Crítica Servant temporada 3, ya completa en Apple TV+: intrigas al servicio de los vaivenes de los guionistas

Critica Servant Temporada 3

Con la llegada del último capítulo a Apple TV+, toca terminar nuestra crítica de Servant temporada 3, una serie que cuenta con unos valores de producción elevadísimos... pero que comienza a hacer aguas en otras parcelas.

La serie apadrinada por M. Night Shyamalan, Servant, fue una de las grandes bazas de Apple TV+ en su puesta de largo, no sólo por contar con la mano del maestro de la intriga y el thriller; también el elenco (con un Rupert "Ron Weasly" Grint espléndido) o el punto de partida prometían cosas enormes.

Ya os lo contamos en nuestra crítica de la temporada 1: la temporada 3 de Servant sigue ahondando en la historia de una pareja destrozada que comenzaba su historia tras perder a su bebe, intentando superar la pérdida con la ayuda de un realista muñeco "reborn". 

Las cosas se fueron de madre cuando la misteriosa niñera Leann (Nell Tiger Free) entra en sus vidas, y de la noche a la mañana, el muñeco se vuelve un bebé de carne y hueso.

VIDEO

Servant temporada 3 - avance

La primera temporada asentó los mimbres: un misterioso culto, una serie de personajes a cuál más "creepy", un caserón con algunos rincones que hacían presagiar lo peor, el propio muñeco... Vamos, que tenía ingredientes para alumbrar algo muy bueno, sin mostrar todas sus cartas. 

Aun con reservas y comulgando con ruedas de molino en ciertas escenas y situaciones que se caen por su propio peso, la primera temporada terminó dignamente y dejando un cliffhanger bastante molón, y con mucha incertidumbre.

Pero la cosa se empezó a torcer con la temporada 2, y ha ido a muchísimo más con la temporada 3, donde los bandazos en las tramas y los cambios en los personajes son tan rápidos e inexplicables, que la serie se ha convertido, perdón por la licencia, en "el tren de Arganda, que ni pita, ni anda".

Apple TV 4k

Apple TV 4k

Si quieres ver series de Apple TV en tu televisor, esta es sin duda la mejor opción. Además también incluye acceso a las apps de otras plataformas como Netflix o HBO.

Cómpralo al mejor precio

Tras los hechos de la temporada 2, nos encontramos con una Leanne Grayson, la niñera, que teme el regreso y vendetta de los miembros de "la iglesia de los pequeños santos", la secta a la que pertenecía y de la que escapó.

Pero esa obsesión por permanecer intramuros pasa muy rápido, más que todo en la propia vida, y da paso a una chica que quiere experimentar y probar. Baile, drogas, sexo... el personaje sufre una meteórica evolución de mojigata que se flagela y repleta de miedos, a un personaje con fuerte carácter y determinación. 

Todo eso en menos de 10 episodios, siendo inevitable tener la sensación de que va dejando cabos sueltos, de ir a "matacaballo", precipitando muchas cosas de manera muy rápida para llegar al punto final donde nos quieren llevar. 

Era una sensación que ya estaba presente en la anterior temporada, donde había bandazos y cambios, pero no tantos, ni tan acelerados y seguidos.

Crítica Servant Temporada 3

Y no es cosa sólo de un personaje, es algo aplicable a todos. Dorothy, la aguerrida madre y reportera, no se escapa de la montaña rusa, y tan pronto está intentando ser la reportera estrella de la cadena, como intentando congraciarse con las madres del vecindario u organizando una macrofiesta en su calle que ríete tu de "Rock in Rio"...

Tras 30 capítulos, siempre ha sido el personaje más extremo, pero en esta temporada va aún más allá, para acabar mostrando más que nunca un importante desequilibrio, especialmente en el tramo final de temporada, cliffhanger final incluido.

¿Y el padre? Sean Turner, el prestigioso chef sigue trabajando desde casa, y aunque quedó bien claro que renegaba de volver a trabajar en la tele, acaba volviendo a un programa, muestra su lado más "espiritual" y bonachón... pero es un personaje que queda en un segundo plano.

Una especie de tour de France en el que no hemos terminado de subir un repecho cuando ya hemos entrado en la siguiente montaña, de manera atropellada, en el que cada personaje debe pasar por distintos registros, aros y situaciones que les hacen virar hacia cosas que no eran, o que no estaban claras.

Apple TV+ saca pecho con sus ambiciosas películas repletas de estrellas para 2022 y los próximos años

El espíritu de la Navidad

Todo esto en menos de 5 horas que dura en total la temporada. La sensación de "prisa", de correr hacia delante sin saber muy bien adónde, sin sentido, se palpa durante todo el metraje. Y es una verdadera pena.

Ojo, no es que las actuaciones sean malas, que no es el caso. Es como si alguien en el equipo de guionistas tuviera chispazos de ideas brillantes y las aplicara sin lógica a la base de la historia durante toda la temporada, llevando en ocasiones a los personajes por senderos que no son los que habían horadado en las anteriores temporadas. 

Todo el climax que habían creado con los horripilantes y esquizoides tíos de Leanne, todo el misterio alrededor del bebé de carne y hueso y el muñeco, el destartalado sótano que se va anegando y resquebrajando, los estigmas en la mano... todo lo "inexplicable" queda como en un segundo plano en esta temporada, y sale a relucir de cuando en cuando.

También introduce una serie de elementos, como nuevos personajes (que apenas duran uno o dos episodios) o unos recurrentes sintecho que adoran a Leanne, de manera bastante torpe y forzada, sin demasiado tino, por no hablar de sus interacciones con el resto de los habitantes de la casa. 

Prueba de este "no sé por donde tirar", también está en los bandazos que da a la hora de recrear situaciones y como las plantea siguiendo las plantillas que otros crearon antes. 

Critica Servant temporada 3

En algunos capítulo hay momentos que son un "home invasion" en toda regla; otros, un guiño a clásicos como la soberbia "La ventana indiscreta"... pero siempre dejando la sensación de que no se termina de definir muy bien lo que es la serie, o hacia dónde quiere ir.

Así, una de las claves de la primera tanda de capítulos, el componente sobrenatural, está aquí mucho más diluido, y con un peso muchísimo más reducido que en anteriores temporadas.

Aunque vemos exhibiciones del extraño poder de Leanne, lo cierto es que son situaciones mucho más previsibles, no son tan efectistas, ni añaden esa capa de tensión vista en las dos anteriores temporadas. Es como si Servant renegara ahora de aquello que la hizo atractiva en primer lugar.

No os voy a engañar: no han sido pocas las veces en las que he pensado "menos mal que ya sólo queda una temporada", tal y como afirmó Shyamalan este mismo año, tras anunciar que la serie tendría una cuarta y última temporada, recién renovada antes de estrenar la tercera.

Y me da rabia, porque los mimbres eran muy buenos, pero el cestero ha hecho una escoba, cuando esperábamos un nuevo cesto. Uno al que, de nuevo, poco o nada se le puede reprochar en la parte técnica.

Servant temporada 3 análisis

La fotografía sigue siendo espectacular, con planos rebuscados, cámaras imposibles y encuadres asfixiantes (cuando deben serlo), y en parte es gracias al caserón... que tras tres temporadas sigue ofreciendo nuevas habitaciones que hasta ahora debían haber estado cerradas bajo llave. 

Las actuaciones siguen siendo soberbias, en especial la madre Dorothy (Lauren Ambrose) y Rupert Grint; simplemente que los roles de sus personajes los han retorcido hasta extremos a veces incomprensibles, forzando que algunas relaciones pasen del amor al odio en apenas dos episodios.

Buena banda sonora y un buen doblaje al castellano son la guinda final a esta crítica de la tercera temporada de Servant, ya disponible en Apple TV+, una serie de la que esperábamos más. Son sólo 10 episodios, y además cortos (26 minutos de media), por lo que el visionado es "rápido"...

Si ya has visto las dos primeras temporadas y te quedaste con ganas de más, quizá no se te haga muy cuesta arriba. Pero si la segunda temporada te dejó ya algo frío, en esta te espera un poco más de lo mismo, con "giritos" y novedades que no terminan de cuajar, y quizá sea mejor pasar página "y a otra cosa". Siempre puedes ver el primer episodio de Servant temporada 3 y decidir...

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

La temporada 3 de Servant ahonda aun más en los errores de la segunda temporada, con un guión y personajes que van dando bandazos sin mucho sentido, para alcanzar el "cliffhanger" final de la temporada. 10 episodios irregulares, con momentos brillantes, pero que en conjunto muestran la peor cara de Servant hasta el momento.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La fotografía sigue siendo espectacular. Los actores siguen saliéndose del mapa en sus registros. La casa.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Sigue dando bandazos sin saber muy bien a donde va. Giros bruscos, toscos y absurdos en muchos personajes.
Hobby

62

Aceptable

Y además

Servant (Serie TV)

Argumento:

Servant es una serie original de Apple TV+ creada por Tony Basgallop y dirigida por M. Night Shyamalan, Daniel Sackheim y el propio Tony Basgallop. La serie nos introduce en una familia muy peculiar compuesta por una periodista llamada Dorothy y su marido, Sean Turner, un afamado chef. A raíz de la pérdida de su hijo Jericho, ella padece un ...