The Legend of Zelda Skyward Sword - 04.3. Templo Terrenal

Sala 1. Avanza en línea recta hasta llegar a dos plataformas que flotan sobre la lava. Salta sobre ellas cuando se encuentren en el punto más bajo, y de una a otra cuando estén en el más alto. Usa la espada para cortar las cuerdas que hay en unos mecanismos situados a ambos lados, y utiliza el Telescarabajo para cortar otra cuerda más que hay a la derecha del puente levadizo. Así podrás cruzar el puente.

Sala 2. Tendrás que luchar contra un enemigo con forma de lagarto (lizalfos). Atácale con la espada en aquellos puntos en los que no se cubra con el brazo. Cuando le derrotes, verás una gran cabeza de piedra derrumbada en la zona de lava que hay al norte. Utiliza el Tirachinas para hacer explotar una de las flores bomba que hay en la cabeza, y entonces harás que se derrumbe entera con la excepción de un ojo: una gran bola que rodará hasta la zona en la que te encuentras. Súbete a ella, dirígete hacia el este y baja al suelo que hay al final, donde encontrarás a un moguma que te pedirá que le busques un saco de bombas que ha perdido. Después entra por un estrecho agujero que hay en la alambrada y detrás verás unas cuantas flores bomba. Agarra una de ellas y hazla rodar a través del agujero por el que has entrado. Ahora pasa tú por la pared que ha quedado accesible.

Sala 3. Derrota a los dos lizalfos, coge el saco de bombas y abandona la sala.

Sala 2. Vuelve a subirte a la gran bola y ve a una gran plataforma que hay en el centro de la estancia. Sube unas escaleras que van a mano izquierda (oeste) y encontrarás el camino cortado por una gran roca que deberás derribar usando una bomba de tu saco. Entra por la puerta que hay al final.

Sala 4. Avanza saltando por encima de las plataformas que flotan sobre la lava, y cuando llegues a la última espera a que un chorro de lava la haga ascender. Así podrás alcanzar la zona elevada que hay al final, donde encontrarás el Mapa de la Mazmorra. Cuando lo tengas en tu poder, regresa a la estancia anterior.

Sala 2. Súbete otra vez a la gran bola y dirígete a una pared agrietada que hay al este (marcada por una cruz roja en el mapa), la cual tendrás que derribar usando dos bombas de tu saco. Ahora avanza subido en la gran bola por un pasillo de lava , evitando los chorros de lava que salen de las gárgolas de las paredes. Cuando llegues al final del único recorrido posible, verás a tu izquierda (norte) otra pared agrietada que deberás destruir de la misma manera que antes. Sigue hasta que encuentres el camino bloqueado por una gran compuerta roja. Usa el Telescarabajo para cortar la cuerda del mecanismo que hay sobre la compuerta, y después utilízalo otra vez para enviarlo a través del pasillo elevado. Así podrás hacer que llegue a la parte de atrás de la compuerta y cortar la cuerda de otro mecanismo. Sigue avanzando en la bola y atraviesa el estrecho camino. Empuja el botón subido en la gran bola, pasa por debajo de la sección que acaba de ascender y al otro lado verás un botón que empujar. Baja de la bola y entra por la puerta que hay ahora accesible.

Sala 5. Sube corriendo, esquiva las piedras y métete en el hueco para descansar y poder seguir ascendiendo. Arriba verás otra larga rampa con un estrecho agujero en su lado derecho (norte). Entra por el agujero, escarba en el suelo para hacer salir un chorro de vapor que te impulsará hacia arriba y avanza hasta el final del camino. Lanza desde allí una bomba del saco para que baje rodando por la rampa y destruya las rocas que bloquean un hueco. Ahora regresa al pie de esa segunda rampa y súbela con ayuda del hueco que has abierto para descansar. Cuando estés arriba, ve por un camino que va hacia el sur y encontrarás el Glifo de Dragón. Vuelve sobre tus pasos y tendrás que huir de una gran piedra. Luego ve a la gran puerta y coloca el Glifo en la posición correcta. Te espera el segundo jefe de mazmorra, una... ¿roca de lava?

Guía y trucos de The Legend of Zelda Skyward Sword