Reportaje

Club Chistendo: Museo del FUNart (II)

Por Gustavo Acero
-

Leonardo Da Vinci, Oscar Claude Monet, Paul Cézanne, Diego Velázquez, Pablo Picasso, la restauradora del Ecce Homo... Todos estos maestros del pincel se quedan en simples aprendices del Art Academy comparados con los artistazos que exponen esta semana en nuestro Museo del FUNart definitivo, probablemente, la mayor pepinacoteca de cuadros cachondos basados en videojuegos que hayáis contemplado hoy en Hobby Consolas.

Sí, el Museo del Prado está muy bien para pillar aire acondicionado gratis, o para pillar en general, pero si queréis ver arte de verdad, estáis en el lugar indicado. Tras la avalancha de visitantes que acogió nuestra galería la semana pasada, hemos decidido ampliar la exposición con otras 25 (s)obras de arte internacionales que os van a dibujar más de una sonrisa en el lienzo de vuestros rostros. Vamos, que os vais a partir el eje en tres, resumiendo. Como rezaba el famoso eslogan de nuestra marca de patatas fritas favoritas (las Axel Pringles), cuando haces pop-art, ya no hay stop... ¡Que comience la visita guiada!

DOG of War, el mejor amigo del superhombre

Con retratos como éste, podemos imaginar cuán diferente habría sido la saga God of War si Santa Monica (el estudio de Sony, no la canonizada) hubiese alterado el orden de las tres primeras letras de su título. Si el perro es el mejor amigo del hombre, el de un semidiós tiene que ser un perrazo mitológico como el que adiestró a César Millán -y no al revés, por primera vez- en cierto episodio de su "encantador" programa. A ver quién es el cartero que se atreve a entregar una multa en casa de Kratos con este Cancerbero monocefálico en el jardín.

Dhalsim, el José Coronado de Street Fighter

Por Marco D'Alfonso

¿A vosotros también os da el ASCO del siglo posar vuestras límpidas nalgas sobre la taza de cualquier excusado público? Yo lo que hago es colocar varias tiras de papel higiénico como un perturbado para evitar el temido contacto como si me fuera la vida en ello. Y ya en los trenes de Renfe, mejor ni os cuento. Pues bien, los maestros del yoga como Dhalsim son capaces de (l)evitar el problema en un santiamén sana in corpore vacuo. Eso sí, como venga de comer jalapeños del restaurante mex/jicano de T. Hawk, el yoga flame puede crear un efecto rebote como para chamuscarse hasta el periódico. Por cierto, muy oportuno el titular de portada. Se nota que no es La Razón.

Banderas de Nuestros Yoshis


En 1945, el reportero gráfico Joe Rosenthal recibió un Pulitzer por tomar una de las fotografías más simbólicas de la Segunda Guerra Mundial, en la que un grupo de marines norteamericanos hincaba la bandera estadounidense sobre la cima del monte Suribachi, en la isla de Iwo Jima. La foto salió tan clavada como la bandera, pero el periodista se guardó una segunda imagen que no vería la luz pública hasta hoy: la conquista de Yoshi's Island por parte de los Yoshis. Dediquemos un minuto de silencio a los miles de Shy Guys que perecieron en combate, mientras esperamos la versión cinematográfica de Clint Eastwood. 

Lara, por favor, ¡tú también no!


La hemos perdido. La única mujer que parecía inmune a la moda más absurda desde la movida madrileña ha sucumbido a la pandemia y se ha hecho un maldito "selfie", como si no se llevasen llamando autofotos desde 1839, "gracias" al señor Robert Cornelius, primer egocéntrico fotográfico de la historia. Al menos, la arqueóloga ha tenido el detalle de ahorrarse la duckface y el signo de la victoria que pueblan las cuentas de Instagram de medio mundo, y que pronto invadirán también los perfiles de Linkedin, Infojobs y el DNI. Menos mal que queda un veterano con cuerda y cordura para poner orden entre esta juventud...


...aunque ahora esté en el hospital con el pie aplastado por su propio Halcón Milenario. Está claro que la edad ideal para cazar tesoros empieza en los cuarenta, porque Nathan Drake también es para echarle de comer aparte, como demuestra esta viñeta casera en la que Nate hace gala de su manía por complicarse la vida. Como diría Indiana en esta ilustración, son como niños. Sigamos con la resolución de otra rivalidad histórica:

Con amigos así, no hacen falta enemigos 

Tras el fatality, el babality, el animality y el brutality, sólo nos faltaba por ver un tipo de ataque final en Mortal Kombat (o "Mortal Comeback", como dirían nuestros mierdobladores): el hospitality. Porque no todo van a ser bofetás y malas maneras. Así saldan sus cuentas pendientes Sub-Zero y Raiden los domingos: con un buen almuerzo acompañado de un vino tinto que ni los de Gran Reserva. ¿Se os ocurre mejor forma de dejar K.O. a un ninja acostumbrado a la cerveza Sub-Zero-Zero?

Primeras imágenes del rodaje de Alien Vs Predator 3

Interrumpimos la risión para ofreceros en exclusiva la última fotografía tomada en el set de rodaje de la tercera entrega de Alien Karpov Vs Predator Kasparov, que al parecer abordará la batalla de estos dos iconos de la ciencia ficción desde un punto de vista mucho más estratégico y pausado. ¿Quién cantará jaque mate en este distendido enfrentamiento? A simple vista, el xenomorfo parece tener más cabeza, aunque como el yautja use su tecnología de camuflaje para esconder sus piezas, esto se queda en tablas.

Un momento, que al parecer la tarde dio para más. Al final, Predator metió la negra y acabaron a palos, como de costumbre, pero de billar.

En el espacio nadie puede oír tus "Yah, hoooo, yipeeee!"

Por Gustarfox

Buf. A ver cómo hablo de Gravity sin decir que me parece la película más sobrevalorada, previsible y soporífera que he visto desde Ocho Apellidos Vascos, aunque se estrenara antes. Si esto de verdad se merece un Oscar, Watch Dogs es el GOTY 2014, y sé que voy a recibir toda clase de terribles insultos, pero ese es nuestro trabajo. Por suerte, la versión inventada por este artista del Photoshop se antoja mucho más emocionante que ver a Sandra Bullock gimiendo durante dos horas, y encima de sufrimiento. Donde esté Super Mario Galaxy, que se quiten sus Clooneys baratos, y no me refiero a este plagio chino.

Assassin's Creed IV según Walt Disney

Si la factoría que nos tiene quemados con Frozen y fríos con Planes: Fire & Rescue adaptara la saga aventurera de Ubisoft, la convertiría en algo tan molón como este cartel. Vale, gracioso quizá no es, pero Pablo Motos tampoco y ahí le tenéis. Ya sería más interesante una película animada sobre Assassin's Creed IV: Black Flag que todas las Piratas del Caribe juntas, a excepción de las dos primeras, que tenían su gracia, aunque faltaba Justin Bieber para darle más escenas de acción al personaje de Orlando Bloom.

La alianza ochentera definitiva

¿Para qué seguir llamando al inepto de Tristanbraker teniendo a Moquete de Los Cazafantasmas en el wasap? Eso es lo que se preguntó Pac-Man para poner fin a su eterno conflicto con los ectoplasmas que llevan atormentándole desde 1980, y aquí tenéis el eficaz resultado. Me sé de unos que no vuelven a perseguirle ni para repartirle flyers en Sol.

Luigi's Manson: este sí que da miedo


Por Gustarfox

 

Y hablando de fantasmas, a algún lumbreras se le ocurrió quitarle la "i" a la mansión encantada de Luigi, provocando el efecto que se aprecia en esta carátula apócrifa ideada por una mente enferma. Si el Rey Boo se cruzara con Marilyn Manson en los pasillos del inmueble abandonado, muy probablemente volvería a la vida. Por cierto, ¿qué clase de criaturas se supone que fueron los Boos en su vida anterior? Eso sí, anda que no triunfaría una versión metal del temazo original de Luigi's Mansion... aunque acabase más colgado que en nuestro especial de Misterios sin Resolver.

Big Daddy, un padrazo detrás de las cámaras

Atención, pregunta de Trivial: ¿existe alguna expresión más moñas que "(inserte nombre masculino aquí) es un padrazo"? No, pero tampoco existen padres como Big Daddy, que en los ratos muertos de BioShock se dedica a cuidar de su Little Sister hasta el punto de jugar a las casitas con ella si es menester, como bien refleja esta simpática escena en la que ni siquiera ha tenido tiempo de lavarse el taladro. Eso sí, ese taburete no tiene pinta de durar mucho...

El Monstruo del Lago NES


Por Gustarfox

Queda resuelto uno de los mayores enigmas de la humanidad. Un fotógrafo amateur nos ha enviado el documento que aporta la prueba irrefutable de que Nessie existe, y ya sabemos a qué debe su nombre: esa cabeza de R.O.B, tronco de NES y cola de NesPad le delatan. Ahora cobran más sentido los avistamientos del plesiosaurio Dorrie en Super Mario 64, de Plessie en Super Mario 3D World y esta inquietante captura tomada en Wii U Street View. Así que ya os podéis imaginar lo que hay detrás del misterio del Triángulo de las Bermudas... Fuerza, Coraje y Sabiduría.


Y llegados a este punto, cerramos las puertas de nuestra galería del coleccionista. Esperamos que os haya gust... qué demonios, que es verano: ¡ahí va una traca final de imágenes sueltas! Disfrutadlas como se merecen:

Las SuperNESnas

Rómpase en caso de incendio

Steamboat Link: Disney's Wind Waker

Doctor Mew, más vale TARDIS que nunca

Oak Darwin y la Teoría de la Pokevolución

Alguien se ha comido a Sefirot

Gordon Freeman... ¿o Gordon Shumway?

Grand Throne Auto

Trono de Juegos

Si esta última no es espectacular, que venga Kratos y me lo diga a la cara, que me encierro en el baño de Dhalsim del cague que me entra. Ahora sí que sí, clausuramos nuestro MOMA particular en busca de nuevos horizontes, aunque me quedo con ganas de ver algún cuadro de Hyrule Barrios, donde las bandas callejeras de Hyrule se enfrenten a navajazos; un 50 Sombras de Gray Fox, cuyo ninja protagonista despache a sus becarias tan rápido que ni se enteren, y un Gears of Wario donde sólo se disparen billetes de 500 euros. Pero bueno, quién sabe, quizá el Museo del FUNart vuelva a abrir sus puertas algún día.

Por cierto, si estáis en la playa, no os olvidéis de usar protección. Y también solar. Ya me vengaré de alguna forma cuando volváis en septiembre... No sé, lo mismo me marco un selfie y me lo pongo en mi perfil de Hobby. Millones de personas no pueden estar equivodadas. ¡Hasta el lunático que viene!

Bonus track: el fan-art más gracioso de todos


 

 En anteriores entregas del Club Chistendo:


 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lecturas recomendadas