Crítica de The Whale (La ballena), con un inmenso Brendan Fraser en todos los sentidos

The Whale : Brendan Fraser

Crítica de The Whale (La ballena) la nueva película de Darren Aronofsky protagonizada por Brendan Fraser, Sadie Sink, Hong Chau y Samantha Morton. Estreno el 27 de enero de 2023.

El polémico Darren Aronofsky vuelve a la carga tras su controvertida película Madre! con The Whale (La ballena), basada en la obra teatral escrita por Sam D. Hunter. El texto es brutal, pero lo que resulta más atractivo de la cinta es sin duda el aclamado regreso de Brendan Fraser en un papel protagonista de este calado (le ha valido el premio de la crítica y la nominación al Globo de Oro). 

No en vano, parece que se va a convertir en la película que marque un antes y un después en su carrera: de ídolo de masas a finales de los 90 y principios de los 2000 con papeles en taquillazos como George de la jungla, La momia o Crash a un lento declive y ahora, en 2023, un renacer dando vida a Charlie, el protagonista de esta historia compleja, triste, pero a la vez tremendamente humana.

VIDEO

Tráiler de La ballena (The whale)

En The Whale nos lo presentan como una persona ostracista, enclaustrada y presa de su propio cuerpo y condición física. Charlie es una persona con obesidad mórbida que padece un problema de corazón: está a punto de colapsar y cada vez le cuesta más poder mover su voluminoso contorno.

Se gana la vida dando clase de literatura inglesa de forma online, pero se preocupa mucho de que sus alumnos no puedan verlo a través de sus webcams y sólo Liz, una enfermera con la que comparte algunos de los pasajes más tristes de su pasado, se preocupa aún de visitarlo a menudo y vigilar su presión arterial.

 

Charlie tiene una hija adolescente fruto de una relación frustrada con la que trata de reconectar, aunque ella no se pone nada fácil. Sin embargo, es un optimista compulsivo que consigue ver lo mejor de todo el mundo y sabe que ella tiene el talento, la inteligencia y hasta la brillantez de destacar entre el resto.

Para su desgracia, el tiempo juega en su contra y los atracones de comida basura no hacen más que acercarlo a un final inevitable.

The Whale

Autodestrucción y redención

El cine de Aronofky nunca es sencillo. Ha demostrado ser un creador al que le preocupa el subtexto, lo que va más allá de lo que dicen las palabras y los personajes atormentados presas de la adicción, la fe o de sí mismos y sus propios delirios.

Aquí nos trae un personaje marginal, apartado de la sociedad que trata de expiar una culpa y pasar por un duelo que le lleva a mortificarse de una forma dolorosa. El grado de patetismo que alcanza Charlie es tal que hay momentos en los que ver la película es incluso doloroso.

Rema a su favor una caracterización tremendamente realista que se mueve en los márgenes de lo intolerable: juega el límite de lo que un espectador medio podrá encajar. Y es por eso que el trabajo de Fraser es tan bueno. Podría haber caído en la parodia o en el ridículo con tremenda facilidad pero a la audiencia no le va a costar empatizar con un hombre roto por dentro y lleno de dolor.

The Whale

Además de contar con una interpretación principal apabullante, Fraser está muy bien rodeado de pocos personajes pero excelentemente representados por Sadie Sink (Stranger Things), Samantha Morton (The Walking Dead) y una conmovedora Hong Chau que se dio a conocer en Una vida a lo grande y brilla con luz propia en esta ocasión (puede que sea su mejor trabajo hasta ahora).

The Whale se viene arriba en un tramo final desbordante en el que se pone de manifiesto qué ha llevado a este hombre a encontrarse en semejante situación y hasta qué punto es una persona consciente de que se está matando de la forma más horrible que puede imaginarse, sin dejar de pensar en los demás, sin dejar de tratar de hacer el mundo un lugar mejor. Es un hombre condenado... por sí mismo.

Aronofsky le saca todo el jugo posible a su situación y convierte cada desplazamiento en una gesta narrándolo todo desde casi un único lugar y con unos espacios reducidos pero muy significativos. 

Los paralelismos con "Moby Dick" son una de las razones de ser del libreto y del título que se le da a la obra y ahora la película. Es muy dura, pero merece la pena. Abténganse los que tengan el estómago delicado.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Si en algo es especialista Darren Aronofsky es en representar personajes al límite impulsados por una fuerza hipnótica hacia la autodestrucción. Ahora cuenta con un Brendan Fraser en estado de gracia para componer un relato patético y fascinante a partes iguales.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Las interpretaciones principales, la caracterización de Brendan Fraser y su grasiento viaje de expiación. Es una película tremenda.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Es profundamente desagradable, al punto de situar al espectador al borde de la náusea.
Hobby

70

Bueno

Y además

La ballena (The Whale) (2022)

La ballena (The Whale)

Lanzamiento:

Argumento:

La ballena (The Whale) es la nueva películaescrita y dirigida por Darren Aronofsky, cineasta detrás de otros títulos comoMadre!, Noé, Cisne negro o El luchador. Estapelícula dramáticasigue la historia de un hombre de casi 300 kilos de peso que tiene una necesidad imperiosa de poder redimirse de sus actos. "En las afueras de Mormon Countr, Ida...