Gears of War 4
Reportaje

E3 2016 - Gears of War 4: Avance

Por David Martínez
-

Directo desde el E3 2016 os traemos un avance de Gears of War 4 donde os contamos las impresiones que nos dejó el título de Microsoft y The Coalition para PC y Xbox One tras ver una extensa demo a puerta cerrada.

El esperadísimo Gears of War 4 fue uno de los grandes protagonistas durante la conferencia de Microsoft en el E3 2016 gracias al espectacular gameplay que la compañía mostró del juego. Pero nosotros hemos tenido la oportunidad de ver a puerta cerrada una extensa demo de la campaña del título desarrollado por The Coalition y por eso, hemos preparado este avance de Gears of War 4 en el que os contamos las impresiones que nos dejó la aventura tras verla durante 20 minutazos. Así, podréis conocer mejor cómo será este juego que llegará a Xbox One y PC Windows 10 con funciones cross-play y play-anywhere (podremos dejar la partida a medias en una plataforma y continuar en la otra) el 11 de octubre. Además, en el caso de la versión de consola, incluirá las anteriores cuatro entregas de la saga en formato retrocompatible.

Más espectacular...

Lo primero que nos llamó la atención de la demo de Gears of War 4 que Microsoft nos permitió ver y en la que JD y sus compañeros trataban de localizar a Oscar antes de ser “asimilado” por los swarm es que la compañía decidió mostrar ambas versiones del juegos a la vez. La de consola corría ya en una Xbox One S y la de PC se mostraba en una enorme pantalla 4K en el centro de la sala. Y hay que reconocer que si Gears of War 4 en Xbox One ya se ve de lujo, en PC con 4K resulta alucinante. Dicho esto, entramos ya en materia.

Hay que admirar el gran trabajo que ha hecho The Coalition partiendo de las mecánicas de la saga original. Parece que el estudio ha cogido todo lo bueno de lo realizado por Epic Games y lo ha mejorado, haciendo que este Gears of War 4 resulte un juego mucho más rápido y frenético. La base sigue siendo la misma: Disparos con coberturas, un estupendo sistema de recarga activa basado en nuestra coordinación, armas contundentes (hemos visto la escopeta Gnasher, el Hammerburst, el nuevo Lancer Mk3, el Buzzkil que lanza discos de sierra, o el Dropshot que es una versión evolucionada del lanzagranadas), eliminaciones brutales...

Pero lo mejor de todo es que, a pesar de contar con las mecánicas y elementos principales de la saga original, Gears of War 4 promete mejorar en todos los aspectos. Por lo que hemos podido ver en la demo privada del E3 2016, las nuevas armas son una pasada, JD se mueve más deprisa que Marcus Fenix y compañía en las anteriores entregas y, sobre todo, los encuentros con enemigos cercanos han ganado en emoción y parece que serán más abundantes ya que la cámara al hombro se moverá más rápido, haciendo que el jugador tope de golpe con enemigos inesperados. Y por si fuera poco, en Gears of War 4 los movimientos finales resultarán más espectaculares y harán que el combate fluya.

Más variado...

Aún más sorprendente nos resultó el desarrollo de esta demo de Gears of War 4. Durante los 20 minutos de gameplay que vimos, diferenciamos tres parte notables que resultaban un claro ejemplo de que The Coalition está trabajando en que el título resulte variado y lleve un ritmo ascendente en todo momento. Para comenzar, a medida que los Gears se infiltraban en un fuerte, el título iba ganando un cierto aire de misterio que recordaba a la primera entrega de Gears of War.

Este nivel estaba cubierto de vainas de color rojo, que estallaban de forma inesperada y de las que aparecían unos enemigos rápidos y voraces pero que, al igual que los infames, no aguantaban más de una rápida ráfaga del Lancer. Esta primera zona de la demo se centraba más en la narrativa y los miembros del equipo iban hablando y explicando lo que podría haber ocurrido a su compañero desaparecido. Y es que parece que Gears of War 4 seguirá el buen camino narrativo de Gears of War 2 y 3 y que contará con más profundidad argumental. Además, vimos novedades en cuanto a la exploración ya que ahora también habrá objetos en el techo, envueltos en una sustancia viscosa, lo que nos obligará a fijarnos mejor en el entorno.

Tras superar una pequeña batalla que comenzaba cuando los Gears terminaban de hablar, parece que no nos perderemos detalles de las conversaciones por estar combatiendo, entraban en una iglesia. Este escenario era mucho más detallado y tenía el clásico diseño basado en la “belleza destruida” de la saga. Legaba así un punto de inflexión, y la experiencia aumentaba en emoción. Aquí vimos a los Gears enfrentarse a un nuevo tipo de enemigo, más grande, inteligente, capaz de empuñar armas y buscar cobertura. En definitiva, un enemigo más parecido a los clásicos locust.

En esta segunda zona, Gears of War 4 comenzaba a hacer lo que mejor sabe: Llevar al jugador por una serie de estancias con coberturas y somerterle al fuego enemigo, obligando a flanquear cada posición, con ayuda de los compañeros, para eliminar a todos los swarm que se pongan por delante. Además, vimos un elemento que hará que los enfrentamientos resulten aún más estratégicos en esta entrega. Ahora, las cápsulas de las que antes salían los enemigos pueden servir de cobertura y se podrán crear otras nuevas disparando, por ejemplo, a las que estén pegadas en el techo.

Tras superar esta segunda zona, los Gears llegaban a una tercera en la que se tenían que abrir paso a través de unas ruinas. Allí es donde el título tiraba de músculo ya que era una zona al aire libre en la que llovía, creando unos efectos de agua que, en 4K, lucían de maravilla. Pronto se topaban con el rastro de otra nueva criatura, cuadrúpeda y capaz de lanzar espinas por su cola (la misma que vimos en el primer gameplay de Gears of War 4). Esta criatura se presentaba con una secuencia de vídeo impresionante y ahí concluía la demo, dejándonos con ganas de ver más ya que parecía que iba a tener lugar un enfrentamiento final contra este ser.

Más Gears of War

En definitiva, Gears of War 4 coge todo lo bueno de las anteriores entregas y le da una vuelta para que parezca más fresco y atractivo. Por lo que hemos visto, el título encantará a los fans de la saga y parece que logrará captar la atención de nuevos usuarios al introducir una nueva raza de enemigos y protagonistas totalmente nuevos, empezando una historia desde cero (aunque habrá conexiones con las aventuras de Marcus Fenix).

Los combates prometen ser aún más divertidos, con unos enemigos más variados e inteligentes que cambiarán de comportamiento según el arma que estén usando. Por ejemplo, habrá francotiradores a los que eliminar con un disparo de Buzzkill, e infantería que no dura demasiado si sabemos hacer un buen uso de las granadas. Por tanto, el factor estratégico estará aún más presente en Gears of War 4 y estaremos obligados a observar bien el terreno antes de actuar para encontrar coberturas o crear nuevas si estamos rodeados.

Así pues, Gears of War 4 va camino de convertirse en la mejor entrega de la saga tanto en lo jugable como en lo técnico si The Coalition sigue por este camino y si el multijugador está tan bien como en las anteriores ediciones. Eso sí, esperemos que hayan tomado nota de lo ocurrido con Gears of War Judgment y vuelva a introducir vehículos y otros elementos perdidos en aquella entrega para aportar variedad a los enfrentamientos. Tendremos que esperar hasta el 11 de octubre a que Gears of War 4 se ponga a la venta en PC y Xbox One, pero la cosa pinta muy bien.

Lecturas recomendadas