Arise A Simple Story
Análisis

Arise: A Simple Story, análisis PS4, Xbox One y PC - Una aventura que te tocará el alma

Por Alberto Lloret

Versión comentada: PS4

Probamos al fondo Arise: A Simple Story, el debut de los barceloneses Piccolo Studio, para PS4, Xbox One y PC, una tierna aventura que nos invita a reflexionar sobre la vida y la muerte a través de una aventura sencilla en sus formas, pero entretenida igualmente.

Cada vez son más los juegos que se atreven a adentrarse en el complicado mundo de los sentimientos para contarnos una historia. Decimos "complicado" porque conseguir las emociones pretendidas, transmitir un mensaje que nos toque la fibra, puede ser más difícil de lo que pensamos.

Pero no tenemos ninguna duda, como vamos a ver en este análisis de Arise: a simple Story para PS4, Xbox One y PC, que el debut de Piccolo Studio lo consigue, y de manera más que notable, consiguiendo además que la experiencia sea un "juego de verdad", y no un paseo en el que apenas tenemos qué hacer.

Estos son los discos duros externos más vendidos en Amazon España

El protagonista de Arise: A Simple Story comienza en su funeral, en su pira crematoria, rodeado de sus allegados. Al comenzar a arder, despertamos en otro plano, otra dimensión, un paraje solitario, tranquilo y nevado desde el que accedemos a unos nodos especiales, que de forma bastante vaga, nos invitan a deducir que estamos repasando pasajes de nuestra vida. O mejor dicho, de la vida del protagonista... pero que bien podría solaparse en algunos momentos con la vida de cualquier persona.

Cómo conocimos a esa persona especial, como la vida nos separó en algún momento, la soledad posterior... no ahondaremos mucho más en las situaciones por no desgranar todas y cada una de las sorpresas y temas que toca el juego, pero sí diremos que todos estos niveles adoptan las mecánicas jugables de un juego de plataformas en mayor o menor medida lineal (aunque nos podemos mover libremente por los niveles y descubrir pequeños desvíos que nos llevan hasta algunos coleccionables, de los que hablaremos más adelante).

review Arise A Simple Story

Aparte de un botón para saltar y otro para lanzar un garfio que nos permita engancharnos a árboles o insectos gigantes, contamos con un último botón para trepar por paredes con salientes más o menos de manera simiautomática, al estilo Uncharted, podemos controlar el tiempo con el stick derecho. Sí, has leído bien. Si pulsamos hacia la izquierda en el stick "retrocedemos" en el tiempo, y hacia la derecha, "avanzamos", casi como si fuera una cinta de vídeo o la grabación de una cámara de seguridad... 

La gracia es que este tiempo es distinto en cada nivel. Por poner algunos ejemplos, en el primer nivel, nos permite controlar las estaciones, avanzar o retroceder en el deshielo para que suba el nivel del agua; en otro, controlamos el avance del sol y la luz en una franja del día concreta para provocar, por ejemplo, que los girasoles se orienten de un modo u otro...

review Arise A Simple Story

En otros, controlamos los instantes en que se produce un terremoto que afecta a una montaña o incluso una tormenta, para usar a nuestro favor los rayos y su luz para hacer desaparecer a los metafóricos demonios que nos acechan en nuestra soledad.

Son solo un puñado de ejemplos, pero a lo largo de todos los niveles tendremos que estar jugando constantemente con este control del tiempo para avanzar. Es más: llegado un momento, podremos hasta "congelar" el tiempo presionando un botón, lo que nos permite también controlar de forma más precisa el avance o retroceso del tiempo, a cámara lenta.

review Arise A Simple Story

Todo mientras vamos explorando unos coloridos y vivos escenarios, repletos de detalle, y con una iluminación y efectos visuales dignos de aplauso. Nada es ultradetallado (por ejemplo, nuestro personaje sin ir más lejos no tiene rostro, ni ojos, ni boca, ni nada), ni persigue un estilo ultrarrealista, más bien todo lo contrario. Busca un enfoque caballo entre ilustración de cuento y diseño "low-poly" (o con pocos polígonos) que le sienta de fábula.

La parte de mensaje quiere transmitir Arise: A Simple Story, como en el mejor humor y drama, nos lo cuenta el propio juego sin palabras, voces, ni texto, que es quizá lo más difícil, y al mismo tiempo lo más fácil para que todo el mundo lo pueda entender, independientemente de su país de procedencia e idioma. Su mensaje es internacional, global, y lo entenderán aquí igual que en el punto más remoto del globo.

review Arise A Simple Story

Así, bien a través de esculturas de piedra que vamos encontrando por el camino, como a través de las breves secuencias de vídeo que saltan al alcanzar ciertas zonas o los coleccionables, que son pequeñas ilustraciones estáticas que recrean la vida del protagonista, vamos componiendo su mensaje.

Los 10 mejores juegos de 2019 para PS4, Nintendo Switch, Xbox One y PC según Metacritic

Todos estos elementos tienen una composición exquisita, y destilan una delicadeza y tacto medido al milímetro... y quizá por eso funciona tan bien y te resultará tan complicado dejar el mando hasta ver el desenlace, algo que tampoco te llevará demasiado tiempo, porque es una experiencia que puedes completar en unas siete horas.

review Arise A Simple Story

Un mensaje que, por supuesto, no vamos a desvelar aquí, pero que tiene muchas papeletas de dejarte con la lágrima colgando al terminar la aventura. Un repaso vital, que invita a la reflexión, y que sin duda, culmina un juego en la línea de muchos "art games", como el mencionado Journey o el no menos memorable What Remains of Edith Finch, pero que deja también la sensación de ser más "juego" y menos experiencia experimental.

Los 50 juegos mejor puntuados de la década 2010-2019, según Metacritic

Quizá, el mensaje sería bastante menos emotivo sin la espectacular banda sonora que lo acompaña, melodías de piano que van de la mano con la narración y que terminan de envolver un juego que, a diferencia de otras propuestas similares, además, es rejugable.

Como hemos adelantado, en todos los niveles hay una serie de coleccionables y no todos están lo suficientemente a la vista como para encontrarlos a la primera, por lo que necesitarás al menos una segunda vuelta para encontrarlos. El número es variable según el nivel, dado que tampoco todos los niveles tienen la misma extensión. Algunos se pueden superar en 10-15 minutos aproximadamente, otros se dilatan más a poco que intentes recoger algún recuerdo colocado de mañera puñetera... 

También se diferencia de otros art games en otro aspecto, y es que integra una suerte de cooperativo local para que dos jugadores compartan la aventura. Uno maneja directamente al personaje, y el otro, el control del tiempo (la función del stick derecho). De este modo, es posible compartir la experiencia de juego incluso con alguien que jamás haya jugado en su vida... y emocionarse juntos.

review Arise A Simple Story

Como hemos dicho, todo con una puesta en escena exquisita, minimalista, colorida cuando tiene que serlo, y sombría cuando toca... vamos, como la vida misma. Y para rematar la jugada, con un precio que nos parece adecuado, 19,99 euros, lo que sin duda se suma a sus numerosos atractivos. Eso no quiere decir que no tenga "peros". A veces la cámara y el enfoque juega malas pasadas para calcular algunos saltos, así como el control a veces no responde como queremos... aunque nada que impida avanzar y completar la aventura.

Sin ningún tipo de duda, el debut de Piccolo Studios es más que notable, y desde aquí esperamos ya su siguiente proyecto, y puestos a pedir, a que alguien se anime a editar en formato físico esta pequeña joya, siguiendo la senda de otros juegos como Brothers A Tale of Two Sons. Sin duda, un estudio a seguir de cerca, que nos ha dejado con muchas ganas de ver su siguiente proyecto...

Valoración

El debut de Piccolo Studio deja un juego que recordarás durante mucho tiempo, una aventura sencilla en sus formas, pero con un mensaje tan bello como doloroso. Un ejemplo más de que los videojuegos son un gran medio para transmitir un mensaje y que, como Journey y obras similares, es poesía jugable. Si te van este tipo de propuestas, ni lo dudes.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

La banda sonora y la estética. El uso del stick derecho para controlar el tiempo. Con "cooperativo" para que dos disfruten de la aventura.

Lo peor

No es muy largo, aunque sí rejugable para encontrar todos los recuerdos (coleccionables). El control en algunas zonas, por la cámara.

Y además