Pocahontas ppal
Una de las películas Disney que más polarizan la opinión de los fans también está en el catálogo de Disney+. Volvamos a 1995 para viajar por ríos y montañas junto a Pocahontas.

El listado de películas de dibujos animados en Disney Plus nos sirve para repasar los clásicos que más nos marcaron, pero también otros que quizá no recordamos con tanto fervor, pero que podrían darnos una sorpresa positiva al concederles una nueva oportunidad. A nosotros nos ha pasado con Pocahontas, la película de 1995 que muchos recuerdan como la "bajona" dentro de la trayectoria del renacer animado de Disney, pero que en realidad tiene mucho que admirar.

Date de alta en Disney+

Date de alta en Disney+

Disney+ sigue estrenando novedades, como su canal STAR. Si te das de alta en la suscripción anuales, ahorrarás el equivalente a dos meses con respecto a la suscripción mensual.

Darse de alta

La película llegó después de mega blockbusters como Aladdin o El Rey León y, aunque suele tenerse la noción de que fue un fracaso en taquilla, en realidad fue una de las películas más fructíferas del año... Aunque vale, es cierto que Batman Forever quedó por delante, cosas de las modas... La crítica también puso la película de Pocahontas en buen lugar, si bien se criticó su tono desigual. Precisamente, ciertas decisiones del desarrollo son las que convierten a esta película dirigida por Mike Gabriel y Erik Goldberg en un producto que probablemente disfruten más los adultos que los niños. Ahora iremos a eso.

La historia de Pocahontas se basa en la leyenda norteamericana sobre la nativa del mismo nombre. Aquí, vemos como un grupo de colonos británicos llegan al nuevo mundo, movidos por el deseo de encontrar oro a raudales. La tribu de Pocahontas ha vivido en la zona durante generaciones y tanto un bando como el otro se ven desde el principio como enemigos: o son bárbaros, o son invasores que vienen a coger lo que no es suyo. Pero claro, la protagonista conoce a un colono muy especial John Smith, cuyo espíritu aventurero hace que ambos lleguen a entenderse mucho mejor que sus respectivos bandos. Pero, ¿bastará su enamoramiento para frenar la creciente tensión entre ambos bandos?

VIDEO

Tráiler de Pocahontas, la película de Disney

Vista a grandes rasgos, Pocahontas podría parecer una película Disney más: chica indómita y curiosa conoce chico, chica y chico se hacen tilín, un villano ambicioso se interpone entre ellos. Sin embargo, la narración consigue hacer más hincapié de lo normal en las motivaciones de los personajes que los rodean. No es tanto una película de aventuras, comedia y amor, sino que más bien es una reflexión sobre el miedo que todos tenemos a los que no son como nosotros. Resulta sorprendente lo actual que resulta, 25 años después, el mensaje que debemos extraer del clásico Disney: si, por un momento, nos paramos y nos ponemos en la piel del otro, en vez de ponernos a la defensiva todo el rato, acabaremos enriqueciéndonos los unos a los otros.

Pocahontas Disney

Todo esto hace que la historia de amor de Pocahontas y John Smith sea el catalizador de la historia, pero no es el objetivo de la misma. De hecho, la resolución de esta película fue una de las más criticadas de todas las películas Disney, en su momento. Aquí no hay un conflicto creciente que lleve a un apocalíptico combate final contra el villano, ni un beso legendario que dé el cierre a la película. En su lugar, encontramos una invitación a construir una civilización mejor y una reflexión sobre lo que de verdad importa en el amor. Es un final que, quizá, hasta podríamos considerar anticlimático, pero que visto con el paso del tiempo resulta muy cálido, más adulto de la media (dentro de su "buenrollismo") e incluso inspirador.

Al margen de esos puntos clave, por supuesto se incluyen elementos de humor, con animalillos "graciolos" incluidos. De hecho, aunque no suele recordarse el humor de la película, lo cierto es que el mapache Meeko resulta bastante gracioso con sus gags en los que se dedica a robar comida al pobre perro de Ratcliffe, el villano.

Este malvado personaje también tiene su protagonismo y, aunque no protagoniza momentos tan memorables como, digamos, Scar en El Rey León, si sirve muy bien en su propósito de hacer girar las ruedas del odio en los colonos, los cuales representan muy bien la moraleja que comentábamos antes. Al principio, todos están dispuestos a quitarse de encima a los salvajes que pueblan el nuevo mundo, gente sucia y sin civilizar, pero... ¿Y si no habían entendido todo lo que les podrían ofrecer?

Pocahontas Disney

Al margen del humor y el inevitable villano... ¿Qué hay de la música, otra de las marcas de la casa? Pues es realmente buena, con especial protagonismo del tema principal, el maravilloso Colores en el Viento, compuesto por un Alan Menken tan eficaz como siempre. Es inevitable no pasarte una tarde entera tarareando aquello de "has oído al lobo aullarle a la luna azul" y contagiarte del espíritu ecologista que emana de su letra. Pero nosotros también destacamos la canción "Bárbaros", que es capaz de ponerte los pelos de punta al entender que, dentro de su exageración, representa muy bien la intolerancia a la que somos capaces de llegar como sociedad. Y, lógicamente, recuerda a ese Quintet de West Side Story en el que ambos bandos se dirigen al inevitable conflicto. Dos bandos diferentes, que se odian, pero que tienen la clave del entendimiento delante de sus narices.

Dato curioso: Christian Bale ponía voz al joven Thomas, el compañero de John, mientras que el propio y tolerante John tenía la voz de Mel Gibson, antes de que su carrera su viniera abajo por sus comentarios racistas y misóginos. Que vueltas da la vida... 

En la parcela visual, Pocahontas también es una película muy interesante. Disney abandonó su estilo "realista" (por así decirlo) y se atrevió con una estética mucho más experimental, con personajes angulosos, iluminaciones muy extremas y planas y una paleta de colores más "otoñal", que también sacaba a relucir su aspecto más adulto. Aunque hay algunos elementos en 3D, la película tiene mucho de artesanal en su animación 2D. Vale, John es bastante sosainas, pero la india protagonista sí tiene un diseño muy interesante, con especial mención para el movimiento de su pelo o sus movimientos precisos y felinos, que se correspondían con su carácter aventurero y cazador.

Pocahontas Disney

Los responsables de la película reconocieron pasar por un verdadero calvario para, con unos rostros más esquemáticos, conseguir una expresividad sutil pero convincente en los personajes. Todo ello se mezclaba con efectos de agua y hojas movidas por el viento (la metáfora del destino de la protagonista) que siguen siendo hipnóticos hoy en día.

En resumen, la película de Pocahontas es una pequeña y, a menudo, incomprendida joyita dentro del catálogo de Disney, que sentó cátedra en algunos elementos de películas futuras (el tono más adulto de El Jorobado de Notre Dame, el estilo visual arriesgado de Hércules) y que, como su protagonista, se atrevió a ser diferente. Su tono no acaba de ser tan redondo como el de una Aladdin o La Bella y la Bestia, pero tiene mucho material para sorprenderte. Si se la propones a unos niños, quizá muchos digan "qué rollo", pero déjate llevar por su corriente y podrás "colores en el viento descubrir".

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

A menudo incomprendida por parte de crítica y público, es una película más adulta que otros clásicos Disney, con mensajes y valores muy interesantes, aunque es algo irregular en su tono.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Su estética arriesgada y única y sus lecciones, más adultas que las de otras películas Disney.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

El final puede ser poco climático para parte del público y muchos niños quizá la encuentren menos distendida de lo esperado.
Hobby

87

Muy bueno

Y además