Crítica de Niña del demonio, una diabólica serie de animación para adultos disponible en Disney+

Niña del demonio

La nueva serie de animación de FX Productions llega a Disney Plus a través de Star+ para darle un giro diabólico al mes de enero.

Este mes está siendo prolífico en las producciones de animación para adultos. En Disney+ no quieren perder la estela a la que pueden agarrarse gracias a Star+, la categoría donde las series y películas que no son "family friendly" tienen cabida.

Esta semana llega al catálogo Niña del demonio, la nueva serie cocreada por Darcy Fowler, Seth Kirschner y Kieran Valla. A Kirschner y Valla quizá los conozcáis por otra serie: Stop the Bleeding!.

VIDEO

Tráiler de Niña del demonio, la nueva serie de animación para adultos de Star+

Nos encontramos ante una primera temporada de 10 episodios de entre 24 y 27 minutos que pretenden hacernos reír con las "diabluras" de esta adolescente que alberga el poder del Anticristo en su interior.

Hay que decir que el infeliz que escribe estas líneas viene de ver Velma, en HBO Max, así que muy mal se tendría que dar la cosa para que la serie de Disney Plus fuese a peor. No obstante, como suele decirse, "no escupas nunca al cielo".

Hoy, en Hobby Consolas, os traemos nuestra crítica de la primera temporada de Niña del demonio, que ya está disponible íntegra en Star+, a través de Disney Plus España.

Nadie escapa del Demonio

La premisa de la serie es muy sencilla, aunque efectiva. Niña del demonio sigue a Chrissy, una joven que vive con su madre, Laura, con quien viaja de ciudad en ciudad como si escapase de algo.

Efectivamente, llega un momento en que Chrissy descubre que, en realidad, su padre es el mismísimo Satán, que lleva tratando de dar con ellas desde que nació. Claro que Laura no tiene ninguna intención de que se produzca un feliz encuentro familiar, y tiene las armas y las técnicas necesarias para evitarlo.

Buena parte de la serie gira en torno a los enfrentamientos de Chrissy con sus padres, explotando la mecánica del conflicto familiar, con el añadido de que todos los miembros de esta disfuncional familia tienen poderes que pueden sembrar el caos y la destrucción.

Pero las disputas de Chrissy, Laura y Satán, no solo los afectan a ellos, sino a quienes les rodean, ya que acaban atraídos a la espiral de desgracia que generan. Así, sin haceros spoilers, es lo que os podemos decir de la serie.

La serie nos llevará por los reinos semicorpóreos por los que se mueve Satán, pero no dejará de lado tramas en la Tierra, donde los poderes de Chrissy siguen manifestándose mientras sus padres se disputan su favor.

Buen doblaje, pero mejor con las voces originales

No seremos nosotros quienes desmerezcan el trabajo del equipo de doblaje de Niña del demonio, que incluye voces como Lourdes Montes, Elena Jiménez o José Padilla.

Sin embargo, merece la pena destacar que el doblaje original cuenta con Aubrey Plaza (Parks & Recreations) como Laura, Danny DeVito como Satán y su hija, Lucy DeVito, como Chrissy.

El estilo de animación no se corta con el gore más bestia y con los desnudos integrales de personajes cuando es menester. Es una serie "diabólica", así que no esperábamos menos.

De menos a más, pero con bajones

La estructura de la primera temporada de Niña del demonio es bastante lineal, con una trama común en los episodios que no recurre, del todo, a capítulos autoconclusivos y aislados, como bien podemos encontrar, por ejemplo, en Rick y Morty.

Hay muchas referencias a películas icónicas como El resplandor, El exorcista o Little Nicky, una película con la que tiene algunos puntos en común, pero no demasiados.

Niña del demonio

La serie arranca sin terminar de encontrar su tono con un episodio piloto que a algunos os puede dejar un tanto fríos. Podemos decir que la cosa mejora, aunque no llega al punto de tirar cohetes. Bueno, hay dos episodios, el del perro y el de la guerra en casa, que están MUY BIEN.

Niña del demonio es, en general, una serie bastante divertida y, sobre todo, entretenida. Sin embargo, a veces busca con demasiado ahínco la broma fácil o bruta, y no siempre es necesario para conseguir captar al espectador.

Lo mismo sucede con el lenguaje. Las series de animación para adultos acostumbran a saturar los diálogos de tacos y blasfemias varias, y Niña del demonio no es ninguna excepción. A veces, tanto taco hace que los diálogos no terminen de quedar naturales, salvo cuando eres miembro de la familia Roy en Succession, claro.

 

La serie ofrece unas cuantas horas de entretenimiento y tiene margen de mejora si el equipo pule algunos detalles, pero nos deja una primera temporada solvente, aunque no nos hayamos enamorado. Eso sí, comparada con Velma, es ambrosía.

Niña del demonio está disponible en Disney+ España. Podéis encontrar la serie en la categoría Star+, seguid el calorcito y llegaréis al infierno de la animación para adultos que nos ofrece esta nueva incorporación a la plataforma.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Una serie de animación para adultos que convierte los conflictos familiares en el eje de un caos demoníaco plagado de sangre, muerte y resquemor. Deja momentos brillantes, pero necesita encontrar su tono.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Tiene un par de episodios brillantes, alguna broma hilarante y margen para mejorar si tiene continuidad.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

A veces, la serie se pasa de exagerada y busca la broma bruta sin que haya necesidad.
Hobby

68

Aceptable

Y además