Terminator Resistance análisis
Análisis

Análisis de Terminator: Resistance para PS4, Xbox One y PC

Por Álvaro Alonso

Versión comentada: PS4

Análisis de Terminator: Resistance para PS4, Xbox One y PC. Skynet ha liberado un ejército de máquinas asesinas sobre la faz de la Tierra, y de nosotros depende evitar la extinción de la humanidad usando armas, sigilo y algún que otro elemento RPG. Ha llegado el Día del Juicio.

Hace unos años, parecía una norma no escrita que todas las películas de acción o aventura que se estrenaban fuesen acompañadas por una adaptación en formato videojuego. Para los estudios responsables esto era un marrón, pues debían trabajar a ritmos imposibles para tener el videojuego a tiempo para el estreno de la película, lo que a menudo se traducía en productos que dejaban bastante que desear (salvo honrosas excepciones, como la de Spider-Man 2 en su versión para consolas).

Pero los tiempos han cambiado, y hoy en día estas adaptaciones son cada vez menos habituales. Por eso, cuando escuchamos que poco después del estreno de Terminator: Destino Oscuro, la nueva cinta de esta legendaria franquicia sci-fi (podéis leer nuestra crítica, si aún no lo habíais hecho), se lanzaría Terminator: Resistance para PS4, Xbox One y PC, por un lado nos alegramos de volver a ver un videojuego acompañando a la película... Y por otro nos temimos lo peor.

Ni siquiera una máquina podría resistirse a esta TV 4K HDR 

Pero no, Terminator: Resistance no es "el juego de la película": se trata de una precuela que tiene lugar antes de la primera The Terminator, la película que lo empezó todo, dirigida por James Cameron y estrenada en 1984. Así que esto ha dado más libertad a sus desarrolladores, Teyon, para hacer el juego que han querido, contando una historia que los fans de Terminator agradecerán. Pero... ¿logra estar a la altura? Ven conmigo si quieres vivir... Y descubrirlo en el análisis de Terminator: Resistance para PS4, Xbox One y PC

Terminator Resistance

Te va como anillo al dedo

Terminator: Resistance es un juego de acción, exploración y elementos RPG en primera persona. Lo cierto es que la forma más eficaz de describirlo sería "una versión descafeinada de Fallout". Porque pese a lo que pueden dar a entender los primeros minutos, estamos ante un título que incluye un variado arsenal de armas entre las que elegir, escenarios relativamente grandes en los que podemos buscar todo tipo de recursos con los que fabricar munición y otros objetos, misiones secundarias, diálogos con decisiones, puntos de experiencia y subidas de nivel que nos permiten invertir puntos en aspectos como sigilo o hackeo...

Así dicho suena bastante bien, pero insistimos en lo de "descafeinado". Pese a que Terminator Resistance contiene todos estos elementos, ninguna está demsaido profundizado. Por ejemplo, pese a la posibilidad de explorar los escenarios, el juego se desarrolla de forma completamente lineal, y sólo podemos volver a determinadas localizaciones si la argumento lo dicta. 

Terminator Resistance

Las armas están bien, y hay unas cuantas entre las que elegir (diferenciando entre armas normales y de energía, las que usan los Terminator), pero las mecánicas de disparo no están demasiado depuradas, dejándonos con un gunplay algo tosco. Los escenarios están llenos de recursos, pero las veces que les hemos dado uso se pueden contar con los dedos de las manos. Y las decisiones que tomamos durante los diálogos parecen afectar únicamente al final de la aventura.

Es algo que también se refleja al desarrollar a nuestro personaje, el soldado de la resistencia Jacob Rivers: podemos gastar los puntos que obtenemos al subir de nivel en aspectos como la resistencia, el daño que hacemos con las armas, el esapcio en la mochila, velocidad a la que obtenemos experiencia... Pero, al final, los tiroteos son siempre la mejor solución.

Terminator Resistance

De hecho, hay niveles lineales que desatacan precisamente por ser secuencias de disparos, así que no sabemos cómo podría resolverlos alguien que haya decidido gastar sus puntos únicamente en aspectos como el sigilo o el hackeo de terminales.

Lo que no se puede negar es que Terminator: Resistance es muy variado. Además de la exploración y la acción, en cada nivel se suelen introducir nuevas mecánicas que aportan frescura. Por ejemplo, en una ocasión debemos evitar a las máquinas a toda costa usando una visión que nos permite verlas a través de las paredes, llegado un punto podemos equipar las armas de energía con chips que alteran aspectos como la velocidad de disparo o de recarga, se introducen modificadores temporales de daño, salud o ralentización del tiempo... Y eso sin contar el minijuego de hackeo o el de abrir cerraduras (este último, extremadamente similar al de Skyrim). Es difícil aburrirse, vaya.

Terminator Resistance

Gráficamente, Terminator: Resistance es un título muy pobre, aunque el respeto audiovisual por el universo es palpable, lo que significa que la ambientación de las localizaciones que visitamos en esta Los Ángeles post-apocalítica está muy lograda.

Y pese a todo, pese a que sea un juego que recicla ideas y no destaca en prácticamente nada, no podemos evitar admirar que sus responsables hayan tenido cierta ambición al desarrollarlo. Es decir, podían haber hecho un juego de acción en primera persona y haber cobrado, pero en lugar de eso se han atrevido a realizar algo más ambicioso con -suponemos- un presupuesto bastante limitado. 

Si sois fans de Terminator, disfrutadlo. Y si no, también; tal y como está el mercado, puede que estos juegos "de acompañamiento" tengan los días contados.

Valoración

Un juego bastante más decente de lo que esperábamos, pero que no logra destacar en ningún apartado. Los fans de Terminator disfrutarán con su historia, personajes y ambientación, pero hay juegos similares con mejor acabado actualmente en el mercado.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

Variado y con bastantes opciones jugables. Pese al tipo de producto que es, se trata de un título decente.

Lo peor

El gunplay es mejorable. Pese a poder tomar decisiones, ninguna tiene demasiado peso sobre la acción o el argumento.

Y además