Mundaun
El nuevo juego de terror para consolas y PC se inspira en el folklore suizo para presentarnos una aventura diferente a todo lo que has visto antes. Bienvenido al apacible pueblo de Mundaun.

Como suele decir el cliché, el horror tiene muchas formas y eso también se puede aplicar a los videojuegos. La última aventura de terror en llegar a PS4, Xbox One y PC se llama Mundaun y, probablemente, no se parezca a nada (al menos, en lo audiovisual) que hayas probado antes. Es un videojuego muy personal, hasta el punto de que ha sido creado por una sola persona, Michel Ziegler.

No es la primera vez que vemos juegos de miedo creados en solitario (en su momento analizamos Infliction, pero también existen otros llamativos como Cursed Forest), pero estos esfuerzos titánicos suelen contener algunas lógicas flaquezas que este juego ha sabido sortear creando su propio estilo.

Los 25 mejores juegos para móviles Android

Los 25 mejores juegos para móviles Android

Los videojuegos no son exclusivos de las consolas, prueba de ello son algunos de los mejores juegos que puedes jugar en dispositivos Android.

Leer más

En Mundaun interpretamos a Curdin, un joven que regresa al pueblo de su infancia, perdido en los Alpes suizos, para despedirse de su abuelo, que falleció recientemente en un misterioso incendio. Una vez llega allí, descubre que hay fuerzas siniestras y sobrenaturales detrás de este trágico acontecimiento. ¿Hasta qué punto se verá él afectado por ellas?

VIDEO

Mundaun - Tráiler

El desarrollo del juego es similar al de una aventura de terror jugada en primera persona, no hay mucho "misterio": exploramos los escenarios para encontrar los objetos necesarios de cara a avanzar en la trama: llaves que desbloqueen habitaciones, items que nos piden algunos personajes... Hay algún que otro puzzle interesante, desde luego.

Lo interesante de Mundaun está en su ambientación y su historia. Por un lado, la trama bebe del folklore suizo (y de las supersticiones europeas en general). Desde el comienzo, está claro que el mismísimo Diablo está involucrado en los acontecimientos (o alguien muy cercano a él) y la curiosidad nos invade por saber qué pasó realmente durante la juventud de nuestro abuelo, qué precio se pagó y cómo todo eso se ha ramificado en un decadente pueblo de montaña en la actualidad.

Mundaun

Aunque, de por sí, la historia (simple, pero muy bien contada) consigue atrapar poco a poco, todo se ve potenciado por el enfoque audiovisual que ha dado Ziegler a su proyecto. Ya os habréis dado cuenta: todo el juego está en blanco y negro, casi sepia. Pero es que, además, todo ha sido creado "a mano" por el autor. Creó los modelos de personajes a partir de ilustraciones sobre papel y todas las texturas de las casas, los cuadros o los envoltorios de los paquetes de café han sido dibujados utilizando un simple lápiz de grafito y una goma de borrar.

El resultado es que todo el juego tiene una atmósfera coherente y única, inquietante y angustiosa en ocasiones, que clarísimamente bebe del cine expresionista alemán. El autor sabe aprovechar muy bien estos códigos y utiliza las sombras distorsionadas o los recursos surrealistas (pasillos interminables, paredes retorcidas, cuadros de los que emergen nuevas realidades...) para crear una especie de fábula oscura en la que nosotros somos los protagonistas.

De este modo, queda "justificado" que los modelos de personajes sean claramente simplones y sus animaciones resulten toscas. Seguramente, Ziegler no habría podido hacer mucho mejor trabajando él sólo en el proyecto, pero es que además ese estilo tan espartano tiene sentido aquí, porque recuerda a los libros de cuentos más tétricos de Europa (¿quién recuerda el maravilloso manganime Monster? Pues por ahí van los tiros) o las antiguas películas de animación que nos daban pesadillas con un par de sombras e historias de almas torturadas.

El sonido es deliberadamente simple, con melodías ominosas que suenan en momentos cruciales, sonidos de fondo que nos dan pistas sobre lo que deberíamos investigar... Y sí, las voces solo están en alemán suizo, con subtítulos y menús en castellano. Lógicamente, no poder depender de las voces puede suponer un impedimento para algunos usuarios, aunque está claro que oír hablar a los personajes en este curioso dialecto da un plus de autenticidad al asunto.

Mundaun

No todo "cuela" tan bien, claro. Seguramente, la parte de combate es la más floja en la dinámica de juego de Mundaun. En nuestra aventura, nos encontramos numerosos monstruos y apenas contamos con una horca de recoger heno para defendernos (más adelante, conseguimos alguna cosa más "potente") y también podemos incendiar la paja que encontremos para prenderles fuego.

Tanto los movimientos de los enemigos como los nuestros propios al atacar son bastante torpones y robóticos, lo que quita intensidad al asunto, aunque se agradece que se haya incorporado la dinámica del miedo: la presencia de enemigos intimidará al protagonista, hasta el punto de dejarlo paralizado de terror en ocasiones. Por suerte, podemos ir encontrando ingredientes para cocinar café y mejorar así nuestro grado de "valentía" de forma permanente.

Mundaun

Tampoco ayuda que, quizá, nuestra interfaz de juego se pase de "artística": todos los mapas, anotaciones o pistas se encuentras en un cuaderno de notas que hemos de ir hojeando poco a poco, lo que hace que consultar ciertos datos sea demasiado lento y tedioso en ocasiones.

Consultar nuestro inventario para usar objetos (leña para encender cocinas, piezas de puzzle que abren nuevos caminos o una pipa para ahuyentar abejas) también es más torpe de lo deseable y, quizá, haría falta alguna indicación más en el HUD acerca de los movimientos que podemos llevar a cabo en cada momento.

Mundaun

En cualquier caso, nada de esto supone un estorbo suficiente como para que no queramos bucear más y más en las caballas abandonadas de Mundaun. Dejarse llevar por las historias o descubrir sus extravagancias (pintores excéntricos, cabras mágicas o espejos que esconden secretos os esperan) sin prisa, es parte del encanto de este viaje.

Tenemos que dejar claro que el juego, por sí mismo, no da demasiado miedo en el sentido tradicional, aunque muestre elementos siniestros y enemigos aullantes. Más bien, transmite cierta angustia y desasosiego, como esas películas expresionistas en las que se inspira. Pero, sobre todo, funciona muy bien como una aventura de misterio, que va calando poco a poco en nosotros, igual que la neblina de las montañas.

Mundaun

Superar este viaje os llevará entre 5 ó 6 horas, pero hay ciertos momentos clave que dan pie a varios finales diferentes, así que seguramente volveréis. Y es que no hay nada como el aire fresco que viene de los árboles, aunque aquí haya cierto tufillo a azufre...

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Como aventura, tiene un desarrollo relativamente convencional y efectivo, pero su punto fuerte está en una ambientación muy personal y casi surrealista, que va atrapando más y más con su sencillo encanto.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Su apuesta visual tan original y llamativa. Su estilo de juego, que bebe de aventuras clásicas. La historia es simple, pero sabe atrapar.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

A veces, la exploración puede ser algo confusa, sobre todo porque la interfaz no es todo lo clara que debería.

Versión comentada: PS4

Hobby

82

Muy bueno

Y además