Ir al contenido principal
The Sinner temporada 2
Análisis

Crítica de The Sinner temporada 2, la serie criminal con Bill Pullman

Por Daniel Quesada

La temporada 2 de The Sinner nos lleva a un nuevo pueblo y un nuevo crimen: el de un niño capaz de matar a dos adultos con aparente sangre fría. El detective Ambrose se encargará de descubrir que la mente del pequeño Julian es el menor de los problemas en la localidad de Keller...

¿Por qué alguien, sin motivo aparente, podría cometer algo tan atroz como matar a sangre fría a otra persona? Ese es el cimiento de la serie The Sinner, que ya nos sorprendió con una interesantísima primera temporada protagonizada por Bill Pullman y Jessica Biel. Una vez cerrado ese caso, la temporada 2 de The Sinner deja a un lado el personaje de Biel (aunque ella sigue ejerciendo como productora de la serie) y lleva al detective Harry Ambrose (Pullman) al pueblo de su infancia, Keller, donde un nuevo crimen tiene estupefacta a la comunidad. Julian, un chaval de 13 años, ha matado a sus padres con veneno cuando los tres iban de excursión a las cataratas del Niágara.

Consigue la temporada 1 de The Sinner en DVD

Los responsables de la serie han dejado claro que The Sinner pretende ser una antología, en el sentido de que cada temporada cuenta un crimen diferente, con la única conexión del detective Ambrose investigando el caso. Sin embargo, en esta ocasión la trama no gira tanto en torno a por qué Jullian los mató, sino a todo el entramado en el que el muchacho (y el pueblo, en definitiva) estaba envuelto. En ese sentido, el asesino es menos protagonista y gana peso el propio Ambrose, tanto por sus pesquisas como por una subtrama que vuelve a ahondar en los traumas de su pasado. Esta vez no veremos mucho sadomasoquismo, pero sí una mente torturada y críptica.

Por suerte, tanto Bill Pullman (en especial, él) como Elisha Henig, que interpreta al joven Julian, defienden con soltura sus papeles, que no son nada sencillos. Pullman ya tiene tablas de sobra y eso se nota, pero desde luego hay que alabar cómo Henig, a pesar de su corta edad, consigue transmitir el desconcierto y la desesperación de un niño cuyo mundo se acaba de poner patas arriba. Vale, usa el truco de tener el ceño fruncido toda la temporada, pero aún así consigue aguantar el peso de uno de los personajes más importantes de estos capítulos. Ellos se ven rodeados de un elenco muy amplio de personajes interconectados, que vuelven la trama algo más amplia que en la primera temporada. Todo el mundo parece guardar mogollón de secretos y, de hecho, Julian es, irónicamente, el más transparente de todos.

Conoce las 15 mejores series de suspense

Como pasaba con los primeros capítulos, la temporada 2 de The Sinner utiliza paletas de colores fríos, silencios incómodos y primeros planos muy largos para hacernos partícipes de esa tensión latente en todos los personajes, de ese aura de misterio que tiene impregnado todo Keller. Ahora bien, es en esa ambición cuando comienzan a emerger algunos problemas: la historia vincula a tantos personajes que, en ocasiones, da la sensación de que la serie no sabe muy bien qué hacer con algunas tramas secundarias o, más bien, juega a un despiste que no hubiera hecho falta si en vez de 8 capítulos (de unos 43 minutos de duración, cada uno) hubiéramos tenido unos 6, lo que probablemente habría dado pie a un narración más rotunda.

The Sinner temporada 2

El propio trauma de Ambrose parece bastante forzado para que, casualmente, coincida con lo que tiene que investigar. También habría que preguntarse cómo una persona así de torturada puede ser después tan rematadamente lúcida como para adelantarse a todos, pero hay que reconocer que esa dualidad con el lado oscuro del personaje es lo que le da encanto.

The Sinner temporada 2

Hay una última faceta de esta serie de misterio que seguramente dividirá a los fans: apuesta por una narración muy discreta, muy sugerida, en la que se atan prácticamente todos los cabos de lo que se nos cuenta, pero de una forma muy liviana. A nosotros nos parece bien, que para crímenes superclaros ya tenemos a Colombo y a Se ha escrito un crimen, pero los espectadores menos atentos quizá piensen que The Sinner no está respondiendo a sus preguntas. Cuanto más reflexionamos sobre ella y más hablamos con otros espectadores, más comprendemos lo sucedido (¿desde cuándo es malo que una serie nos haga comentar su visionado?), pero si lo que buscáis es echaros en el sofá y dejaros llevar por una historia, quizá esta no sea para vosotros.

The Sinner temporada 2

En cualquier caso, la temporada 2 de The Sinner mantiene las virtudes que tuvo en origen, gracias a unas estupendas actuaciones y a unos episodios muy bien dirigidos y, aunque habrá quien vea algunas trampitas que no llevan a ningún lado (¿y esos ataques de furia de Julian? ¿a qué viene lo del lago?), esta serie de suspense sabrá llevaros por una muy interesante historia de ambición, vergüenza y el lado más siniestro de nuestra humanidad, tal y como comenta la secta del pueblo. Vale, no llega a los niveles de Manhunt o True Detective... Pero tiene el Presidente de los EEUU de Independence Day, oigan.

Valoración

Algo menos redonda que la primera temporada, pero igualmente alimentada por personajes misteriosos e interesantes. Una serie detectivesca que no gustará a todos, pero que os hará hablar sobre ella.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

Lo bien que defiende Bill Pullman su personaje. El resto de secundarios también hace un gran papel. No tiene miedo de dejar sin subrayar las tramas.

Lo peor

Giros de guión que, aunque predecibles, parecen folletinescos. Su discreción al narrar hará que espectadores menos atentos se sientan insatisfechos.

Y además