He-Man y Los Masters de Universo - Volumen 2
Análisis

Reseña de He-Man y Los Masters de Universo - Volumen 2

Por Jesús Delgado

He-Man y Los Masters de Universo: Volumen 2 recoge los mini-cómics originales de los juguetes de Mattel en los que se muestran más villanos y aliados de He-Man. Entre ellos, el malvado bruja Hordak y sus esbirros de la Horda del Terror.

Hace varias semanas os hablamos de He-Man y Los Másters del Universo, la colección de mini-cómics que acompañaban a los famosos muñecos y juguetes de Mattel, y que ahora se han reeditado en una colección bajo el sello de Ecc ediciones. Ahora, con el lanzamiento del segundo volumen de la colección, nos disponemos a ver la evolución de estos revolucionarios cómics promocionales de los años 80.

Con el tomo 1 de la colección de los mini-comics de Masters del Universo asistimos al nacimiento de la Eternia oscura y más bárbara, con la que muchos niños de los ochenta se criaron, mientras He-Man y Skeletor también saltaban a la pequeña pantalla con la serie animada de Filmation. 

Esta segunda tanda de cómics viene evidenciando la evolución de los cómics hacia un escenario más cohesionado, pero también más cercano a la línea argumental de los dibujos animados que a la de las historietas originales. En las siguientes líneas nos disponemos a abordar un análisis de estos mini-cómics, que sirvieron para promocionar nuevas naves, vehículos, bases de operaciones y personajes. En especial, la tercera facción de la franquicia, los villanos de la Horda del Terror, liderada por hechicero Hordak

Cuando los dibujos y los juguetes se encuentran

Algo que precisamente es conocido por los familiarizados con la franquicia de Masters of the Universe es el divorcio entre Mattel y Filmation. Los unos deseaban ver sus figuras y juguetes promocionados, frente a los estudios, que se centraban en contar historias y no "complicarse" mucho la vida con detalles. Y si bien es cierto que las historias originales fueron las de los artistas destinados a los mini-cómics de los juguetes, al final fue la versión televisiva la que más trascendencia e impacto tuvo en la formación del mundo de He-Man en el imaginario colectivo.

Como prueba patente de ello es que llegado un momento, la historia de los mini-cómics al final se hubo de adaptar al patrón de la serie, adoptando elementos de la historia y también de la estética de los dibujos animados. Esto implicaba el retconear (sin explicación explícita) el origen de He-man como álter ego del Príncipe Adam o el rediseño de Teela, más cercano al recatado estilo de los dibujos que al de mujer guerrera de las primeras historias.

En este mismo contexto se desarrolla esta segunda tanda de mini-cómics, en el que artistas como Alfredo Alcalá ceden el testigo a una nueva legión de artistas en ascenso como son el animador Larry Houston o el dibujante y guionista Bruce Timm (Batman: La Serie animada, Amor Loco). En esta línea, encontramos esta etapa como un trabajo de "canteranos", cuyo talento empieza a entreverse precisamente durante estos trabajos para Mattel.

Este cambio de equipo explica además que esta etapa pierda la frescura de los primeros cómics (una mezcla de John Carter con Conan el Bárbaro) y se acerque mucho más a los dibujos animados, introduciendo a personajes creados expresamente para estos últimos. Valga como ejemplo el pequeño y torpe mago Orko. Este sacrificio, no obstante, sirve para realizar una cohesión entre la línea animada y la historia de los juguetes, haciendo más identificable los productos para el gran público. Aunque a nivel estético haya bastante libertades por parte de los ilustradores. 

Consigue el mejor merchan de He-Man y los Masters del Universo en Amazon

Por otro lado, a nivel argumental, nuevamente, tenemos una historias más bien ramplonas. No obstante, no hemos de olvidar que estaban diseñando relatos breves que servían para mostrar a los niños modos de jugar con las figuras y vehículos, desarrollando las características e historias detrás de los juguetes. Y este aspecto, en honor a la verdad, lo hacen de manera muy original y acertada, de acuerdo a las convenciones de la época.

Una muestra de este éxito, precisamente, es la introducción del otro gran villano de la mitología de He-man: Hordak, el hechicero que lidera la tercera facción en liza, los otros villanos del mundo de Masters del Universo, la llamada Horda del Terror, un grupito de malosos inspirados en el cine de terror de la Hammer y de la serie-B. 

La puesta en escena de Hordak y sus esbirros sigue el mismo patrón anterior, exhibiendo las características de los muñecos. Esto es, sus capacidades y poderes especiales, presentando un paradigma para el metajuego: la posibilidad de enfrentar facciones, que complica el discurso de Buenos contra Malos. Ya que si Skeletor sigue siendo el gran antagonista de He-Man, el villano por encima de él en nivel maldad es Hordak. Este matiz permitía enfrentar o aliar a las facciones, haciendo que los niños pudieran expandir aún más el significado de las historias, complicando aún más las aventuras que representaban con los juguetes. 

Aun así, en conjunto, el tomo 2 de He-Man y Los Masters de Universo debe verse con los mismos ojos que su antecesor en orden. Es un producto de su época, con un discurso de su momento. Con todo, se percibe el tono progresista que muchos autores intentan darle a la obra, siendo un paso adelante a nivel argumental y estético. 

He-Man y Los Masters de Universo

He-Man y Los Masters de Universo: Volumen 2 puede encontrarse ya en grandes superficies y librerias. Es el tomo segundo de los tres que componen la colección al completo. Su precio es de 27 euros.

Valoración

Como productos promocionales los mini-comics no tenían historias muy elaboradas. Sin embargo, su labor para promocionar los productos resulta revolucionaria para la época, y de enorme calidad.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

Se nota el control del producto y un intento por hacer atractivos los productos. La coherencia narrativa que construye.

Lo peor

No dejan de ser "trabajos de cantera" para futuras estrellas del cómic. Y su valor es documental y dedicado a los fans y nostálgicos.

Y además