El sótano de Ma
Análisis

Crítica de El sótano de Ma, el nuevo thriller de Blumhouse

Por Raquel Hernández Luján

¿Te apetece ver a Octavia Spencer como protagonista en un thriller de terror a la vieja usanza? Blumhouse te lo pone en bandeja con El sótano de Ma que se estrena el 7 de junio de 2019.

Durante gran parte del visionado de El sótano de Ma (Ma a secas, en versión original), el espectador no tiene ni idea de lo que está viendo y eso es algo bueno. Significa que el guión de Scooty Landes, con todas sus áreas de mejora, sabe esconder bien sus cartas hasta la traca final del último tercio de la película. Por desgracia, no cuenta con una baza ganadora, pero al menos se puede decir que el proceso hasta llegar a descubrir el pastel (el órdago que nos lanza) es bastante curioso y le permite a la audiencia ir planteando sus propias teorías a medida que discurre el metraje.

¿Todavía no disfrutas de Amazon Prime Video? ¡Hazlo ya!

En otras palabras, no se puede decir que este thriller de terror sea ni mucho menos aburrido. Y gran parte de la culpa de que esto sea así es la interpretación de Octavia Spencer (La forma del agua), una de esas actrices dotada con una mirada que comunica más que un torrente de palabras.

Ella interpreta en El sótano de Ma el papel de Sue Ann, una solitaria mujer que empieza a recordar sus días de instituto cuando, un día, un grupo de adolescentes se acerca a ella para pedirle que les compre alcohol. Entre ellos se encuentra Maggie, que acaba de mudarse a Mississipi y que está dispuesta a seguir la corriente a sus nuevos amigos para no ser repudiada por ellos.

Preocupada por la seguridad de los menores de edad, Sue Ann les invitará a beber en el sótano de su casa, algo que poco a poco se va convirtiendo en una costumbre. Sin embargo, su perturbador comportamiento termina por alertarlos. Parece estar obsesionada con ellos y los acosa con cientos de mensajes que les hacen dudar de sus verdaderas intenciones.

Varias consideraciones antes de entrar en materia: El sótano de Ma es la nueva película producida por Blumhouse, responsable de éxitos como MúltipleDéjame salir o la saga La noche de las bestias. Se trata en esta ocasión de un producto un tanto menor, con escasas posibilidades de fundar una franquicia, pero que aporta el entretenimiento necesario como para pasar un rato distendido en el cine.

Por su parte, Tate Taylor viene de dirigir películas como Criadas y señoras (gracias a la cual Octavia Spencer ganó el Oscar a la mejor interpretación femenina de reparto) o La chica del tren, si bien además tiene una dilatada carrera como actor. Incluso realiza un cameo en la cinta dando vida al oficial de policía Grainger.

¿Cuál es entonces el problema de El sótano de Ma? Pues, básicamente, que es el primer guión para cine de Scotty Landes y se nota. Toda su experiencia previa es en televisión y, aunque pone sobre la mesa algunos aspectos muy interesantes acerca de los personajes y su forma de interrelacionarse, no termina nunca de ser creíble la ingenuidad de los adolescentes, su abulia y apatía y, sobre todo, el fenómeno de transferencia que se da entre Sue Ann y ellos.

A pesar de que el espectador ponga algo de su parte para entrar en el juego, esta película tipo thriller no consigue tampoco un clímax satisfactorio, porque no pone toda la carne en el asador. Llegados a cierto punto de la narración, pedía más fuegos artificiales: o empatizas con el personaje principal y de alguna manera exoneras su monstruosidad o se tiene que desmelenar del todo. En este sentido, es una historia cuyo desenlace es más propio de una cinta de los años 70 y que inevitablemente te trae a la cabeza películas como Carrie, aunque en una versión un tanto descafeinada, en la que el retrato psicológico queda muy diluido.

Por lo demás, las interpretaciones que acompañan a la de Spencer son razonablemente buenas, con la fotogénica Diana Silvers despuntando dentro del grupo. Si analizamos el corazón de la película, puede que nos sorprenda encontrar un retrato inesperado: el de la realidad de la adolescencia, en el que se actúa a espaldas de los adultos y con una gran amenaza pendiendo sobre la cabeza de todo joven... Y no es Sue Ann con una jeringuilla, sino la presión del grupo y el temor a no seguirle la corriente y caer en la soledad. Puede que sea esto lo más aterrador de la película.

Valoración

Con un arranque que sabe mantener intrigado al espectador, El sótano de Ma deja en manos de una inquietante Octavia Spencer buena parte del peso narrativo de la historia. Por desgracia, no remata la faena con un final a la altura.

Hobby

67

Aceptable

Lo mejor

La interpretación de Spencer, que salva más de dos momentos del ridículo, y los dos primeros tercios de la cinta cuando no sabes qué pasa.

Lo peor

Nunca consigue que impere la locura, como anticipa el lento crescendo de la historia: al final te quedas con ganas de muuuucha más sangre.