Murder Mystery
Análisis

Crítica de Criminales en el mar, película de Netflix con Jennifer Aniston y Adam Sandler

Por Rafa Domínguez

Crítica de Criminales en el mar, dirigida por Kyle Newacheck. El último estreno de Netflix está protagonizado por Jennifer Aniston y Adam Sandler, una pareja que viaja por Europa y termina involucrada en un misterioso asesinato. Su estreno en Netflix España es el 14 de junio de 2019.

Llega el verano y Adam Sandler comienza su habitual peregrinaje por las carteleras de estrenos con una nueva comedia tras otra. Hoy le toca el turno a Criminales en el mar, el última película de estreno de Netflix que, oh sorpresa, llega en clave de comedia. Jennifer Aniston (Friends) repite como la elegida para completar una de las parejas protagonistas con menos química de los últimos años.

Criminales en el mar (Murder Mystery) está dirigida por Kyle Newacheck, conocido por dirigir capítulos de series como Parks and Recreation o Community y más concretamente por la creación de Workaholics, la popular producción de Comedy Central. El guion corre a cargo de James Vanderbilt, que ha participado en producciones de la talla de The Amazing Spider-Man, Slender Man o la intrincada Zodiac. Un capítulo sorprendente para la filmografía de ambos autores, que nos ofrecen una comedia-parodia tan vulgar como el propio título de la película.

Made in Adam Sandler

Aniston y Sandler son Audrey y Nick Spitz, la pareja protagonista de esta película de comedia; un par de estadounidenses que atraviesan la típica crisis del matrimonio aburrido, con él enmascarando sus fracasos profesionales y ella criticando la poca atención de un marido que no le regala el viaje de luna de miel a Europa que había sido prometido.

No tienen dinero como para comprar las únicas pastillas para la alergia que son eficaces para Audrey, pero sí para viajar de la noche a la mañana a Europa. Todo sea por salvar su matrimonio. 

En una de esas situaciones que solo ocurren en las películas, que para eso estamos en una, Audrey conoce a un multimillonario aburrido con nombre de multimillonario aburrido que decide invitarle a una copa en el bar del avión. Éste es Charles Cavendish, con Luke Evans (Drácula: La leyenda jamás contada) a los mandos del personaje, que ha sido traicionado por su expareja, que se va a casar con otro familiar más multimillonario, y quiere arruinar la celebración. Un follón de los de programas con nombre de frutas y patadas a la inteligencia, vamos.

Murder Mystery

A bordo del deslumbrante yate de la familia, los Spitz conocen al resto del reparto: Gemma Arterton (Hansel y Gretel: Cazadores de brujas) como la actriz Grace Ballard, John Kani (Black Panther) como el coronel con parche en el ojo Ulenga, el veterano Terence Stamp (el General Zod de Superman) como el más y mejor multimillonario Malcolm Quince, o Shioli Kutsuna (Deadpool 2) como la interesada Suzi Nakamura, entre otros. Los chelines debieron dirigirse al reparto, visto lo visto.

El viejo y acaudalado Quince termina siendo asesinado durante la reunión en la que anuncia que va a desheredar a todos los allí presentes en favor de su nueva esposa, Suzi. Un whodunit de los de toda la vida; el acertijo del asesinato y quién ha podido ser el autor. De esos que tanto hemos disfrutado en las novelas de Agatha Christie y las posteriores adaptaciones a la gran pantalla con su magnífico Hércules Poirot. Solo que no es Poirot, son los Spitz; y no es una película de intriga, sino un intento de parodia.

¡Las mejores películas de suspense de todo Netflix!

Como habréis podido intuir a lo largo de lo escrito sobre esta película de Netflix, no es, ni por asomo, el mejor estreno que hemos tenido en el catálogo de la plataforma. Es particularmente sorprendente que Vanderbilt, guionista de la cinta, fuese capaz de escribir la compleja adaptación de Zodiac, demostrando que domina sobremanera los infinitos detalles de una producción del tipo, y hoy tengamos que enfrentarnos al que puede ser uno de los peores trabajos de su carrera.

Criminales en el mar es una comedia vulgar, con escaso gusto para el humor y una bruma constante de incomodidad y desconcierto que los modernos podrían llamar "cringe". Recoge los resortes que vertebran las narraciones del género, pero su voluntad de convertirlos en parodia no es suficiente como para levantar la escasez de ingenio y mordacidad de las resoluciones y sus diálogos.

El reparto está correcto, partiendo de las inexistentes posibilidades de trabajo sobre sus personajes. Jennifer Aniston Adam Sandler tiran de las manidas características de los personajes a los que suelen dar vida y podríamos considerar que funcionan individualmente, pero como pareja son un desastre. No hay un ápice de química entre ambos, menos de lo que ya vimos en su primer trabajo juntos con Sígueme el rollo.

Otro punto sería buscar el público objetivo a quien va dirigido la película de comedia de Netflix. Los amantes del suspense y las historias detectivescas se encontrarán con una burla absurda de escaso calado; los amantes de la comedia, con un humor pueril y renqueante. Sólo nos quedan los amantes de Adam Sandler y los que quieran echar la comida y la sobremesa con una película ligera. Que cada uno se enmarque donde le corresponda a esta hora del día.

Valoración

Una más para Adam Sandler, esta vez intentando parodiar el género whodunit. Vulgar y de escaso ingenio, a pesar de contar con suficiente reparto como para entretener una tarde de domingo.

Hobby

45

Malo

Lo mejor

¿Jennifer Aniston? El reparto está correcto y no deja de ser una película fácil de ver en la sobremesa.

Lo peor

La construcción de la historia destruye el supuesto misterio y la comedia todavía estamos buscándola.