Nace la Federación Española de Videojuegos y eSports

FEVeS Federación española de videojuegos y eSports

El salón de actos de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad ha sido el escenario de la presentación en sociedad en FEVeS, la Federación Española de Videojuegos y eSports, una organización sin ánimo de lucro que tiene como objetivo reunir a usuarios, productores, desarrolladores, asociaciones y las principales ligas de eSports para impulsar la industria del videojuego. Para ello se ha creado también la ANFED (Asociación Nacional del Fomento del Entretenimiento Digital), una asociación sin ánimo de lucro que servirá de nexo de unión de los principales agentes del sector (incluyendo a los jugadores) con las principales ramas de la Administración. De hecho, ANFED ya ha firmado un convenio de colaboración con el Ministerio de la Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través de INJUVE (Instituto de la Juventud) para ofrecer asesoramiento en áreas tan importantes como la formación, el desarrollo o los deportes electrónicos a Comunidades, Diputaciones y Ayuntamientos.

Asociarse en ANFED es totalmente gratuito y proporcionará a sus socios descuentos en la compra online de videojuegos y consolas y en entradas a eventos y ferias, entre otras ventajas. “Desde ANFED queremos prestar servicio a todos los usuarios de videojuegos” declaró Manuel Moreno, quien ejerce el cargo de Presidente de ANFED y también capitaneará la nave de FEVeS, en cuanto se cumpla el plazo estipulado por el Ministerio del Interior para aprobar sus estatutos (se espera que la Federación esté totalmente operativa para marzo de 2017).

FEVeS Federación española de videojuegos y eSports
Manuel Moreno, Presidente de FEVeS, desgranó los objetivos de la Federación ante una sala abarrotada de público.


Moreno citó varios de los datos que arrojaba el Libro Blanco presentado por DEV (Desarrollo Español de Videojuegos) para destacar el enorme potencial de la industria del videojuego en cuanto a creación de empleo, y resaltó que “España tiene que estar en este mercado como productor y no solo como consumidor”. El objetivo de FEVeS es aglutinar a todos los agentes del sector en ocho áreas (Juventud, Deporte, Cultura, Industria, Social, I+D, Laboral y Educación) para formar grupos de trabajo en los que aportar soluciones y objetivos para cada uno de los campos. La Federación ya está en contacto con más de 100 asociaciones, incluyendo a AEVI y DEV, Universidades (como U-tad) y las principales ligas de eSports de nuestro país (ESL, LVP y GAME eSports).

Entre los principales retos que se ha marcado FEVeS está conseguir el reconocimiento de los eSports por parte del Consejo Superior de Deportes y crear un marco común de actuación para las diferentes ligas, tal y como nos explicó Jon Llaguno, Dtor General de la Federación: “Todos los agentes con los que hemos hablado, tanto clubes como jugadores y el personal de las propias ligas nos han hablado de la necesidad imperiosa de crear un marco común de actuación, una estructura sectorial propia, porque los eSports no tienen realmente normativas más allá de las que imponen las propias ligas, compañías y demás. No hay una estructura de normalización común. Al final se trata de recoger las necesidades que el propio sector nos transmite, a nivel de legalidad, a la hora de asegurar a los jugadores, profesionalizarlos, que puedan facturar como empresas de eSports. Hay muchos aspectos en los que trabajar y son los propios agentes implicados, jugadores y clubes, los que nos los están transmitiendo, y por los que vamos a pelear realmente.”

Para ello, FEVeS quiere seguir el ejemplo de Corea del Sur, la mayor potencia del planeta en el campo de los eSports, por lo que han contactado ya con la embajada coreana, tal y como nos confirmó Llaguno: “Queremos establecer con ellos un vínculo de colaboración para replicar en la medida de lo posible el modelo coreano, a nivel de industria y eSports, dentro del marco que permita la legislación vigente”.

Rubén Sosa, Director General de INJUVE, también quiso intervenir en el acto, para recalcar los esfuerzos del Instituto de la Juventud a la hora de apoyar a los videojuegos desde el programa INGAMES, creado en 2013, y recalcó la importancia de las mujeres en la industria del videojuego, apoyándose en otro de los datos del Libro Blanco de DEV, el que se resalta que el 48% de los usuarios son mujeres. Además quiso recalcar la naturaleza incluyente de la recién nacida Federación, y su objetivo de romper la brecha social, llevando la tecnología a jóvenes en riesgo de exclusión social. Sosa se metió en el bolsillo a los asistentes al evento al demostrar sus conocimientos en videojuegos. Al contrario que otros políticos, que acaban retratándose como “gamers de boquilla”, Sosa recordaba incluso la fecha en la que recibió su primer ordenador: “25 de noviembre de 1987, cuando Papá Noel me trajo un Amstrad CPC 464 con monitor en color. Ese fue uno de los días más impresionantes de toda mi vida. No me puedo olvidar de Dinamic, Topo Soft, Camelot Warriors, Fernando Martín Basket Master, La Abadía del Crimen…En aquel momento perdimos el tren y no podemos perderlo de nuevo”.

Las declaraciones de Rubén Sosa y el nacimiento de ANFED y FEVeS son la viva demostración de que algo está cambiando, y para bien, en la política española y las administraciones públicas (de hecho el evento contó la participación de representantes políticos de Ciudadanos y Podemos). Ahora solo necesitamos que todas esas buenas intenciones se traduzcan en hechos reales. Todo parece indicar que por fin vamos en el camino correcto.