Análisis de Vengeful Guardian: Moonrider, pura acción de 16 bits para tipos duros

Vengeful Guardian Moonrider

Los clásicos de Konami o Capcom de los 90 se homenajean en un juego de acción que te pondrá en aprietos, pero siempre para bien. Analizamos Vengeful Guardian: Moonrider.

No se podrían entender muchos videojuegos actuales sin que hubiera existido la época dorada de los 16 bits. En algunos casos, esta aseveración es prácticamente literal, porque vivimos una época plagada de homenajes, en algunos casos muy estrictos, a aquellos clásicos de la acción de SNES y Mega Drive. Tal es el caso de este Vengeful Guardian: Moonrider, que llega a PS4, PS5, Switch y PC.

Los chicos de JoyMasher, que ya tienen un buen currículum de homenajes con Oniken o Blazing Chrome, vuelven a la carga con un juego de acción que bebe de clásicos como Contra, Ninja Gaiden o Shinobi.

La historia nos pone en la piel de Moonrider, un androide creado como un arma para un estado totalitario, pero que decide rebelarse contra su destino y liberar a la Humanidad del yugo de estos ejércitos y sus supersoldados.

Nuestra misión es superar 8 niveles de espadazos y plataformeo para derrotar a los correspondientes jefes finales. Moonrider es un tipo duro y efectivo, pero... ¿está preparado para el mayor enemigo de un héroe, la dificultad de los juegos de 16 bits?

El análisis de Vengeful Guardian: Moonrider para PS4, PS5, Switch y PC de Hobby Consolas:

Jugabilidad y gameplay de Vengeful Guardian: Moonrider

Al margen del primer nivel, que aun sin ser fácil, sirve más bien de introducción, los siguientes se pueden jugar en el orden que queramos. Todos suelen consistir en tramos de plataformeo tanto horizontal como vertical en los que nos vamos topando con trampas y enemigos.

Moonrider puede saltar, lanzar un espadazo normal y un ataque desde el aire, además de un golpe especial que consume una porción de nuestra barra azul de energía. Aunque por defecto es una versión más poderosa de la estocada normal, puede cambiarse por otros ataques si obtenemos las mejoras correspondientes al derrotar a los jefes.

VIDEO

Vengeful Guardian Moonrider tráiler de anuncio

Así, podemos optar por un tornado menos dañino pero que ataca a distancia o por unos shurikens que giren a nuestro alrededor hasta que los lancemos, por ejemplo. Estos ataques se pueden intercambiar en mitad de la partida.

Para recuperar tanto nuestro medidor de energía como el de salud, hemos de encontrar los items correspondientes, aunque suelen aparecer con una regularidad razonable por el mapa.

¿Es difícil Vengeful Guardian: Moonrider?

Todo lo que hemos explicado no significa que el juego sea sencillo, ni mucho menos. Tanto las zonas de saltos (propulsándonos desde las paredes, al estilo Ninja Gaiden) como las de acción requieren que seamos precisos y pacientes para esperar al momento justo en que alguien baja la guardia o la plataforma se coloca en el lugar adecuado.

Muchas veces, os tocará memorizar y asimilar patrones para actuar con efectividad o perderéis alguna de las escasas vidas. Aún así, el juego se percibe como un desafío, pero no como una experiencia injusta. Al revés, suele "picarnos" para seguir intentándolo.

Vengeful Guardian Moonrider

Puede haber más de un jefe en cada área, pero al terminar el duelo principal, recibiremos una calificación en función de los puntos obtenidos, el tiempo invertido y los secretos encontrados. Como alguna vez obtendremos una nota baja, querremos repetir el nivel para mejorar nuestra marca.

¿Cuántas horas dura Vengeful Guardian: Moonrider?

Los propios desarrolladores de este juego de acción dicen que se puede superar en unas dos horas, pero lo cierto es que le dedicaremos bastante más tiempo. 

En primer lugar, por ese pique para mejorar nuestra puntuación, pero también por esos nuevos ataques que obtenemos al vencer a los jefes y que nos pueden servir para repetir desafíos antes superados, pero con más ases en la manga.

Vengeful Guardian Moonrider

Y es que, además de los nuevos ataques especiales, hay escondidos en los escenarios contenedores que nos pueden dar nuevas habilidades (podemos equipar dos a la vez), como regenerar nuestra energía poco a poco, ejecutar un salto doble... o morir de un solo toque, si nos queremos complicar más la vida.

Con todo esto, acabaremos visitando los escenarios una y otra vez para conocer sus rutas secretas y convertirnos en los vengadores definitivos.

Precio y plataformas disponibles

Vengeful Guardian: Moonrider se puede conseguir en formato digital para PS4, PS5, Switch y PC, a un precio de 16,99 euros, así que no es muy doloroso para el bolsillo.

Por el momento, no se ha anunciado una versión para Xbox, aunque confiamos en que pueda llegar en un futuro. Las versiones anunciadas están disponibles desde el 12 de enero de 2023. Además, los responsables han anunciado que habrá edición física del juego, pero aún no tienen una fecha estimada de lanzamiento.

Preciso como un ninja, precioso como un haiku

Está claro que este juego es una labor de cariño de sus creadores hacia los tiempos dorados de Konami o Capcom a principios de los años 90.

Como decíamos, el desarrollo bien podría estar en una consola como Mega Drive o Super Nintendo, incluso a nivel técnico: lejos de plantear florituras "next gen", todos los gráficos se basan en píxeles puros y duros, que usan técnicas de dithering para simular más colores. Hoy en día no hace falta, pero sin duda aporta nostalgia.

Vengeful Guardian Moonrider

Los diseños de enemigos y escenarios beben de la iconografía futurista y de la estética tradicional japonesa, para presentar elaboradas armaduras samuráis y rostros de oni, que se mezclan con gigantescos enemigos capaces de soltar sangre a borbotones cuando finalmente rompemos su cara en dos.

Incluso tenemos un nivel de scroll frontal con efecto de scaling (imposible no acordarse de clásicos como Turtles in Time) mientras atacamos a lomos de nuestra moto. Ciudades futuristas, bosques malditos y fortalezas volantes son el caldo de cultivo ideal para nuestros katanazos.

Todo esto se junta en un juego muy variado (hay zonas de agua, de saltos al vacío, de trampas contra reloj...) que estrictamente no inventa nada, porque eso es lo que busca: homenajear todos los tropos de los juegos de acción de la época.

Es verdad que, al estar tan obsesionado con su homenaje, quizá corre el riesgo de parecer excesivamente "convencional", pero todo está tan bien ajustado que, si sabes a lo que vienes, es imposible que acabes aburrido.

Vengeful Guardian Moonrider

El conjunto se remata con una banda sonora llena de efectos techno y de emulación de aquella época en la que los sintetizadores eran lo más, con pequeños mensajes en japonés de los malvados jefes. De nuevo, pura evasión a los años 90.

En conjunto, Vengeful Guardian: Moonrider es un juego de acción poco innovador, pero que deja claro desde el principio su cariño por la acción que nos vio crecer a los que peinamos canas. No te sorprenderá, pero sin duda sacará el samurái cibernético que llevas dentro. No literalmente, hombre. Qué asco.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Una oda a la época dorada de los 16 bits, que transmite a la perfección esas sensaciones. Como juego, es un desafío algo breve, pero muy intenso y variado, que te tienta a mejorar más y más.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Su desafio duro, pero justo. Su nostalgia bien ejecutada, con niveles y una técnica de calidad.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Quizá se pasa de "fiel" y se agradecería un pelín, solo un pelín de innovación técnica y jugable.

Plataformas:

Nintendo Switch,

PC,

PS4,

PS5

Versión comentada: Nintendo Switch

Hobby

84

Muy bueno

Y además

Vengeful Guardian: Moonrider

Vengeful Guardian Moonrider cartel

Plataformas:

Nintendo Switch, PC, PS4, PS5

Lanzamiento: