Crítica de Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion o cómo pelar la cebolla de un caso resbaladizo

Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion

Crítica de Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion (Glass Onion: A Knives Out Mystery) con Daniel Craig retomando el papel del detective Benoit Blanc. Estreno en cines el 23 de noviembre y en Netflix el 23 de diciembre.

Llega a los cines, por tiempo limitado, una de las películas más esperadas de los últimos tiempos: Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion, la segunda entrega de las aventuras del detective Benoit Blanc dirigida de nuevo por Rian Johnson. Lo hace un mes antes de desembarcar en Netflix, donde podréis verla desde el 23 de diciembre.

Se trata de una película de larga duración que alcanza los 139 minutos de metraje a lo largo de los cuales nos enfrentamos a un nuevo misterio en el que lo único que nos conecta a la primera Puñales por la espalda es el personaje de Daniel Craig. Y es de ley arrancar diciendo que se nota que tanto él como el resto del elenco se lo han pasado pipa rodando esta secuela.

Es más, tanto el intérprete principal como el director han dejado clara su intención de no aparcar demasiado la tercera entrega, dado que saben que han dado con un filón comercial estupendo y les ata un suculento contrato a la plataforma de streaming, como os contamos aquí:

VIDEO

Todo lo que sabemos de las secuelas de Puñales por la espalda

Volviendo a Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion, podemos adelantaros las líneas maestras de la historia (sin spoilers, por supuesto). La película recupera el tono paródico para sumergir a Blanc en un nuevo caso al ser invitado a una isla griega privada donde un multimillonario llamado Miles Brown e interpretado por Edward Norton ha reunido a sus amigos más íntimos.

El magnate del ámbito tecnológico (un trasunto de Elon Musk) les propone un juego: descubrir quién es el asesino... pero ¿quién es la víctima? Será él mismo... al menos en teoría, pero las cosas se complican a medida que comenzamos a comprender las relaciones entre los personajes, teniendo en cuenta que todos tienen tantas razones para temerle como para odiarle con todas sus fuerzas.

Desde modelo fracasada y bocazas Birdie (Kate Hudson) hasta el influencer en apuros Duke (Dave Bautista), el científico Lionel (Leslie Odom Jr.), la política Claire (Kathryn Hahn) o su billante exsocia Andi (Janelle Monae). Todos ellos por su puesto tienen algún motivo para acabar con la vida del anfitrión, que guarda algunos oscuros secretos.

VIDEO

Clip de Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion, la secuela de Rian Johnson que llega a Netflix

Guerra de egos

Uno de los aspectos más divertidos de esta secuela de Puñales por la espalda es la elevada autoestima de los personajes principales, como ya se insinúa desde el cartel de la película. A menudo lo más interesante no es saber quién o por qué (algo que sabemos que nos terminarán hilvanando al final sí o sí) sino cómo porque la batalla está en el plano intelectual.

Esto es una herramienta que el guión sabe utilizar para sacarle el jugo a un Benoit Blanc de quien descubrimos algunos detalles íntimos pero al que por encima de todo vamos a ver enfrentado a un reto en la medida en que conoce detalles que al resto de los personajes e incuso los espectadores hasta un determinado momento se nos han escamoteado.

Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion

El juego del gato y el ratón vuelve a resultar de lo más entretenido y divertido gracias a personajes extremos que brillan con luz propia como el de Kate Hudson (junto a Dave Bautista cuenta con los outfits más locos que competirán con el jersey de Chris Evans) y a algunos cameos como los de Serena Williams, Ethan Hawke o la genial Jackie Hoffman.

En el lado del "debe" queda el desaprovechamiento de fantásticos intérpretes que apenas tienen peso específico en la trama como Kathryn Hahn, Jessica Henwick, Hugh Grant o Natasha Lyonne. No se pierde la ocasión para lanzar algunos cuchillos a la era COVID-19 e incluso a dispositivos como Alexa.

Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion

Knives Out, con sus defectos, que los tiene, se consolida o como franquicia con un segundo episodio que cuenta con todo el jugeteo y la megalomanía que cabrían esperarse por parte de un Rian Johnson al que se le ha dejado hacer para alumbrar la película que le ha dado la real gana y que tiene menciones directas al Cluedo, a los puzles misteriosos o a la canción de los Beatles "Glass Onion".

En resumidas cuentas, mejor ver Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion en pantalla grande para ayudar a pelar esta cebolla a nuestro investigador favorito. Las risas están aseguradas y un futuro de mayor éxito aún para la saga, también.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

¿Quién puede resistirse a un buen whodunit? Puñales por la espalda se consolida como franquicia con un segundo episodio en el que Daniel Craig vuelve a brillar como el detective Benoit Blanc. No revoluciona el género pero ofrece una entretenidísima aventura evasiva.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El papel de Kate Hudson y cómo lo goza la actriz poniéndolo en pie. Es una experiencia evasiva y divertida muy recomendable.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

La larga duración le pesa con alguna vuelta de tuerca de más hacia el final. Hay muchos intérpretes secundarios desaprovechados en papeles diminutos.
Hobby

80

Muy bueno

Y además

Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion (2022)

Glass Onion: A Knives Out Mystery

Lanzamiento:

Argumento:

Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion es la primera de las secuelas programadas de la exitosa Puñales por la espalda que tendrá de nuevo tras las cámaras a Rian Johnson (Star Wars Epidosio VIII: Los últimos Jedi, Looper, Los hermanos Bloom). Poco se sabe sobre la trama de esta nueva película de intriga y comedia, confirmándose que t...