Roar

¡Escucha su rugido! Crítica de Roar, la serie antológica de Apple TV+ de las creadoras de GLOW, Carly Mensch y Liz Flahive. Estreno el 15 de abril de 2022.

Apple TV+ sigue refrescando los estrenos televisivos con toda clase de series. Si la semana pasada despedía la primera temporada de la memorable Severance (Separación) y nos daba la alergría de confirmar su renovación, ésta nos trae Roar, una serie antológica de ocho episodios de una media hora de duración.

Se trata de la adaptación de libro de historias cortas "Roar: Thirty Women, Thirty Stories" de la escritora irladesa Cecelia Ahern, lanzado en 2018.

La serie es el primer fruto del acuerdo entre las creadoras y co-showrunners Carly Mensch y Liz Flahive (responsables de GLOW) con Apple TV+, y cuenta con un reparto estelar que incluye a Nicole Kidman (Being the Ricardos), Cynthia Erivo, Issa Rae, Merritt Wever, Alison Brie, Betty Gilpin, Meera Syal, Fivel Stewart y Kara Hayward.

Además de protagonizar una de las historias, Kidman es productora ejecutiva junto a Per Saari y su compañía ganadora de varios Emmy Blossom Films. 

VIDEO

Tráiler de Roar, la serie antológica de Apple TV+

Lo primero que hay que señalar es que cada episodio va por libre en lo que se refiere a historia y planteamiento estilístico, de modo tal que es una serie muy dispar. Y esto es algo positivo dado que, en efecto, cada "corto" necesita un tratamiento distinto. 

El nexo común es el de suponer una suerte de grito de liberación para las protagonistas de las historias, que pasan por experiencias que rozan lo fantástico y, en todos los casos, suponen una metáfora de la realidad.

La web de Apple TV+ añade una de las funciones más solicitadas

Apple TV+

De esta manera, conocemos a mujeres comunes enfrentadas a situaciones excepcionales... Por ejemplo, el fantasma de una campista encontrada muerta que se ve impelida a descifrar las claves de su asesinato para poder descansar en paz o una mujer que decide "consumir" con glotonería sus recuerdos para revivirlos y degustarlos con fruición como si estuvieran inmersa en ellos.

La temática es muy variada: la trascendencia, la memoria, el amor.. Cada historia pone el foco en un tema distinto y es lo suficientemente original y curiosa como para dejarnos pensando y abrir interesantes debates acerca de la forma en la que se educa y cría a las niñas y cómo se relacionan cuando son adultas con una sociedad que todavía tiende a invisibilizarlas o menospreciarlas en ocasiones.

A menudo, los giros dramáticos son, como decíamos, fantásticos: es inconcebible que un hombre cree una hornacina para su esposa y que la utilice casi como si fuera una musa estática, pero funciona a las mil maravillas para representar una relación de desigualdad y el vértigo que se siente cuando se intenta superar una situación así.

En general los episodios 3, 4, 5 y 6 son los que tienen una mayor fuerza por lo impactantes que resultan y las lecturas que puede hacerse del subtexto de los guiones, en los que no hay nada baladí.

De la calidad del reparto, poco se puede decir: todas las protagonistas femeninas y sus compañeros de cartel se ajustan a la perfección a sus roles y consiguen tocarle al espectador la fibra sensible. La forma en la que cada una de ellas encuentra su camino, es inspiradora y sorprendente y no pasa necesariamente por adecuarse a los estereotipos de otras narraciones.

Hay que subrayar que ésta no es una serie de mujeres que se dirija a las mujeres: no es un recipiente estanco sino que es una serie creada por mujeres sobre historias de mujeres que se dirigen a todo el mundo.

Esquiva sin problema el drama fácil para expresarse de una forma mucho más original y emocionante que se sitúa en las antípodas de lo lacrimógeno a pesar de que a veces se mete en terrenos bien complejos.

De esta forma, brilla por el retrato tan humano de los personajes que aborda. Ninguno es simplón, malo per se o pretende ser perfecto, todos tienen un trasfondo con el que nos podemos llegar a identificar.

Al igual que se muestran conductas machistas de las que a veces somos inconscientes quienes las ponemos en práctica sin darnos cuenta siquiera. Nos metemos todos en el saco y líbrese quien pueda.

En conjunto, da la sensación de que Roar podría haber ahondado más en ciertos temas o que, incluso, podría haber sido más dura. Ese rugido que se antoja atronador de la imagen principal, resulta ser más introspectivo y metafórico de lo esperado, lo que en sí no tiene por qué ser algo negativo.

Recordemos que el libro original cuenta trece historias y que aquí solo nos han presentado ocho... así que no sería descartable que viéramos una segunda temporada en la que se añadieran sorpresas adicionales. Por descontado, contaría con nuestro interés.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Ocho historias protagonizadas por mujeres que dinamitan prejuicios y conquistan espacios. La calidad de las historias es dispar en lo que se refiere al guión, pero la producción y la calidad de las interpretaciones, es irreprochable.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La idea general y el repartazo que la pone en pie. Los episodios 3, 4, 5 y 6 son especialemente brillantes.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

No todas las historias tienen la misma fuerza y de hecho algunas de ellas tienen una relación tangencial con el tema principal.
Hobby

70

Bueno

Y además