Ir al contenido principal
Análisis PUSS PS4  Nintendo Switch Xbox
Análisis

Análisis de PUSS! para PS4, Nintendo Switch y Xbox One: el juego más surrealista que verás en 2021

Versión comentada: Nintendo Switch

A lo largo de la historia del videojuego, no son pocos los juegos que han abrazado el humor, surrealista muy a menudo, para arrastrarnos a sus respectivos universos. PUSS! es uno de ellos, y quizá, sea de lo más loco que vamos a ver en este 2021 en consola...

Creado por el teamCOIL y editado por Samustai, PUSS! se engloba dentro de la categoría llamada “avoid-em up", o juego de habilidad en el que tenemos que evitar el contacto con "algo". En esta ocasión se trata de evitar el contacto con paredes y otros objetos (explosiones, balas, etc.) mientras recorremos un laberinto desde un punto A hasta la salida. Vamos, algo que se lleva haciendo décadas en los videojuegos con planteamientos similares, y no tan similares.

Pero algo tendrá esta original propuesta cuando en Steam lleva más de 500 comentarios muy positivos acumulados desde su lanzamiento en agosto de 2018 (el 93% de las opiniones son favorables). Ahora, llega a las actuales consolas, y como vamos a ver en este análisis de PUSS! para PS4, Nintendo Switch y Xbox, ¿qué hace especial a esta colorida propuesta? ¿por qué convence? Para ir abriendo boca, un gameplay de PUSS! en Nintendo Switch, que ya deja algunas pistas...

Esta ida de olla se lanza en consola el 19 de febrero, la semana que viene, y como podéis haber visto en el vídeo... PUSS! es un juego literalmente inclasificable. Su núcleo es el de un juego de habilidad, en el que nuestro avatar (una cabeza de gato) no debe tocar las paredes ni nada, y avanzar por el camino disponible hasta llegar a la meta. Esa simple idea, PUSS! lo retuerce y envuelve con detalles que, al final, hacen que realmente sea una experiencia distinta, única, y una que además es bastante loca, todo sea dicho.

Ya la propia intro del juego nos alerta que el planteamiento de PUSS!, muy normal, no es. Es de noche, la tele empieza a emitir unas extrañas interferencias y la palabra HELP aparece en pantalla. Atraído, un gato se acerca a televisor y es arrastrado "al otro lado" (sí, todo muy Poltergeist), donde nos aguarda un surrealista mundo dominado por una secta de gatos que quiere ofrecer la carne de nuestro felino en sacrificio para un ser superior.

Análisis PUSS! PS4 Nintendo Switch Xbox

Pero no les resultará fácil, y tras un primer encontronazo con el mismísimo Cerbero (que no es otra cosa que un chihuahua al que le salen tres caras cuando le arañamos y se mosquea), tendremos que rescatar a otros héroes caídos para juntos enfrentarnos, y vencer, a esa amenaza superior. Los Power Rangers del mundo gatuno, vamos.

Toda esta ida de olla combina estéticas muy distintas, desde el arte psicodélico al naive, web punk o vaporwave, y todo ello regado con unos colores muy chillones, fosforitos, detalles propios del glitch art (pequeñas distorsiones que parecen un fallo en juegos pixel art antiguos), muchos gatos, muchos sonidos y voces y, en general, una atmósfera que sólo se puede tildar de surrealista tanto en lo visual como en lo sonoro... pero que mola y tiene un "algo" que engancha. Quizá porque recuerda, en cierto grado, a los idealizados años 80.

Pero tras jugar a PUSS!, es innegable pero que tiene algo hipnótico que atrapa, y que invita a seguir jugando. Eso sí, esta amalgama de luces parpadeantes, color y surrealismo, como avisan sus propios creadores, puede afectarte si tienes epilepsia (como el mítico episodio de Pokémon). Y en este caso no nos extraña, porque no van de farol: el juego es un continuo ir y venir de flashes, luces, efectos...

Como hemos dicho, el objetivo en todos los niveles es siempre el mismo: llegar a la meta sin tocar las paredes, pisando siempre sobre suelo (hay vacíos, plataformas móviles, pasillos que se contraen momentáneamente...) y evitando contacto con cualquier cosa, ya sea un disparo, una explosión, una puerta... El objetivo es llegar a la meta sin tocar nada, o tocando "lo menos posible" (un roce con una pared no supone una muerte).

PUSS! Nintendo Switch PS4 Xbox review

Para afrontar este reto, PUSS! pone a nuestra disposición un control MUY sencillito: con cualquiera de los dos sticks nos movemos, y si usamos los dos a la vez en la misma dirección, meteremos el turbo. Fácil, ¿verdad? Pues bien, es lo único fácil del juego. No vamos a decir que sea el Dark Souls de las plataformas, porque ya está muy trillado... pero casi.

Sus 150 niveles (hay más que en la versión de PC), se se organizan de manera aleatoria en torno a "mundos" compuestos por un total de 9 de estos laberintos y un jefe final. Empezamos cada mundo con 9 vidas y cada vez que tocamos de manera continuada una pared, caemos al vacío, nos atrapa un pasillo que se contrae o similares, perdemos una dejando un "glitch" que nos recuerda dónde hemos fallado para el siguiente intento. A medida que avanzamos y la cosa se complica, algunos niveles cuentan con checkpoints.

Por suerte, hay formas de ganar vidas extra, por ejemplo, acumulando puntos en cada nivel, algo que podemos mejorar haciéndolo rápido, sin tocar nada ninguna pared. Cuanto mejor lo hagamos, más puntos conseguiremos (y podemos picarnos con los rankings online para ver quien es el mejor). 

Pero si se te atraganta un nivel y pierdes todas tus vidas, ya sea a mitad del mundo, en el mismísimo comienzo o en el jefe, te tocará volver a empezar ese mundo desde el principio (con otra combinación de niveles). Es una medida que "mitiga" la frustración, ya que no tiene por qué volver a tocarte el mismo nivel que se te ha atragantado... o sí.

Opinión PUSS! PS4 Nintendo Switch Xbox

La buena noticia es que, una vez completado un mundo, se guarda el avance y no tendremos que volver a empezar desde el principio del juego. De este modo, iremos salvando a los héroes al otro lado de la pantalla, sin desquiciarnos excesivamente en el intento.

Como decimos, la propuesta de PUSS! es muy simple, pero funciona y logra picar a lo grande. El diseño de los niveles es muy bueno, simple, pero eficaz y variado, y gracias a enormes pinceladas de surrealismo (a partir del segundo mundo podemos pedir ayuda a un gato anciano para que nos pase el nivel a cambio de una o más vidas), tiene "algo", quizá su excéntrica mezcla de sencillez y barroquismo visual, que hace que sea difícil dejar de jugar para ver qué es "lo siguiente", cuál es la siguiente chifladura con la que nos sorprenderá.

valoración PUSS! PS4 Nintendo Switch Xbox

Pueden ser sus cortos niveles (entre 20 segundos y un minuto podrás despachar la gran mayoría), lo hipnótico de sus escenarios (gatos y delfines 3D rotando en el fondo, como parte del decorado), sus atípicas melodías, sonidos y voces y todo junto a la vez... pero una sensación queda clara: PUSS! un juego loco-loquísimo y con mucha personalidad. Sirva como ejemplo el primer jefe final.

Tanto en los laberintos como en los jefes, nosotros manejamos la pequeña cabeza del gato (que podemos cambiar de aspecto entre más de 90 avatares distintos, que varían en los colores del pelaje o incluso el diseño), pero en los jefes debemos usar el entorno o recoger los clásicos "POW" que caen por el escenario para rellenar una barra y liberar un especial. Para muestra, un botón...

Este especial transforma a nuestro felino en una máquina de arañar (aporreando un botón, A en Nintendo Switch), en otros lanza rayos... una especie de Superman que antes estira las patitas para volar hasta el enemigo. Todo, con bastante simpatía y chifladura tanto en lo visual, como en las propias mecánicas, que mezclan sin sonrojarse aspectos como el bullet hell para evitar los abundantes disparos con juegos de olimpiadas machacabotones a la vieja usanza de Konami.

A pesar de todo esto, PUSS! no es un juego para todos los públicos. Si conectas con él, lo vas a disfrutar a lo grande. Salvando las diferencias, recuerda a muchos juegos clásicos, por lo sencillo de su idea y jugabilidad, y su capacidad para enganchar. Si además te van los juegos raros, distintos y algo surrealistas, lo vas a gozar, porque está regado con unas idas de olla importantes, especialmente visuales. Y si te gustan los gatos y los juegos económicos (11,99€, aunque más está en oferta de lanzamiento más barato en algunas plataformas), pues ya la guinda del pastel. 

Pero si no lo arriba mencionado no está entre tus gustos, y tampoco te van los desafíos (y en especial, detestas la repetición o el bucle "morir-repetir-morir-repetir"), entonces PUSS! puede cansarte pronto. Sea cual sea tu gusto, lo que es innegable es que PUSS! es uno de los juegos de consola más locos que vamos a ver en 2021.

Valoración

PUSS! es un juego ideal para los que se pican con desafíos, y no cejan en su empeño hasta superarse, todo aderezado con una estética única, mucha locura y unas mecánicas sencillas que cualquiera puede dominar. Pero esas mismas virtudes pueden ser para otros sus principales defectos, sobre todo si te frustra repetir, o la psicodelia no te llama.

Hobby

77

Bueno

Lo mejor

Simple en concepto, "difícil" de dominar. La estética y la locura generalizada, los jefes... Es muy surrealista. Vas a morir mucho.

Lo peor

Su dificultad puede desquiciar. Si no te va morir y repetir, te cansará pronto. En inglés. Es muy simplón a la hora de jugar.

Y además