Crítica de Amor de madre, un entretenimiento ligero y familiar acorde con el primer domingo de mayo

Amor de madre

Crítica de Amor de madre, la comedia familiar de Netflix protagonizada por Carmen Machi y Quim Gutiérrez pensada para arrasar en el Día de la Madre.

"Ella y él van de luna de miel... Son tal para cual, la pareja ideaaaal", eso decía la canción, pero Paco Caballero (El vecino) cambia un poco la letra para que los que terminen yéndose de viaje de novios sean una madre y su hijo, plantado en el altar el día de su boda por la que iba a convertirse en su esposa.

Así, con dos palmos de narices y unas fastuosas vacaciones pagadas en las Islas Mauricio, José Luis se verá en la tesitura de perder el dinero invertido o aprovecharlo yéndose con su progenitora, ávida de disfrutar de la vida.

Lo que sí terminaremos averiguando es que sí se cumple lo que auguraba la canción de que "son tal para cual", porque de hecho van a descubrirse el uno al otro en ese viaje, a fuerza de tener que convivir juntos y sincerarse en muchos aspectos.

Ésta es la premisa principal de Amor de madre, una película que llega hoy a Netflix de forma muy oportuna, anticipándose al Día de la Madre que celebramos el primer domingo de mayo así que os despejamos la primera duda que os puede surgir: tal y como parece, es una cinta muy blanca, de corte familiar y humor liviano de las que no ofenden a nadie y proporcionan un rato simpático.

VIDEO

Tráiler de Amor de madre, ya en Netflix

La química entre los dos intérpretes principales es innegable: una relajadísima Carmen Machi que luce estupenda y defiende su papel con su habitual solvencia y Quim Gutiérrez bordando el estereotipo de perdedor una vez más. Hay que reconocer que las comedias románticas de este tipo le van como anillo al dedo.

Así que con los dos con el piloto automático puesto dado que entran en liza en materias de dominan a la perfección, todo es disfrutar de su trabajo y de sus interacciones, aunque el libreto tiene grandes altibajos.

Por momentos la película es divertidísima, como cuando ella le aplica protector solar en la cara a su pesar o cuando la gerente del hotel en que se alojan les explica que ha echado a otras parejas por no haber pasado por el altar... obligándoles a hacerse pasar por recién casados (con todos los equívocos imaginables entrando en juego).

De este rol se encarga la hilarante Yolanda Ramos, cuya mera presencia anima el cotarro, aunque también hay que señalar que no es tan divertida como suele y encuentra pocas ocasiones de brillar.

La razón es que Amor de madre quiere ser, además de una comedia simpática, una reivindicación de las madres, sobre todo de las maduras que por regla general no son valoradas como se merecen ni siquiera en el seno de sus propias familias, aunque sea por mero desconocimiento de sus vidas.

Por el lado del humor se echa en falta más improvisación por parte del elenco y también algo más de mala leche en el guión porque las situaciones quedan planteadas, pero no terminan de romper para ser lo suficientemente descacharrantes.

Vamos, que da la sensación de que podría haber dado más de sí. Le cuesta algo arrancar, el final es bastante predecible y acomodaticio y el desarrollo llega a hacerse un poco pesado con alguna trama secundaria prescindible.

Netflix anuncia las 37 películas que estrenará en la temporada de verano

Imágenes de El agente invisible

¡Realmente dan ganas de viajar! Muy buena la labor de las localizaciones y la dirección artística de la película, porque aunque Amor de madre se ha rodado a medio camino entre Tenerife y Madrid, de veras da la sensación de que los protagonistas se han transportado a un destino más lejano y exótico.

Sobre todo porque toda esa sensación de relajación y de necesidad de exprimir y disfrutar cada minuto se trasluce muy bien en el personaje de Carmen Machi. Es ella la que levanta la película puesto que además de que su Mari Carmen es un caramelo, ella la hace creíble, tierna y achuchable, sin descuidar su faceta guerrera. 

En resumidas cuentas, Amor de madre no inventa nada, pero pone en valor la figura de las madres que, habiéndolo dado todo por sus familias, bien merecen ser las mujeres de nuestras vidas.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Comedia amable y sencilla, muy pertinente para ver en familia dado que es apta para todos los públicos. Sirve para reivindicar a las madres no tanto como pilares de la estructura familiar, que también, sino como personas con experiencias y deseos individuales que merecen respeto, cuidado y afecto.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El tándem formado por Carmen Machi y Quim Gutiérrez: generan buen rollo inmediato y se conjugan muy bien.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Se queda a medio camino en el humor, se hace algo larga y el final es muy predecible.
Hobby

60

Aceptable

Y además