The new legends of the Monkey
Análisis

Crítica de Las nuevas leyendas de Mono, nueva serie en Netflix

Por Javier Cazallas

Las nuevas leyendas de Mono, la nueva serie australiana-neozelandesa de Netflix llega a España para llevarnos a un mundo de dioses, demonios y magia con unas cuantas dosis de humor absurdo.

Ya sabemos que una de las principales características de las series de Netflix es su diversificación internacional. Un ejemplo de ello son series como Suburra o Edha (bueno, esta última no debería ser un ejemplo de nada). En esta ocasión, Netflix apuesta por la producción entre Australia y Nueva Zelanda de Las nuevas leyendas de Mono, una serie que puede dar mucho, o ser un estrepitoso fracaso.

En Las nuevas leyendas de Mono nos trasladamos a un mundo donde las deidades y los demonios se encuentran en plena guerra por la supremacía. Debido a que ambas series se inspiran en el mismo relato chino, encontraremos algunas semajanzas a Dragon Ball, como la nube kinton. No hemos podido evitar comparar en algún momento la serie con Xena, la princesa guerrera o a Hércules: Sus viajes legendarios, dos series que no eran ni buenas ni malas, pero que tenían su público, y qué leches, hemos crecido con ellas.

Consigue series parecidas a Las nuevas leyendas de Mono

Los efectos visuales cantosos

De los puntos fuertes de Las nuevas leyendas de Mono no podemos destacar sus efectos especiales. Probablemente se vieran afectados por temas presupuestarios, o por un exceso de setas alucinógenas. Quizás incluso sea algo premeditado -probablemente-, ya que parte del equipo de efectos visuales ha trabajado el producciones como El Gran Gatsby, X-Men: Días del futuro pasado o Guardianes de la Galaxia entre otras grandes producciones. 

El resultado son unos efectos visuales bastante casposos, dignos de aquellas series malillas de los 90 que ponían por la tarde mientras hacías los deberes. Si finalmente es premeditado, como parece, es un resultado cuanto menos curioso, y al final ni siquiera reparamos en esos efectos tan grotescos hoy en día, y logramos disfrutar de ellos, en su justa medida, claro está.

Una historia, con historia

Las nuevas leyendas de Mono está basada en el show japonés Monkey, de los años 70 y 80, que a su vez está basado en el relato chino Viaje al oeste, del siglo XVI, ahí es nada... Aquel show japonés tuvo bastante éxito en Oceanía, especialmente en Nueva Zelanda y Australia, por lo que no es de extrañar que hayan sido ellos finalmente quienes apostasen por esta serie.

The new legends of Monkey

A cualquier espectador que no conozca ese hecho le choca de inicio la ambientación oriental del mundo de Las nuevas leyendas de Mono, que está basada en la China de los siglos XV y XVI. Especialmente, al tener en cuenta que buena parte del reparto son actores occidentales, y nos impacta ver a actores reales occidentales en estos entornos. Si se hubiera tratado de La espada del inmortal, no nos chocaría tanto al ser todo el reparto japonés.

Humor y situaciones ridículas

La mayoría del reparto de Las nuevas leyendas de Mono es relativamente desconocido. Eso incluye a su protagonista, Chai Hansen, quien encarna al Rey Mono, un Goku de la vida que se ha pasado 500 años sobando en una montaña encerrado, así que se levanta repartiendo leñazos de mono. Luciane Buchanan es "Tripitaka", la culpable de despertar al bueno de Mono. Guardará un secreto toda la temporada, a ver si descubrís cuál.

The new legends of Monkey

Cierran el elenco principal Josh Thompson y Emilie Cocquerel, dos dioses más bien venidos a menos que harán que Miércoles en American Gods parezca en plena forma. Los golpes de humor en Las nuevas leyendas de Mono son frecuentes, y generalmente bastante obvios, tened en cuenta que es una serie recomendada para mayores de 7 años, si queréis ver algo más gore, poneos Happy!

Esta serie de Netflix es entretenida, y cumple para lo que es. Los peques de las nuevas generaciones tienen derecho a tener series bizarras de las que acordarse en el futuro cuando miren hacia atrás y digan "Y yo veía estas cosas...". Una serie simpática y sin mayores pretensiones que hacernos pasar unos buenos ratos. Prometen una segunda temporada de Las nuevas leyendas de Mono, y esperamos que sobreviva a la crítica y al público.

Valoración

Con cierto sabor a aquellas series con las que crecimos muchos, Las nuevas leyendas de Mono nos transporta a un mundo de dioses, demonios y magia. Tiene unos efectos visuales algo obsoletos.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

La historia es entretenida y tiene momentos cómicos para todos los públicos.

Lo peor

Los efectos especiales no son, digamos, el punto fuerte de la serie.