Crítica de Virus, la película asiática que triunfa en Netflix por el Coronavirus

Virus, la película de 2013

La película Virus, que podéis ver en Netflix, nos recuerda que hay veces que la realidad supera a la ficción. La pandemia del coronavirus Covid-19 ha puesto al mundo entero en una situación de crisis sanitaria, social y económica sin precedentes en la era contemporánea. Son unos días de incertidumbre y de incredulidad, en los que una frase recurrente que se escucha es que "parece que estemos viviendo una película".  Y lo más curioso es que las pandemias han sido, desde siempre, uno de los escenarios más recurrentes para el cine y la ficción, generalmente a través de historias fatalistas y apocalípticas.

VIDEO

Virus (Flu) (2013) - Trailer en español latino

Vale, ya sabemos que suficiente tenemos todos ahora mismo como para que vengamos ahora a alarmaros aún más. Y afortunadamente, la realidad sigue aún lejos de las visiones más catastrofistas (y simplistas) de pandemias vistas en el cine y televisión. Nadie sabe a ciencia cierta cuándo terminará la crisis, pero lo que es seguro es que todas las autoridades políticas y sobre todo sanitarias del mundo entero ya están trabajando duro para que podamos recuperar la normalidad cuanto antes.

¿Cuál es la mejor plataforma de streaming para suscribirte durante la cuarentena del coronavirus?

¿Cuál es la mejor plataforma de streaming para suscribirte durante la cuarentena del coronavirus?

La emergencia sanitaria relacionada con el COVID-19 aconseja que nos quedemos en casa, así que es hora de comparar: ¿Cuál es la mejor plataforma para suscribirte durante el encierro?

Descúbrelas

Hasta entonces, el cine (en casa) puede ser uno de los mejores escapismos para sobrellevar esta cuarentena. Y, si no sois muy sugestionables, el cine que ha tratado casos parecidos cobra especial interés ahora mismo, aunque sea por apreciar toda la ironía dramática de la situación. Lo cierto es que algunas escenas de la película que nos ocupa, y que podéis ver en Netflix, pueden resultar algo incómodas viéndolas desde la perspectiva actual: la visual forma en la que se muestra cómo se libera al virus con los estornudos, lo fácil que es su propagación por el contacto físico más casual, el pánico de la gente comprando impulsivamente en los supermercados o las discusiones sobre el riesgo de concentrar a todos los infectados en un mismo espacio físico.

Sin embargo, pronto queda claro que Virus (Kim Sung-su, 2013), una película que retrata el repentino surgimiento de un virus altamente letal y muy contagioso que pone en cuarentena a una ciudad de Corea del Sur,  no está intentando tratar el tema desde un punto de vista realista. O al menos, que la verosimilitud no es su preocupación fundamental, favoreciendo en su lugar el entretenimiento puro y duro. De hecho, esto queda bien claro en las secuencias de apertura del filme: una guapa joven queda atrapada en el accidente de coche más aparatoso de la historia, con el vehículo quedando por alguna razón suspendido en unas vigas en el fondo de un hoyo. Al rescate va un guapo joven voluntario, quien la salva en el último segundo y así sin más se queda colado por ella.

Este arranque, que nos recuerda al de San Andrés (Peyton Reed, 2015), una película de terremotos con Dwayne Johnson, es una declaración de intenciones sobre el tono del filme. Y aunque esta no escatime en drama y momentos duros y viscerales, espiritualmente tiene más en común con el cine de catástrofes palomitero de Hollywood que con las narraciones realistas, sobrias y pesimistas de Contagio (Steven Soderbergh, 2011) o Shin Godzilla (Hideaki Anno y Shinji Higuchi, 2016).

Virus 2013

Podríamos decir que en Virus hay dos películas, o al menos dos visiones, en lucha continúa durante las dos horas de metraje. Una es el compromiso por hacer que unos sucesos absolutamente catastróficos y distópicos resulten creíbles e impactantes. La otra es aportar el suficiente drama de personajes para enganchar al espectador, junto con algo de humor y humanidad para aligerar la película y que no se haga demasiado dura. Dos visiones opuestas pero que, de alguna forma, logran hacer complementarias y que la película se sostenga.

El resultado es un cóctel de emociones que conforma una película muy sólida, muy entretenida y que se viene arriba gracias a una producción de lujo, con muchos efectos especiales y secuencias con centenares de extras que deja imágenes verdaderamente impactantes (y que no desvelaremos). También ayuda un reparto muy eficaz y en los que destacamos a Park Min-ha, una niña que con solo seis años carga sobre sus espaldas casi todas las escenas de la película, con un papel absolutamente escalofriante.

Virus Netflix

Estas son las TV más vendidas ahora mismo en Amazon España

Sin embargo, esa indecisión de tono es a la vez su mejor fortaleza (es una película todoterreno que enganchará a cualquiera) y su peor debilidad... pues enseguida se hacen evidentes las aristas que no encajan. La película de Netflix impacta más en los momentos de drama aislados (el desconsuelo y miedo de familias separadas durante la cuarentena, la dificultad de los encargados del mantener el control al descubrir que un familiar está infectado...) capaces de provocar incomodidad al ver una distopía que podríamos reconocer como factible, (y más a estas alturas), amparada en una premisa médica lo suficientemente creíble y tratada con la suficiente seriedad como para sugerir reflexiones morales sobre hasta dónde estaríamos dispuestos a llegar para proteger a nuestros seres queridos, por ejemplo.

Sin embargo, la mayor parte del tiempo, la película Virus se ciñe a un entramado descaradamente corto de miras cerrado en unos pocos personajes que hacen avanzar la historia, y que está llena de giros y entuertos, pero que deja muy poco espacio a lecturas más profundas y globales del asunto. La pueblan un puñado de personajes arquetípicos, simpáticos pero artificiales, claramente concebidos para cumplir una función dramática que se hace demasiado evidente, y que cuestionan el resto de intentos (muy loables) de elevar la película por encima del entretenimiento pasajero.

Y por si fuera poco, con un forzadísimo romance de por medio, si bien hay que admitir que no es demasiado intrusivo más allá de menciones sueltas aquí y allá. Son esos los momentos antes mencionados que buscan aportar ligereza al conjunto y engatusar al espectador en una historia humana muy compacta (y con muuuuchas licencias narrativas) que sin embargo acaba por convertirse en un obstáculo que hace retroceder a una película de catástrofes como esta.

Virus 2013 netflix

La cosa va a peor cuanto más avanza la película, rizando más el rizo hasta destapar las caretas (o las mascarillas) de la película con una estelar aportación del pérfido ejército estadounidense (que suelen ser representados como los "malos" en el cine de catástrofes asiático (tampoco es que les falten razones)). Y no acaba ahí, pues el guion se las apaña para meter en el tercer acto a un villano con rencillas personales con los protas. ¿Os acordáis de lo poco que pegaba el prometido de Rose pegando tiros en medio del hundimiento del Titanic? Pues eso pero multiplicado por tres.

Date de alta en Disney+

Date de alta en Disney+

Disney+ sigue estrenando novedades, como su canal STAR. Si te das de alta en la suscripción anuales, ahorrarás el equivalente a dos meses con respecto a la suscripción mensual.

Darse de alta

No obstante, estos tropiezos están provocados por la ambición de la película de conseguir equilibrar sus partes más crudas y realistas con una trama humana más accesible y que haga la película más llevadera para la mayor cantidad de público posible. Y lo cierto es que lo consigue, porque como dijimos, es una película muy sólida, muy entretenida y con una factura de superproducción impecable. Viendo el vaso medio lleno, podríamos hasta decir que es "la típica peli de catástrofes" con una ración extra de realismo muy refrescante.

Sea como sea, Virus es un entretenimiento muy recomendable si quieres evadirte un poco de la realidad... viendo otra peor. Y aunque es muy ambigua en su tratamiento del asunto de la pandemia (hoy día la película se habría tratado con una sensibilidad diferente), es lo suficientemente cercana a la realidad como para poder vernos reflejados y hacernos cuestionar los acontecimientos que hemos vivido hasta ahora, y lo suficientemente lejana como para permitir relajarnos y divertirnos al verla, recobrar el optimismo y recordar la certeza de que, algún día, no muy lejano, todo esto que estamos viviendo será otra historia que contar.

¡Por cierto, la película solo está disponible en tres idiomas de audio: coreano, portugués y español latino!

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Una película muy entretenida y espectacular que mezcla el realismo y crudeza de una pandemia con el entretenimiento más comercial... aunque la balanza termina inclinándose al lado del artificio más propio del cine de catástrofes.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El alto valor de producción en efectos especiales, localizaciones y aglomeraciones. Muy entretenida y con algunas secuencias impactantes.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Los personajes y la trama principal se evidencian muy artificiales, y hace que la película se vuelva predecible y efectista.
Hobby

65

Aceptable

Y además