Reportaje

Las mejores mascotas manganime (I)

Por Thais Valdivia
-

Perros, gatos del espacio, pingüinos... cualquiera es bueno para hacerle compañía a nuestros protagonistas preferidos.

¡Ay, las mascotas! Si hay algo que caracteriza a la mayoría de los mangas y animes de los últimos años es el hecho de que el grupo principal o el propio protagonista viaje o conviva con cierto personaje que, si bien no aporta nada o casi nada a la trama principal en la mayoría de los casos, consigue sacarle una sonrisa al espectador/lector. Algunos de estos seres destacan por no ser humanos, sino más bien por ser mascotas que, por una cosa o por otra, consiguen calar hondo en los personajes principales y en los propios fans tanto por su manera de ser como por sus acciones.

Por ello, hemos decidido hacerles una más que merecida mención a algunos de ellos. Aquí los tenéis:

Puar (Dragon Ball)

La serie más famosa, querida y recordada del mangaka Akira Toriyama, Dragon Ball, no se salva de tener el típico personaje que despierta el lado más tierno de todos aquellos que leen o ven la obra. A pesar de lo que puede parecer, el alegre Puar no siempre fue bueno, ya que junto a un jovencísimo Yamcha, que aún desconocía el amargo sabor de la derrota, intentó mil y una veces robarle las bolas de dragón a Bulma y a Goku. Tras dejarlo por imposible, este azul amigo se unió al viaje del protagonista.

Después de eso, Puar mostró que era más que hábil a la hora de transformarse en objetos que pudieran ayudar a sus nuevos amigos. Un ejemplo de ello es el momento en que tuvo que ser unas tijeras para cortarle la cola a Goku (la de mono, no seáis malpensados, por favor).

Con la llegada de Dragon Ball Z, las apariciones de Puar bajaron considerablemente, pero al menos no quedó en el olvido de sus seguidores.

Gamakichi (Naruto)

Todo protagonista de shonen que se precie debe tener una mascota o, al menos, un amigo del reino animal. Y si el destino quiere que este sea un sapito sabiondo que va de guay por la vida, pues bienvenido sea. Y si encima tiene más cosas en común con el protagonista de la obra de lo que parece en un primer momento, mejor que mejor. Este es el caso de Gamakichi, el pequeño sapo amigo de Naruto e hijo del jefe sapo Gamabunta, con quien el ninja de la Villa Oculta de la Hoja firmó un contrato de invocación tras convertirse en Genin.

Estratega por definición, este alma libre es capaz de analizar con increíble precisión y calma las situaciones más peliagudas. Apareció por primera vez en el combate de Naruto contra Gaara para ayudar al aspirante a Hokage. Desde entonces, los lectores de la obra del autor Masashi Kishimoto han visto crecer a este sapo que, actualmente, se encuentra en su etapa media de desarrollo.

Su principal aporte a la obra llegó en el momento en que combatió contra Pain en la invasión de Konoha, dejando patente que su destino, al igual que el de su padre, era ayudar al humano que ha firmado el contrato con su familia. Y, para suerte de Naruto, no podría haber encontrado a un compañero de batalla más leal y útil que Gamakichi.

Doraemon (Doraemon)

Llamarle “mascota” sería pasarse, ya que Doraemon es el protagonista de su propia serie. Aún así, este amigo con bigotes de gato y un enorme bolsillo de marsupial no puede considerarse del todo normal. Adicto a los dorayakis, y obligado a sacar a su amigo humano de todos los problemas en los que acaba metido, Doraemon se ha ganado a pulso el afecto y el cariño de millones de niños en todo el mundo.

A parte de contar con el don de la paciencia infinita por aguantar capítulo tras capítulo al cansino de Nobita, Doraemon también tiene en su haber un sinfín de artículos cuanto menos peculiares. Desde el gorrocóptero hasta la batería que almacena coraje, pasando por los guantes de campeón, la colonia para la memoria, la máquina del tiempo, el equipo de entrenamiento ninja, la pintura de invisibilidad o el spray boomerang.  Todos y cada uno de ellos han encontrado su momento de gloria y utilidad en alguno de los más de 1.031 episodios de que consta la serie.

Pen Pen (Evangelion)

Dentro del intrincado mundo de Neon Genesis Evangelion, encontramos una mascota que consigue que nos relajemos un poco ante tanta tensión e información. Este es Pen Pen, el especial pingüino que vive junto a Misato Katsuragi. Debido a que lleva mucho tiempo viviendo con ella, el animal, que pertenece a una nueva especie, tiene las mismas malas costumbres que su dueña: bebe cerveza, no come para nada sano... Además, se pasa la mayoría del tiempo a remojo porque, como asegura Misato Katsuragi, Pen Pen es un pingüino de balneario.

¿Quién no querría darse un baño relajante después de ver todo lo que ocurre en la vida de los protas de Evangelion? Este Pen Pen debe de llevar una vida de lo más ajetreada. Pobrecillo.

Kon (Bleach)

Si nos creíamos que un sapito parlanchín y un gato venido del espacio era lo más raro que nos podía deparar el arte del cómic japonés, estábamos muy confundidos, porque la traca final estaba por llegar. ¿Quién en su sano juicio habría creado a un personaje dulce y entrañable, como puede serlo un león de peluche, pero sin una pizca de vergüenza? Efectivamente, sólo podía ser él: Tite Kubo.

En una historia que apenas da cabida a sonrisas, Kon pone el tono humorístico en el mundo de los Shinigami. Este alma modificada que reside en el cuerpo de un pequeño león de peluche tiene por misión cuidar y poseer el cuerpo de Ichigo cuando este se convierte en Shinigami. Así no parece que el cuerpo del joven esté más tieso que la mojama. Es precisamente en los momentos en los que controla el cuerpo de Ichigo cuando Kon deja salir su verdadero yo: un espíritu calenturiento que disfruta persiguiendo a chicas guapas con la esperanza de ganarse los favores de alguna de ellas.

Así pues, Kon es el típico personaje que le da vidilla a la historia y que siempre suele sacar una sonrisa al lector cuando este menos lo espera. Lástima que Tite Kubo se haya olvidado casi por completo de este personaje tan carismático y entrañable en la recta final de la serie.

Happy (Fairy Tail)

Llegado directamente desde Fiore para hacerle la competencia Garfield, nos encontramos con uno de los gatos más absurdos y entrañables del mundo manganime. Su creador, Hiro Mashima, aseguró en su visita a España durante el XVIII Salón del Manga de Barcelona que el nombre de este personaje nace precisamente de su forma de ser, ya que se pasa capítulo tras capítulo con una sonrisa dibujada en sus labios (nunca mejor dicho).

Aficionado a los pescados y a Charle (la gata de Wendy), este Exceed (gato alado) del reino de Extalia (Edoras) es uno de los miembros más conocidos del gremio de magos Fairy Tail. Amigo inseparable de Natsu, siempre encuentra un buen momento para hacer bromas sobre el resto de sus compañeros de andanzas, siendo sus principales objetivos Lucy (la chica se lo gana a pulso), Lluvia/Juvia y Gray. No obstante, Happy no deja de ser un valioso miembro del gremio, ya que siempre apoya en las batallas sin importar lo dañado que pueda salir de estas.

Un auténtico amigo al que Natsu vio salir del cascarón y que le acompañará durante muchos años, al igual que a los fans de Fairy Tail.

Pikachu (Pokémon)

Si hubiese que ponerle una canción a este personaje sería, sin lugar a dudas, “Hay un amigo en mí”, banda sonora de una famosa película de Disney Pixar. Y es que pocos compañeros de viaje son tan leales y fieles a la causa como lo es Pikachu, inseparable Pokémon de Ash Ketchum.

Este ratón amarillo de tipo eléctrico es el perfecto camarada para hacerse con todos los Pokémon del mundo, que no son pocos precisamente. A lo largo de la serie, y región a región, hemos visto cómo este pequeño conseguía vencer a poderosos líderes de gimnasio gracias a su tesón y fuerza interna. Lástima que todo ese esfuerzo se refleje cada vez más en su aspecto físico. Si bien Ash parece tener el secreto de la eterna juventud, Pikachu ha experimentado una más que notable bajada de peso si comparamos su diseño actual con el del comienzo de la serie. Miedo nos da pensar en cómo acabara el pobre si la serie llega en algún momento a su fin.

Kerberos/Kero (Cardcaptor Sakura)

¿Quién le iba a decir a Kero que su tarea de guardar las Cartas Clow se iba a ver interrumpida por una chica como Sakura? Exigente y marimandón como él solo, Kerberos no deja nada a la imaginación y no duda en pedirle a Sakura que sea más responsable y trabaje más.

A pesar de parecer un borde, Kero tiene un lado humano. Además de preocuparse por la pequeña Sakura a su manera,  es un aficionado a los dulces. Tanto es así, que hasta fue intoxicado con unos bombones de licor. Aparte, le encanta ser el centro de atención de todo lo que filma la joven Tomoyo Daidouji. Si es que este pequeño con alas es todo un solete.

Kirara (InuYasha)

Hasta las guerreras más aguerridas necesitan de una compañía fiel que las ayude en las batallas más complicadas. Este es el caso de Sango y su inseparable amiga Kirara. Esta pequeña gatita es todo un amor cuando está en su forma pequeña, pero cuando se enfada es capaz de transformarse en una bestia capaz de acabar con los demonios más poderosos. En numerosas ocasiones ha sido capaz de salvar a InuYasha y sus amigos de los peligros de Naraku y del resto de malvados que no les dejaban en paz ni un segundo a lo largo de la serie. Por supuesto, Kirara ha sabido sacar su lado más dulce gracias, en parte, al pequeño Shippō.

El personaje de Kirara está basado en la criatura mitológica conocida como Nekomata (gato con poderes sobrenaturales al que se le divide la cola en varias partes).

Luna (Sailor Moon)

Si antes mencionábamos la paciencia infinita de Doraemon, ahora os mostramos otra mascota cuyos niveles de paciencia están por encima de la media. Luna, la gata que va junto a las guerreros del amor y la justicia tiene que ver cómo la jefa de todas ellas, Sailor Moon, pasa olímpicamente de sus indicaciones y consejos. Claro, es que la pobre Usagi (Bunny en España) tiene demasiadas cosas en la cabeza para seguir las directrices de Luna. ¿Para qué estudiar si puedes echarte una siesta? Seguro que es una de las cosas que piensa esta cabeza de chorlito.

Sí, la pobre Luna tiene que lidar con esta llorona empedernida día sí y día también. Menos mal que cuando llega la ocasión, Usagi es capaz de ponerse seria y consigue darle su merecido a los enemigos.

Por otro lado, no podemos hablar de Luna sin mencionar a su fleino compañero Artemis. Este gato blanco de calmada personalidad es quien intenta relajar a Luna cuando los nervios le atacan. Un día de estos Usagi acabará con ella, seguro.


Tenemos muchas otras recopilaciones de mangas y animes. Aquí las tenéis todas:

Lecturas recomendadas