Reportaje

El destino de Júpiter: Todo empezó con Matrix

Por Raquel Hernández Luján
-

Con Matrix, los hermanos Wachowski dieron la vuelta al panorama cinematográfico de la ciencia-ficción. ¡Repasemos juntos la trilogía de Neo y lo que supuso!

Ahora que El destino de Júpiter se acerca a nuestras carteleras, vamos a repasar la primera gran obra de sus directores, los hermanos Wachowski. Ellos concibieron Matrix hace más de 15 años y muchas de esas "semillas" se mantienen dentro de la película de Mila Kunis. Antes de centrarnos en ese film (pronto os ofreceremos reportajes especiales al respecto), volvamos por un momento a la lucha de Sión por salvar la Humanidad.

Para muchos, Matrix es la trilogía de ciencia-ficción más inspiradora de los últimos tiempos. 1999 fue el año en el que los hermanos Wachowski, que por entonces eran Andy y Larry, lanzaron el primer episodio de su franquicia con un Keanu Reeves inmediatamente aupado por su carismático papel de Neo.

¿Os atrevéis a introduciros en la matriz con nosotros? Todavía podéis elegir... “Ésta es tu última oportunidad, después ya no podrás echarte atrás. Si tomas la pastilla roja te quedarás en el país de las maravillas y yo te enseñaré hasta donde llega la madriguera de conejos. Recuerda, lo único que te ofrezco es la verdad, nada más”...


Enhorabuena, veo que has optado por la pastilla roja, así que ¡vamos a sumergirnos de lleno en el mundo ideado por los Wachowski! Pero, ¿cuáles eran sus referentes previos?

Es conocida de sobra la anécdota acerca del presupuesto de la película: en un princinpio los directores apenas contaban con algo más de 10 millones de dólares para ponerla en pie, así que decidieron gastarse todo el dinero en la primera escena que rodaron, la de Carrie-Ann Moss moviéndose con toda la gracia que el poderío de los efectos especiales le otorgaba... Pero esto no fue suficiente para el productor Joel Silver, de modo que le invitaron a ver Ghost in the Shell, probablemente la referencia más clara y palpable gracias a esa "lluvia digital" de los créditos y la estética cyperpunk de la saga.


¿De dónde hubo que recortar? Del presupuesto de vestuario y decorados. ¡Quién lo diría! La diseñadora Kym Barrett se las vio y se las deseó para conseguir un look retro y a la vez moderno trabajando con materiales de baratillo. Asimismo, gran parte de los decorados provenían del rodaje de Dark City, la película de Alex Proyas.

El concepto de realidad virtual del que tira el guión ya se había planteado en películas previas como El cortador de césped o Arcade, pero desde luego Matrix lo lleva más allá.

Los puntos en común con Nivel 13 o la citada Dark City, ambas estrenadas el año anterior, 1998, nos pueden llevar a tirar un poco más del hilo y ver si hay un origen común y ése pudiera ser la película del 73 "El mundo en el alambre" dirigida por Rainer W. Fassbinder en base a la novela "Simulacrón III", del escritor estadounidense Daniel F. Galouye. El contexto es tremendamante similar: viajes en el tiempo, realidad virtual y género policiaco en una coctelera prodigiosa.

Así, por un lado, tenemos la fuerza gravitacional del manga y su particular estética y por otro las lecturas de ciencia-ficción que nos narran la existencia de mundos "sintéticos", creados para hacer al ser humano vivir una realidad que no es tal.

El esplendor de Matrix proviene en gran parte de los aproximadamente 200 planos de efectos especiales, lo que supone un total del 20% del metraje y la consecución de imágenes tan estilizadas como inspiradoras, parodidadas una y mil veces: desde Los Simpson, hasta Scary Movie, pasando por la Blasa de José Mota peleando como el el agente Smith y por otros homenajes patrios como el de La comunidad de Álex de la Iglesia. Ha calado tan hondo en la cultura pop que son incontables las referencias y los guiños.


También han pesado en la balanza las abundantes alusiones filosóficas y literarias que encontramos en el metraje: desde alusiones a sentencias como "Conócete a ti mismo" hasta las referencias a "Alicia en el país de las maravillas" o la "Divina Comedia" de Dante...

Hasta aquí las parodias, pero el legado de la trilogía ha traido también cola: además de popularizar la estética cyberpunk, poner en boga la técnica del "bullet time" o tiempo bala que permite la ralentización de la imagen para permitir ver movimientos o sucesos muy veloces (combinado con movimientos de cámara circulares en la peli), la banda sonora que mezclaba rock, música electrónica y los arreglos musicales de Don Davis para los segmentos orquestados hizo que el conjunto fuera potentísimo.

Incluía temas de Rage Against the Machine, Marilyn Manson, Prodigy Rammstein. Todo un crisol en muchos sentidos de tendencias visuales, sonoras y de inmersión que nos proporcionó una experiencia única. Aquí tenéis las críticas completas de la trilogía:

Matrix (1999)

Nota: 94/100

Sinopsis: Neo es un hacker que vive atormentado por una pregunta: ¿qué es Matrix? Un extraño grupo de rebeldes lo convence de que está viviendo una realidad falsa y de que él es el elegido para liberar a la humanidad de las máquinas que la esclavizan.

Crítica completa de Matrix

Matrix Reloaded (2003)

Nota: 77/100

Sinopsis: Tras descubrir que es el elegido para liberar a los esclavos de Matrix, Neo debe colaborar con sus aliados para detener una nueva amenaza: las máquinas van a lanzar un ataque masivo a Sión, la última ciudad humana del mundo real.

Crítica completa de Matrix Reloaded

Matrix Revolutions

Nota: 65/100

Sinopsis: La batalla entre las máquinas y los humanos está a punto de comenzar, con las primeras invadiendo Sión, el futuro dependerá de el elegido, ¿será capaz Neo de detener lo que parece inevitable?

Crítica completa de Matrix Revolutions

 

Al poco tiempo llegó The Animatrix, diez cortos de animación muy recomendables que extendían el universo de Matrix combinando la animación clásica japonesa con el CGI más avanzado y el estilo occidental. También existen los Matrix Comics, que recopilaban historias cortas a cargo de iconos del cómic como Neil Gaiman o Bill Sienkiewicz. El círculo "transmedia" se cerró con el videojuego oficial Enter the Matrix (protagonizado por Niobe y Ghost), que conectaba su historia con la de Matrix Reloaded.


Está claro que los Wachowski encontraron un verdadero filón con estas películas, de modo que no es de extrañar que, a pesar de los videojuegos, la serie de animación y otras formas de explotación comercial, siempre haya habido una puerta abierta a algo másA comienzos del año pasado incluso Internet se hizo eco de un rumor que hizo dar un salto en la silla y es que una nueva trilogía de Matrix podría estar en camino... Por aquel entonces especulamos con la idea de que el hilo del que se podría tirar es el clímax final de Matrix Reloaded donde se apunta al pasado de The Matrix y se habla de los predecesores de Neo. El arquitecto le sugería al héroe que no era el primer elegido, lo que daría pie a multitud de posibilidades de cara a nuevas películas.


Nunca se ha llegado a confirmar tal cosa, pero sí que es cierto que los fans de la saga se han decidido a continuar el trabajo de Andy y Lana Wachowski que mientras tanto no han parado el carro en absoluto y siguen apostando por producciones grandiosas cargadas de potentes efectos especiales y con tramas complejas y apasionantes.

Después de su gran trilogía, han creado la serie Sense8 para Netflix y dirigido varias películas como El atlas de las nubes o El destino de Júpiter que llegará a nuestras carteleras el 6 de febrero.

Lecturas recomendadas