Ir al contenido principal
Ojo de Halcón: Detective privado (Kate Bishop)
Análisis

Reseña de Ojo de Halcón: Detective privado - Amor por Kate Bishop

Ojo de Halcón: Detective privado nos cuenta la historia de Kate Bishop lejos de la urbe neoyorquina y traslada a esta adorable, enternecedora y cautivadora heroína de Marvel Comics hasta la ciudad de los sueños: Los Angeles.

Es curioso cómo funciona la vida, ¿verdad? Un día estás en lo alto de la montaña, disfrutando de las vistas, de la recompensa de la subida, del placer de estar vivo... Y, de pronto, te ves bajando la montaña poco a poco, sabiendo que el final está más cerca, mientras otra persona está subiendo esa misma montaña, disfrutando del ascenso y deseosa de llegar arriba. Más o menos, este ejemplo valdría para el caso de Clint Barton y Kate Bishop, sobre todo después de haber leído Ojo de Halcón: Detective privado y habernos dado cuenta de que ella, y sólo ella, debe ser la portadora del arquero en Marvel Comics.

Clint Barton ha tenido muchas vidas y ha sabido reinventarse. Y siempre será un personaje recurrente en las viñetas, no hemos querido decir lo contrario. Pero si después de aquel Ojo de Halcón de Matt Fraction y David Aja teníamos claro que Kate Bishop era la heredera natural del arco y las flechas, después de este Ojo de Halcón de Kelly Thompson y Leonardo Romero hemos sido nosotros los que hemos firmado la hoja de defunción del personaje clásico (sigue siendo metafórico). ¡Y es que es imposible no acabar enamorado de ella desde el principio!

Ojo de Halcón: Detective privado es un viaje espiritual para la mencionada Kate Bishop, que deberá descubrirse a sí misma y afrontar una serie de retos heroicos que la llevarán a distintos lugares físicos y psicológicos hasta dar con la tecla necesaria. Ella está buscando su espacio en el Universo Marvel, entre miradas reticentes y comentarios peyorativos del tipo "¿pero Ojo de Halcón no era un hombre?". Y el lector llevará el mismo recorrido que Kate durante la historia, no pudiendo negar en la conclusión que esta tía se merece estar en primera línea por lo maravillosa que es.

Descubriendo a Kate Bishop, detective californiana

Kate Bishop ha dejado New York y se ha marchado a Los Angeles. No es que quiera seguir los caminos de Jessica Jones, pero lo cierto es que se ha montado un chiringuito (sin licencia) como detective privada en la calurosa urbe californiana y pretende dejar atrás los últimos acontecimientos vividos junto a Clint Barton, así como despegarse de la sombra del primer Ojo de Halcón. Ella es Ojo de Halcón, pero tiene que demostrarlo en solitario. Y ahora es su momento.

Así comienza Ojo de Halcón: Detective privado, con una Kate Bishop perdida y atribulada que quiere encontrar su espacio lejos de su zona de confort. Pero, como suele ser habitual, los comienzos son difíciles. Y labrarse un nuevo destino sin saber por dónde empezar ni tener a la gente que es o ha sido importante en tu vida... Digamos que lo hace todavía más complicado. Así que el lector será partícipe de esa introspección o búsqueda de sí misma por parte de la heroína de Marvel Comics.

Kate Bishop (Ojo de Halcón)

Es cierto que este cómic recuerda estéticamente a la etapa de Matt Fraction y David Aja, sobre todo por el estilo de un Leonardo Romero que pone absolutamente todo sobre la sartén para que Kate Bishop goce de una continuidad artística y sea reconocible para el lector. Sin embargo, los guiones de Kelly Thompson recuerdan más a esa literatura naif y ese rollete hipster que implementó Cameron Stewart en la ineludible y maravillosa Batgirl: La chica murciélago del Burnside.

La buena de Kate en Ojo de Halcón: Detective privado nos llevará de un grupo de jóvenes acosadores con extraños chips que controlan la mente de las personas que lo llevan (otra reminiscencia a la crítica tecnológica de Stewart con Barbara Gordon en DC Comics) hasta las relaciones personales de la propia heroína, que aprenderá por las malas que mezclar los negocios con el amor o la sexualidad no es la mejor de las opciones que uno puede tomar.

Kate Bishop (Ojo de Halcón)

Todo, con un estilo narrativo muy juvenil y fresco, perfecto para la Marvel de hoy en día y para todos esos lectores jóvenes (y no tan jóvenes) que se han unido a estos nuevos personajes más innovadores que han servido para airear el polvo de las historias clásicas. Una Marvel juvenil que ahora dará entrada a todos ellos en el cine y las series de Disney Plus, como la propia serie de Ojo de Halcón en la que Clint Barton (Jeremy Renner) y Kate Bishop (Hailee Steinfeld) formarán un dúo inolvidable para los fans.

Kate Bishop (Ojo de Halcón)

En definitiva, Ojo de Halcón: Detective privado es una de esas lecturas idóneas para conocer la personalidad de Kate Bishop. Una personalidad en constante movimiento, propia de la edad de la joven, que ha convencido ya a miles de lectores de todo el mundo y que no tardará en volverlo a hacer en el audiovisual. Y es que esta chica es maravillosa... ¡Y nosotros estamos perdidamente enamorados de ella!

Valoración

Hobby

Lo mejor

Lo peor

Y además