Reportaje

Universos de Ficción: DC

Por Luis López Zamorano
-

"En el día más brillante, en la noche más oscura, el mal no escapará a mi vigía. Que aquellos que adoran al mal, teman mi poder". Así comienza el juramento de los Green Laterns, y así podríamos definir la filosofía del Universo DC, una eterna lucha de sus héroes contra el mal. Bienvenidos al Universo DC, donde los héroes velan por nosotros.

Seguimos con el choque de Universos en Hobby Consolas, y si hace poco nuestro compañero Rubén Guzmán defendió el Universo Marvel como el mejor de todos, mientras que David Martínez hizo lo propio con Star Wars y Rafael Aznar con Juego de Tronos, hoy me toca a mi hacer lo propio con el Universo DC. Y es que aunque los dos sean muy similares a primera vista, DC tiene algún matiz que le puede colocar algo por encima. El Universo DC, llega a HobbyConsolas.com para alzarse con la corona de rey de los Universos.

NOTA IMPORTANTE: El reportaje puede resultar largo, así que en el último apartado de "Conclusión", tenéis un resumen de las razones por las que creo que DC supera a todos los demás universos. Pero si tenéis un poco de paciencia descubriréis el gran mundo que DC puede ofreceros. Espero que lo disfrutéis.

La historia de DC Comics

  • Origen

DC Comics fue fundada en 1934 como National Allied Publications, y no sería hasta 1937 cuando adquiriera el nombre por el que todos la conocemos a día de hoy. El origen de este nombre está en su serie de publicaciones Detective Comics, pasando a ser sus siglas las elegidas para representar a la compañía. Como era habitual en la época los comics de entonces contaban historias de vaqueros y detectives que luchaban contra la mafia. Pero la fama llegó realmente a DC Comics en 1938 cuando, en mitad de tanta rutina, dos jóvenes talentos presentaron una idea a los directivos de la compañía que revolucionaría el mundo entero. Jerry Siegel y Joe Shuster habían creado a Superman

El impacto que causó Superman en la sociedad fue enorme. Un hombre capaz de levantar coches por encima de su cabeza sin ningún esfuerzo y que combatía el crimen con rotundidad. Superaba con creces a todo lo visto hasta entonces. Aquel hombre con la ese en el pecho era capaz de volar, de ir más rápido que un tren, las balas no le hacían daño. Su repercusión fue tal que pronto se crearía una amplia gama de merchandising que desaparecería rápidamente de las estanterías de las tiendas, e incluso se celebraba El día de Superman en el que había desfiles y música por las calles.

Superman además no estaba solo, por primera vez se presentó en un cómic a una mujer fuerte con ansias de triunfar. Lois Lane fue una heroína a su manera para todas las mujeres de la época. Pero no sólo las mujeres y los hombres disfrutaban de Superman, por si fuera poco, Superman lograba hacer que todo niño se sintiera más seguro. Pensar en ponerse una capa roja y quitarse las gafas para salir volando y enfrentarse a la injusticia hacía que aquellos pequeños pudieran superar todos sus problemas.

Con semejante éxito no es de extrañar que pronto DC quisiera crear más héroes a la altura de Superman. Así pues acudieron a Bob Kane que contrató a su vendedor de zapatos, Bill Finger, para que le ayudara con este proyecto. Juntos crearon a Batman para el Detective Comics número 27 en 1939. Bob y Bill eran dos hombres de clase media baja, así que intentaron crear a un héroe que se alejara lo más posible de ellos pero que luchara por sus intereses. Así surgió la idea de Bruce Wayne, aquel niño de clase adinerada que se ve obligado a vivir sin sus padres y jura vengar su muerte combatiendo el mal para que nadie más sufra su dolor.

  • La edad de Oro

El éxito de los comics de superhéroes era cada vez mayor. Todas las compañías empezaban a crear sus propios personajes con poderes y DC tenía que sobreponerse a esa respuesta del resto de editoras. Era el momento de crear nuevos personajes que hicieran a DC aún más grande de lo que era. The Flash fue el primero de ellos, Espectro, Sandman, Hawkman y Green Arrow pronto llegaría junto a otros muchos como The Spirit, Aquaman, Plasticman y sobretodo Linterna Verde y Capitán Marvel que más tarde sería rebautizado como Shazam. Capitán Marvel pronto se convirtió en el héroe que todo niño quería ser. Se imaginaban a sí mismos pronunciando aquella palabra, "Shazam", y convirtiéndose en un adulto con superpoderes.

Pero como es lógico, tanto nacimiento de superhéroes debía traer consigo un gran número de supervillanos. Sin la Edad de Oro de DC, el mundo del cómic no podría ser entendido como lo es hoy. Joker, Pingüino y Catwoman se enfrentaron por primera vez a Batman en estos años. Wonder Woman tuvo que hacer frente a Cheetah y por primera vez veíamos a Lex Luthor. Y ya que el número de villanos aumentaba, los héroes empezaban a necesitar ayuda. Robin fue el primero de un gran número de acompañantes que vieron la luz en estos años.

En 1941 Estados Unidos entra en La Segunda Guerra Mundial, y con ellos, sus comics. Los héroes de DC se unieron para formar la Sociedad de la Justicia Americana y combatir en la guerra, Batman y Robin combatieron codo con codo junto a los soldados en el frente, y Wonder Woman que había nacido poco antes siendo una de las primeras superheroína de la historia, usó las cabezas de Hitler, Mussolini e Hiroito para jugar a los bolos. Los comics de DC se empiezan a vender de nuevo como roscas y son enviados a todos los lugares donde hay soldados en combate. Pero como todo lo bueno se acaba, cuando la guerra llegó a su fin las ventas descendieron drásticamente.

Los comics se relacionaban con los tiempos de guerra y poco a poco los héroes que tanto se amaban fueron cayendo en el olvido. Tan sólo Superman, Batman y Wonder Woman consiguieron mantenerse en pie. Pero claro los tiempos cambiaban y las mujeres volvían a sus trabajos de ama de casa, así que Wonder Woman tomaría el mismo camino. Fueron los peores tiempos para esta princesa guerrera que ahora se dedicaba a cepillarse el cabello y a preocuparse por tener un novio y pasar tiempo con chicos. Las historias de vaqueros, el crimen y los romances ocupan ahora las páginas de los comics de DC. Y como todo se volvía más infantil, había que adaptar a las grandes estrellas, así que DC creó a Superboy.

  • La Edad de Plata

Pasaron casi 10 años en los que los comics permanecieron en las sombras hasta que un día en Dc tuvieron la maravillosa idea de reinventarse. Era la hora de traer de vuelta a aquellos héroes que se fueron con la guerra y contar su historia desde cero. Era la hora de que Flash corriera más rápido que nunca y salvara a DC. Así que The Flash apareció con una nueva historia en la que Barry Allen tiene un accidente químico que le da el poder de la supervelocidad. No sólo la historia cambiaba, también el traje, algo mucho más actual, nada de un casco de hojalata con alas. El resultado fue todo un éxito agotando existencias.

Lo mismo ocurrió con Linterna Verde. Esta es la época en la que Hall Jordan hace aparición por fin. Los mejores años de la Corporación están por llegar, era el momento de las mejores aventuras espaciales del mundo del comic. Junto con The Flash y Linterna Verde, muchos otros personajes renacen. Hawkman, Green Arrow, Aquaman o Espectro son algunos ejemplos. Además fue la época en la que se crearon las familias de superhéroes, Supergirl y Batgirl por ejemplo hacían su primera aparición en estos años.

Pero también hubo grandes creaciones. Los héroes de DC se reunían para formar equipo como en los Teen Titans capitaneados por Robin y sobretodo La Liga de la Justicia. Por primera vez los héroes más importantes de la compañía se juntaban para formar una liga que luchaba contra el mal. El resultado fue todo un éxito y sirvió de inspiración para que Stan Lee creara Los 4 Fantásticos.

  • La Edad de Bronce

Poco a poco Marvel se empezaba a hacer con el mercado y Dc comenzaba a quedarse atrás, llegaba la hora de volver a reinventarse. Por eso DC contrató a Neil Adams y Denny O’neil  y traen a Linterna Verde de vuelta a La Tierra. El público comenzaba a buscar unos héroes más cercanos a ellos y por eso juntaron a Linterna Verde con Green Arrow que le bajó los humos y le hizo ver que en realidad su idea de justicia no ayudaba a la gente de su planeta. Se acabaron los años en los que los superhéroes eran venerados como dioses, ahora estarían a la par de todos. Esta fue la época en la que Superman llegaría al cine y Wonder Woman a la televisión, pero de todo esto hablaremos luego.

El que los superhéroes estuvieran más al nivel de los ciudadanos normales, se vio en publicaciones como la de Superman vs Muhammad Ali en la que ambos se enfrentaban en el cuadrilátero, algo impensable hasta entonces. Con tanto cambio pronto llegarían nuevas publicaciones y DC crecería más aún.

  • La edad moderna

Era la hora de dar un nuevo cambio, los niños que leían comics habían crecido y DC debía crecer con ellos. Etonces llegó Frank Miller que reinventó a Batman con El Regreso del Caballero Oscuro. Gracias a la obra de Miller, Batman volvió a tener sentido en el mundo moderno, el héroe regresaba en una escena en la que el caos reina por encima de todo y la guerrilla en las calles es insostenible, muy acorde a la sociedad punk que estaba surgiendo entonces. Los superhéroes se volvieron más adultos, oscuros, sus historias ya no eran para niños. La obra de Miller también ha sido llevada la cine de animación hace poco en dos partes, aquí tenéis el tráiler de la segunda:

Frank Miller no estaría solo en estos años. Un poco más tarde apareció Alan Moore y con él las historias más tétricas que DC había tenido hasta la fecha. Moore se encargó de reinventar La Cosa del Pantano,  con él La Cosa deja de ser un hombre convertido en monstruo para pasar a ser una monstruo que se cree un hombre. Y ya que cosechó un gran éxito, fue la hora de escribir algo nuevo. Era la hora de Watchmen. Moore inventó una realidad alternativa en la que la guerra nuclear estuviera a punto de estallar y sólo un hombre sobrenatural pudiera evitarla. Gracias a esta historia la palabra cómic fue más allá, se podía hablar de novela gráfica, era la primera vez que se trataba una historia así con viñetas.

Neil Gaiman, otro nuevo talento de esta etapa, se encargó de renovar The Sandman. La nueva historia de Sandman se convirtió en un éxito de ventas, por encima de personajes como Superman o Batman. Las historias oscuras y de terror estaban ganando protagonismo en la sociedad de los 80’s y 90’s. Así que en 1993 Dc decidió crear un nuevo sello en el que reunir todas estas historias más lúgubres para distinguirlas de las clásicas de superhéroes. Sandman, La Cosa del Pantano, V de Vendetta, Hellblazer y Animal Man entre otras fueron recogidas bajo el sello Vertigo. Vertigo pronto se convirtió en una de las divisiones más exitosas de DC e incluso a día de hoy sigue trayendo grandes publicaciones.

Con todo esto el personaje estrella de DC, Superman, estaba perdiendo mucho protagonismo. Así que en DC decidieron casarlo con Lois Lane. Para ello planearon una boda conjunta entre la serie de televisión y el comic, pero tardarían un año entero en casar a los personajes en la serie, así que necesitaban una solución rápida para atraer de nuevo al público. ¿Cual? Matarlo. El revuelo que causo que DC matara a Superman hizo que todo el mundo estuviera deseando que saliera aquella publicación, y cuando finalmente llegó a las tiendas La Muerte de Superman, fue visto y no visto, todo un éxito. Superman volvía a estar en lo más alto, aunque para ello tuviera que permanecer un tiempo a dos metros bajo tierra. Doomsday había matado al hombre de acero, pero a su vez le había devuelto a la vida.

Más allá del cómic: El Universo DC audiovisual

  • Cine, televisión y radio

Al igual que ha ocurrido con Marvel, los personajes de DC pronto daría el salto a los medios audiovisuales. Seguro que todos conocéis múltiples series de televisión, películas y videojuegos protagonizados por estos emblemáticos personajes. Pero lo que posiblemente no sepáis es que el primero en pasar del papel a lo audiovisual fue, como no podía ser de otra forma, Superman. Y ya si os digo que fue con un programa de radio que narraba sus increíbles aventuras, apaga y vámonos. Así es, cada tarde centenares de familias estadounidenses enteras se sentaban junto a su transistor allá por 1940 para escuchar aquello de “Más veloz que una bala. Más potente que una locomotora. Capaz de pasar elevados edificios de un salto. Mira arriba, en el cielo. Es un pájaro. Es un Avión. ¡Es Superman!”

Superman siguió sus andanzas por los cines y la televisión pronto. Famosas son sus interpretaciones de George Reeves en la serie Las Aventuras de Superman de 1951, y sobre todo las de Christopher Reeve en las cuatro películas basadas en el héroe por excelencia de DC a partir de 1978. Mucho más reciente tenemos a Henry Cavill interpretando al Hombre de Acero de Zack Snyder. Pero Superman no es el único héroe que hemos podido disfrutar en cine y televisión tanto con imagen real como en formato animado. Wonder Woman, The flash, Hawkman y muchos más personajes de DC también dieron el salto. Hemos tenido series de animación de La Liga de la Justicia en más de una ocasión, o de los Teen Titans capitaneados por Robin. Pero si alguien marcó el camino a seguir en cuanto a las series televisivas de superhéroes, ese ha sido Batman.

[brightcove:2622939312001]

En 1966 DC se alió con la cadena de televisión estadounidense ABC para crear una de las series de superhéroes más recordadas y con mayor efecto de masas de la historia. Batman, protagonizada por Adam West como El Caballero Oscuro y Burt Ward como su fiel e inseparable compañero Robin, sentó un antes y un después en la industria. Batman se presentó en la pequeña pantalla (más tarde habría una película de esta misma versión) con un aire desenfadado, en el que los protagonistas bailaban tras derrotar a los enemigos y el color primaba sobre todas las cosas. La serie causó tal furor que el merchandising de Batman volaba de las tiendas. Todo el que haya visto esa serie habrá soñado con tener aquel Batmovil biplaza que escupía fuego por el tubo de escape.

En 1968 y 120 episodios después, la serie llegó a su fin. Pero no sería la última vez que viéramos a Batman en televisión, de 1992 al 95 pudimos disfrutar de la que para muchos es la mejor serie de animación de la historia. Batman: La serie animada, junto a las películas de Tim Burton, devolvió la gloria al héroe de Gotham tras años sin saber de él en pantalla. Warner Bros. nos presentó un Batman mucho más acorde a los tiempo que corrían, frío, duro, y serio. Si la primera serie animada de Superman era buena, o la de Spiderman por parte de Marvel, esta las superó con creces. Hasta se atrevió a introducir un personaje que luego se ha convertido en uno de los más famosos de DC, Harley Quinn.

Y ahora con los tiempos que corren, en los que las películas de superhéroes están a la orden del día y son éxitos en taquilla, no puedo dejar pasar la ocasión para recordar que una vez más  que antes de los Spiderman; Capitan America; Thor; Iron Man y demás personajes del universo Marvel, ya hubo personajes de DC que triunfaron en la gran pantalla. Ya he mencionado antes al Superman de Reeve y al Batman de Burton, pero su calidad es tal que merece la pena profundizar. Superman y sus dos secuelas posteriores fueron en su día una autentica gozada visual, nunca antes habríamos imaginado a un hombre volar de esa manera. Los guiones de esas tres películas estaban a la altura del héroe, lástima aquella cuarta entrega En Busca de la Paz, y aquel intento de resucitarlo en Superman Returns. Gracias a Dios Snyder se ha asociado con Nolan para brindarnos El Hombre de Acero, que en mi opinión, es una auténtica gozada para los fans de DC, tanto por lo visual, como por guión, como por su BSO a manos de Hans Zimmer.

Por su parte, con Batman ocurre un poco lo mismo que con Superman. Omitiendo la versión de los 60’s, Batman tuvo dos películas muy dignas gracia a la creatividad e ingenio que por aquel entonces tenía Tim Burton. Si a eso le sumamos las interpretaciones del Joker que hizo Jack Nicholson en 1989 y las de Catwoman y Pingüino de Michelle Pfeiffer y Danny de Vito en la secuela de 1992, tenemos dos largos que quedarán en la memoria de todos. Después llegó Joel Schumacher con Batman Forever y Batman y Robin que no terminaron de cuajar, sobretodo la última. Batman, al igual que Superman sufrió un parón después de estos dos batacazos en el cine, hasta que en 2005 Christopher Nolan nos soprendió a todos con Batman Begins y un gran Christian Bale.

Poco hará falta que os cuente de la trilogía de El Caballero Oscuro de Nolan.
Tres películas que han levantado de nuevo la pasión por Batman al público general. Destacando la interpretación de Heath Ledger como Joker en la segunda entrega que consiguió lo que nadie esperaba, superar a Nicholson como el payaso loco y que le valió un premio Oscar. Ahora que se puso fin a esta trilogía, se ha anunciado un crossover entre Batman y Superman que servirá de inicio al proyecto de llevar a La Liga de la Justicia al cine por parte de DC y así hacer competencia al rotundo éxito que tuvo Marvel con Los Vengadores.

En esta esperanza de acercar La Liga de la Justicia al gran público, DC ha seguido los pasos que realizó con Superman y su Smallville, para ofrecer una serie de televisión sobre Green Arrow que está gozando de un gran éxito de audiencia. Y se habla cada vez más sobre hacer lo mismo con la amazona Wonder Woman y de la película de The Flash (personajes que ya tuvieron serie televisiva en los 70’s y los 90’s respectivamente). Por su parte Linterna Verde ya fue llevado al cine en  2011, con relativo éxito, ya que no gustó a todos, en parte porque podía verse oscurecida por el que gozaba la trilogía de El Caballero Oscuro. Muchas más han sido las series de televisión y películas basadas en comics de DC, pero por no hacer este apartado eterno, haré hincapié en dos más: Watchmen y V de Vendetta.

Ambas películas fueron dos buenas adaptaciones de sus respectivas novelas gráficas. Hay que reconocer que no son del todo fieles al cómic y que se toman sus licencias, como Watchmen cambiando el final, o V de Vendetta haciendo lo propio con la profesión de Evey Hammond por ejemplo, pero también hay que entender que el trabajo de los guionistas de este tipo de cintas es el de adaptarlas al gran público, y en ese aspecto hicieron un gran trabajo. Además desde el estreno de la segunda, el personaje de V ganó en fama y protagonismo social, inspirando en algunos sectores ese espíritu revolucionario y  “justiciero”  (como a Anonymous), pero sin llegar a usar sus métodos obviamente.

  • Videojuegos

Todos los que amamos el mundo de los videojuegos tenemos al menos una ligera consciencia de lo que nos ofrece DC actualmente dentro de este mundo. Aparte de los juegos que ayudan a promocionar las películas de sus héroes (ya sean para consolas de sobremesa, portátiles o dispositivos móviles), y que suelen ser de poca calidad, tenemos una gran cantidad de títulos de AAA de gran éxito. Por destacar algunos podríamos mencionar los LEGO Batman (sobretodo su segunda entrega que incluía por primera vez voces en los personajes y reunía a un gran número de héroes y villanos), el más reciente Injustice Gods Among Us (que sigue recibiendo contenido descargable y nos ha mantenido pegados a la pantalla durante horas en unos enfrentamientos espectaculares), y la saga Batman Arkham (sin duda la que más éxito le está dando a DC en los videojuegos y que está a punto de recibir su esperada tercera entrega y ha conseguido elevar a otro nivel los juegos de superhéroes).

Además DC nos ha acompañado desde hace muchos años con sus juegos. Ya en tiempos de NES lanzaba títulos como el clásico Batman (podéis comprobarlo en el reportaje especial de Hobby Consolas de este mes), y siempre ha apoyado sus series animadas de televisión con lanzamientos basados en ellas. Videojuegos para todos los gustos y colores, hasta los amantes del MMORPG tienen cabida en el universo DC gracias a DC Universe Online, un juego exclusivo de PS3 que dará el salto a la próxima generación el mismo día de lanzamiento de PlayStation 4. Y si Marvel ha tenido “crossovers”, DC no iba a ser menos. Ahí tenemos aquel Mortal Kombat vs DC Universe en el que podíamos enfrentar en duelo a los personajes más famosos de ambas sagas.

Conclusión

Si tuviera que dar motivos por los que elegiría a DC como el mejor universo lo tendría muy claro. DC creo al primer superhéroe, Superman. Formó la primera agrupación realmente importante de superhéroes con La Liga de la Justicia y sin ellos Marvel nunca hubiera existido. Ha sabido reinventarse en más de una ocasión, y ahora vuelve a hacerlo con su línea The New 52 y supo separar los comics más adultos de los dirigidos al publico general con la creación de Vertigo.También merece mención el que DC se atreviera a crear el primer superhéroe homosexual (Linterna Verde), y que tenga publicaciones de humor como la revista MAD.

Además causaron un gran impacto en la sociedad con series de televisión (como el Batman de los 60's que ahora es llevado al cómic) y animación, como con algunas de sus películas (Superman o Batman) que sentaron las bases a seguir por Marvel para lograr el éxito de Los Vengadores. Y por si fuera poco nos han ofrecido un gran número de videojuegos más que aceptables y sobresalientes en otras ocasiones como la saga Batman Arkham o DC Universe Online.

El Universo DC está en la vida de todos. Sus personajes se pueden ver en cualquier sitio. Tiendas como Zara venden camisetas de estos héroes y el merchandising es cada vez más fácil de encontrar. Gracias a DC hemos descubierto a grandes autores como Frank Miller o Alan Moore, y hemos podido ver rarezas como la adaptación al cómic videojuegos como Injusice Gods Among Us o Batman Arkham City. Hemos visto como personajes de series de televisión les homenajean una y otra vez como Sheldon Cooper en aquel episodio de The Big Bang Theory en el que decía ser Batman o aquel en el que los miembros de la pandilla se disfrazan de La Liga de la Justicia.

Si con todo esto todavía os quedan dudas de que el universo que nos ofrece DC es el mejor de todos, os recomiendo que ojeéis el libro 75 Años de DC Comics: The Art of Mythmaking, donde hacen un amplio repaso por todas las etapas de la compañía con ilustraciones a todo color y en el que podréis revivir algunos de los momento más importantes de las historias que nos ha brindado DC. Sin más que añadir, sólo puedo decir “larga vida a DC”.

Lecturas recomendadas