cinta de sujeción o el menor espacio para las gafas), es innegable que Oculus Quest 2 es un paso adelante en todos los sentidos, y una propuesta muy superior a la del primer modelo, Hoy por hoy es el mejor visor autónomo de realidad virtual que puedes encontrar a la venta y con esto, poco más habría que añadir, la verdad.

Mires donde mires se nota la diferencia: más calidad visual en los juegos gracias a su potente SoC, mejor pantalla que erradica algunos defectos comunes de la VR como el llamado efecto "screen door", mandos más cómodos y con más autonomía... la experiencia global es mejor (insisto, que el visor se despierte del letargo al ponérnoslo en la cabeza es sólo un detalle), aunque como en el lanzamiento del primer Quest, no todo estará disponible desde el primer día.

De hecho, se echa en falta un juego o aplicación que te venda el visor y no la puedas encontrar en ninguna otra parte. Más del 90% del catálogo de Quest está disponible en otras plataformas, ya sea PC, PS VR... y sigue necesitando "ese" juego que atraga a los jugadores. En cartera para los próximos meses tiene algunas propuestas interesantes, como una nueva aventura de Star Wars o Population One, un Battle Royale que apostará por la verticalidad... pero no hubiera estado de más que alguno hubiera sido un juego de lanzamiento. Aún así, el catálogo es muy robusto, y tiene algo casi para todos los gustos, en muchos casos mejorado para Oculus Quest 2, o en vías de hacerlo para el lanzamiento o poco después. 

Y si este punto de partida ya es bueno, no quiero pensar lo que veremos a partir del 13 de octubre, cuando Oculus Quest 2 se lance oficialmente y las actualizaciones de muchos juegos empiecen a llegar a la tienda (a día de hoy, sólo unos pocos juegos están actualizados), más lo que se irá liberando después, desde el modo 90Hz a las mejoras de Oculus Link, más lo que se esté empezando a cocer ya y de lo que aún no sabemos nada.

Todo esto hace que Oculus Quest 2 ofrezca la experiencia en realidad virtual más cómoda del mercado. Puede que gráficamente no llegue al nivel de un PC con una RTX 3080, pero sería un poco necio esperar eso con un dispositivo que lo ofrece todo por la mitad de lo que cuesta sólo la gráfica.  El no depender de otro dispositivo, no tener cables, y que se comercialice por 350 euros, es un atractivo al que muchos no podrán resistirse. Y con razón. Si aún no has saltado a la realidad virtual, hoy por hoy no hay mejor excusa.

Y además