Seis Manos serie anime Netflix
Análisis

Crítica de Seis Manos temporada 1, el anime de Netflix con Danny Trejo

Por José Carlos Pozo

De un tiempo a esta parte, el producto del anime se ha extendido de forma considerable en todo el mundo, estando más al acceso de un público, digamos, más general, que no solía prestar demasiada atención a este tipo de género. Gran parte de la razón por la que el anime está más presente es, sin duda, por Netflix, quien ha estado añadiendo a su catálogo multitud de series de animación japonesas (tanto de las más conocidas del género como aquellas que han pasado más desapercibidas), lo que ha hecho que mucha gente haya sentido curiosidad y haya visto algunas de esas series (al fin y al cabo, vienen incluidas entre todo el catálogo que están pagando religiosamente cada mes).

El éxito de este género ha sido tal que desde el propio servicio de streaming se ha comenzado a realizar producciones originales americanas con el estilo característico del anime japonés, véase como ejemplos Castlevania, Knights of the Zodiac: Saint Seiya (que, aunque no deja de ser una producción japonesa, esta nueva versión está más enfocada al público americano, con sus voces originales en inglés) o bien la nueva serie de la que hemos venido a hablar: Seis Manos.

Estrenada en Netflix desde el pasado 3 de octubre, la serie Seis Manos está ambientada en la década de los 70 y nos cuenta la historia de tres huérfanos llamados Jesús, Isabela y Silencio (el de este último es un apodo debido a que es mudo), quienes son criados y educados en el camino de las artes marciales por el anciano maestro Chiu. Sin embargo, la vida de los jóvenes dará un vuelco cuando encuentran a su maestro brutalmente asesinado, lo que les llevará a investigar el suceso y averiguar quién ha sido el responsable de su muerte. Por otro lado, el agente de la DEA Brister se unirá a la oficial de policía mexicana García para tratar de detener a El Balde, líder de un importante cártel de la droga que amenaza con apoderarse del pueblo de San Simón. Pronto todos se verán envueltos en un oscuro mundo de poderes místicos y demoníacos.

Aprovecha el periodo de prueba de Amazon Prime Video y disfruta de un mes gratis con las mejores series y películas de la plataforma

Creado por Brad Graeber y Álvaro Rodríguez, escrito por el propio Rodríguez y Daniel Dominguez, y bajo la dirección de Willis Bullimer, la serie de Netflix nos sumerge en una espiral de acción y misterio en la que predomina más de lo primero que de lo segundo. Sin duda, uno de los puntos fuertes de Seis Manos es lo bien llevadas que están las secuencias de acción, en las que no se escatima en la violencia. Tan pronto están teniendo la típica pelea de artes marciales como de repente empiezan a haber desmembramientos y cabezas reventadas. Los amantes de las peleas disfrutarán mucho con buena parte de sus combates.

Seis Manos - El Balde (Danny Trejo)

Otro punto a destacar en Seis Manos es la participación del actor Danny Trejo, quien presta su voz al malvado El Balde, dándonos una muy buena interpretación de un villano con mucha presencia, eclipsando bastante al resto del elenco donde, salvo excepciones, se disfruta más de ellos en sus secuencias de acción que en sus momentos más dramáticos. La música, compuesta por Carl Thiel, también brilla mucho en los momentos más emocionantes de Seis Manos temporada 1, teniendo una secuencia cuyo tema recuerda en parte a la genial banda sonora de Batman: The Animated Series que compuso Danny Elfman. El tema principal del opening, así como la secuencia del mismo, gustará mucho a los fans del anime. Sin embargo, solo se puede ver en el primer capítulo, ya que después se muestra una versión excesivamente abreviada del opening. Si Netflix ya cuenta con una opción para omitir las introducciones de las series, ¿qué necesidad había de acortar el opening, que su trabajo habrá costado hacerlo?

Seis Manos

En cuanto a los puntos negativos de Seis Manos tenemos, lamentablemente, unos cuantos que matizar. Para empezar, su trama no llega a atraer demasiado. Si bien tiene una buena mezcla de misticismo y artes marciales y muchos elementos que acaban conectando entre sí de cara a la recta final de la temporada, en el fondo su argumento llega a ser bastante simplón. Si no fuera porque son solo 8 episodios y la mayoría de las secuencias de combate enganchan, nos habríamos cansado enseguida de su visionado. También hay que tener en cuenta que en estos 8 capítulos está arrancando el meollo de todo lo que está por venir, por lo que su segunda temporada podría mejorar considerablemente en cuanto a su argumento.

Por otro lado, también resulta demasiado chocante la mezcla de tonos que muestra el anime Seis Manos en esta temporada. Siendo una serie totalmente para adultos por su tema y su buena dosis de violencia, en ocasiones hay momentos absurdos de tono prácticamente infantil que te saca por completo de la serie, en especial con Jesús, un personaje que, aunque divertido, a veces llega a ser demasiado cargante y estúpido.

Seis Manos

En conclusión, Seis Manos es una serie correcta que, aunque se ve muy rápido y sus secuencias de acción son realmente buenas, peca demasiado en el desarrollo de su trama, llegando a interesarnos poco lo que está sucediendo y prestando más atención a los momentos más trepidantes de acción. Veremos si su segunda temporada, ya con los personajes y la trama presentados, mejora considerablemente la evolución de su argumento. Si buscáis otras alternativas, aquí os recomendamos los 10 mejores anime de Netflix en 2019 que deberíais ver.

Valoración

Seis Manos es una correcta serie que gustará mucho a los amantes de los combates violentos cargados de buena acción, pero que cuenta con una trama que no enganchará demasiado a aquellos que estén buscando otra cosa.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

Sus secuencias de acción, con unos combates que no escatiman en violencia. Danny Trejo nos da un villano con mucha presencia.

Lo peor

Su trama no llega a enganchar lo suficiente. Ciertas secuencias contrastan demasiado con el tono serio y violento que vende la serie.

Y además