Crítica de Servant Temporada 1, la angustiosa serie de Shyamalan exclusiva de Apple TV+

Servant Temporada 1 crítica

Servant nos cuenta la cruda historia de los Turner, un matrimonio compuesto por Dorothy (Lauren Ambrose, A dos metros bajo tierra), reportera de un programa de noticias, y Sean (Toby Kebbell, al que quizá recordéis por el episodio de la grabación de recuerdos de la primera temporada de Dark Mirror), un chef que trabaja desde casa desafiando a los paladares más exquisitos.

Su vida da un giro de 180º cuando con apenas tres meses de vida, pierden a su hijo Jericho. Para "sobrellevar" la pérdida, un muñeco hiperrealista, de los denominados "reborn" ocupa temporalmente el puesto del pequeño, para así aliviar el trauma psicológico de la madre, quien se sigue comportando como si el pequeño estuviera vivo.

VIDEO

Servant - Tráiler de la serie de M. Night Shyamalan para Apple TV+

Estas son las TV más vendidas ahora mismo en Amazon España

La serie arranca, como os contamos en nuestra crítica de los primeros episodios de Servant, cuando llega a la casa Leanne (a quien da vida Nell Tiger Free, Myrcella en Juego de Tronos), la niñera que han contratado. Una silenciosa joven, y hasta cierto punto tétrica, que desde el primer momento, y por extraño que parezca, cuida con una extra normalidad al muñeco, incluso cuando no está Dorothy delante y Sean la anima a dejar de hacer "el paripé". Mención especial merece Julian, el tío de Jericho y hermano de Dorothy, a quien da vida excepcionalmente Rupert Grint, el peilrrojo Ron en Harry Potter, que aquí se transforma en un tipo sin muchos escrúpulos y bebedor compulsivo, en un papel que sin duda cambiará tu forma de ver a este actor.

Procuraremos no entrar en demasiado detalle por no destripar mucho más de la trama, dado que su temática, a caballo entre el thriller angustioso, el misterio y el horror, es el caldo de cultivo perfecto para que el espectador viva en una constante duda hasta el minuto final de la temporada 1. Como decimos, intentaremos no destripar mucho... pero en algunos casos será necesario para poder desarrollar nuestra opinión sobre Servant temporada 1. Porque, por mucho que no le guste el término giro a Shyamalan, es uno de los recursos que utiliza la serie. 

Servant critica

Como en otras tantas obras del director (que aquí solo ha dirigido dos capítulos, el 1º y 9º), durante los 10 capítulos que componen esta primera temporada de Servant, nada es lo que parece. Leanne, que durante los primeros compases parece una niñera "demoníaca", que podría tener unos planes oscuros o tener un dudoso pasado, se mueve siempre en la ambigüedad, como la mayoría de personajes, dando unos vaivenes que animan a que el espectador dude por momentos de sus intenciones y saque conclusiones, casi siempre, erróneas. Pasar de la compasión al odio con los padres también es normal.

Casi todo en Servant emana de un dolor muy real y humano, como es el de la pérdida de un hijo y se refleja en los distintos traumas de sus protagonistas, en como lleva cada uno el dolor y la carga de la pérdida, incluido el tío... hasta que entra en escena el factor "sobrenatural" o inexplicable, haciendo que las reglas del juego sean más imprevisibles, algo que guionista y directores utilizan desplegar todas sus "trampas". Al final del primer capítulo, el llanto de un bebé en el piso de arriba del enorme y, por momentos, lúgubre caserón de los Turner, prepara al espectador para que, desde ese momento, cualquier cosa pueda suceder...

Servant critica

El problema es que, muchas de las cosas que pasan, no terminan de cerrarse, bien porque entra un nuevo personaje que tapa un hilo conductor abriendo otro, o directamente no tienen ningún tipo de poso lógico. Hay que "tragar" para seguir adelante con la ficción. Así en el episodio 2, de la noche a la mañana, el hueco del muñeco reborn es ocupado por un bebé de carne y hueso, del que no se conoce la procedencia. ¿Venía con la niñera? ¿Es o no Jericho? Dilucidar de dónde viene, es parte del juego... y es algo que se va dosificando con cada episodio.

En su trastorno, Dorothy asume la presencia del bebé "real" con normalidad, no nota nada raro... y el resto de personajes le sigue el juego, sin llamar a la policía, por evitar un mal mayor. ¿De verdad, en pleno siglo XXI aceptamos un bebé que no es nuestro tan fácilmente? ¿No saltan las alarmas en nuestro entorno más cercano? ¿Como van a justificar ante el resto del mundo que vuelvan a tener un niño vivo? Venga, vale... tragamos y seguimos para delante.

También se introducen un montón de símbolos, como una tétrica cruz que la niñera coloca sobre la cuna de Jericho o, más avanzada la serie, una horrible marioneta de un cocinero... que, de nuevo, quedan eclipsadas, o como simple detalle, o sin terminar de explicar por completo aparcadas en un segundo plano, para que sea el espectador el que intente averiguar su sentido dentro de la narración. ¿La cruz es para proteger al bebé de algún mal, un simple símbolo religioso? Al final de la temporada, da todo un poco igual, y quizá sólo sea para recalcar el poso religioso, que por supuesto, también lo hay. Pero entonces, ¿por qué no poner una cruz "normal"?

Las 20 series que no debes perderte por nada del mundo

Las 20 series que no debes perderte por nada del mundo

Saca tu calendario para apuntar las que a nuestro entender serán las 20 mejores series de 2020 que no debes perderte por nada del mundo.

Descúbrelas

Del mismo modo, en los primeros episodios, Sean empieza a padecer todo tipo de males: de su cuerpo salen astillas de madera, pierde el sentido del gusto (imprescindible en un cocinero), y al final de la temporada, incluso el tacto. Todo coincidiendo con la llegada de Leanne... pero tampoco se nos da una explicación clara del porqué, ni por qué le pasa sólo a él. O una grieta que se abre en el suelo del sótano con la llegada de cierto personaje, que podría invitar a pensar que hay una conexión con el "demonio". Simplemente pasa, termina la temporada y ahí se quedan las cosas, como otros tantos "cadaveres" sin identificar.

Servant critica

Cuando terminas de vez los 10 capítulos, resulta un poco difícil quitarse la sensación de que es una serie "tramposa", no sólo porque se mueve constantemente entre la ambigüedad de sus personajes para llevarte por donde quiere, con algunos diálogos y relaciones entre personajes que difícilmente se pueden justificar, aunque a menudo esperas que sea por unos caminos que no acaban sucediendo, porque tapa muchas de las dudas que levanta con otras nuevas que hacen que nos olvidemos (aunque sea temporalmente) de las anteriores. Y termina la temporada sin dar respuesta a todas.

Las películas de terror y miedo tan escalofriantes que nadie debería ver solo

Las películas de terror y miedo tan escalofriantes que nadie debería ver solo

ATENCIÓN: Este artículo trata sobre cine gore y pasado de roscas, desde ya recomendamos que la gente delicada o aprensiva deje de leer...

¿Te atreves?

Aun con todo, es una serie que se deja ver, que angustia y horroriza, pero no con los recursos habituales del terror. No esperes saltos, ni marionetas que cobran vida ni nada "fantasioso"... aunque hay momentos que parece que sí, que podría abrazar ese camino, finalmente se sustenta sobre ideas "más plausibles", aunque no reales. La tensión viene de la propia casa, oscura, sombría por momentos, de las actuaciones de los personajes, de la llegada de alguno de ellos como el tío George (y por supuesto, de sus actuaciones, casi todas sobresalientes). Y, sobre todo, de las situaciones que plantea. Ahí, por ejemplo, el 9º capítulo, que es uno de los dos dirigidos por Shyamalan, es una verdadera lección de cine, y sobre todo, de contar sin enseñar y con los diálogos justos. Las imágenes y los encuadres hablan por sí solos.

Servant critica

Ese capítulo en concreto es, prácticamente un flashback casi de principio a fin, en el que se nos cuenta como fue el fatídico día en que murió Jericho, uno de los temas sobre los que gira parte de la serie y que se desvela casi al final de la temporada. No daremos detalles, pero la capacidad para provocar desasosiego, mal estar y, sobre todo, unas ganas irrefrenables de querer quitar la serie para no verlo son, sencillamente, tan aterradoras como desgarradoras. Pero no aterradoras de "máscara, cuchillo y tripas" a lo Halloween, sino por lo reales y posibles que son, aun con el poso místico o fantástico que envuelve a la serie.

Como decimos, si tragas con las "trampas", prepárate para un buen festín de angustia y desasosiego, que dura hasta el último e inquietante fotograma de la temporada 1 que, sobra decir, deja la puerta no abierta, sino de par en par a una segunda temporada que puede discurrir por muy distintos derroteros. Habrá que ver cuál de ellos eligen, ya que ha sido renovada para una segunda temporada, que presumiblemente llegará a finales de 2020. 

Servant Temporada 1 crítica

Parte de que Servant funcione, aun con las "trampas", es culpa en gran medida de su impecable factura técnica, que abusa de los planos muy, muy cortos e íntimos para hacernos sentir más cerca de los personajes o cómplices de ciertos diálogos, y con encuadres muy tétricos y bien calculados de la casa, que por momentos parece un personaje más (diría casi sin temor a equivocarme que más del 90% de la serie transcurre entre sus paredes) y es parte fundamental en la parte de tensión que algunas escenas requerían.

La inquietante banda sonora, y un buen doblaje al castellano hacen el resto para que este drama familiar con tintes sobrenaturales y fantásticos al final acabe convenciendo, atrapando y dejándote con ganas de más. No es perfecta, pero sin duda, es Shyamalan en estado puro, con todo lo bueno y todo lo malo que eso pueda implicar...

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Como otras obras de Shyamalan, Servant te tendrá en vilo durante sus 10 episodios gracias a una historia desgarradora, unas brillantes interpretaciones y una fotografía sublime. No es perfecta y va dejando muchos cabos sin atar, solapándolos con nuevos personajes y tramas que le hacen perder consistencia. Por lo demás, es Shyamalan en estado puro.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Las interpretaciones de los protagonistas. La atmósfera, la fotografía, la tensión que provoca... Ojo al "durillo" episidio 9.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Es una serie "tramposa": va soltando "cosas" para llevarte por donde quiere y a menudo no termina de desarrollarlas, dejando cabos sueltos.
Hobby

83

Muy bueno

Y además

Servant (Serie TV)

Argumento:

Servant es una serie original de Apple TV+ creada por Tony Basgallop y dirigida por M. Night Shyamalan, Daniel Sackheim y el propio Tony Basgallop. La serie nos introduce en una familia muy peculiar compuesta por una periodista llamada Dorothy y su marido, Sean Turner, un afamado chef. A raíz de la pérdida de su hijo Jericho, ella padece un ...