Punisher diario de guerra
Análisis

Análisis del cómic El Castigador: Diario de guerra, Marvel Heroes

Por David Martínez
-

Repasamos el cómic El Castigador: Diario de guerra, un recopilatorio con más de 600 páginas en que disfrutamos de la acción violenta que Frank Castle (The Punisher) desplegaba en los comics de finales de los ochenta.

El Castigador es una víctima de su tiempo.  Frank Castle se convirtió en una máquina de guerra en sus días de Vietnam (aquí podéis leer nuestra reseña de The Nam Primera patrulla y el análisis de The Nam Campo de Batalla). Y dedicó su vida a la venganza tras contemplar el asesinato de su familia, a manos de un grupo de mafiosos en Central Park. Era un héroe atípico en el universo Marvel, pero era el héroe que necesitábamos a finales de los años ochenta. 

Puede que conozcáis al tipo duro que protagoniza la línea Max. Esa es la versión más dura de The Punisher, en que Garth Ennis se esfuerza por ofrecer un antihéroe machacado, al límite de convertirse en un carnicero. Pero ahora nos remontamos a los orígenes, cuando el Castigador comenzaba a patrullar las calles para limpiarlas de delincuentes. 

Punisher 2

Diario de guerra del Castigador: He vuelto

A lo largo de las más de 600 páginas que contiene este recopilatorio (los 24 primeros números de la colección) se disfruta de una cara más exagerada de Frank Castle. Esto requiere una explicación: el personaje tenía dos series regulares, en que se mostraban dos caras de un mismo héroe. Mientras que en los números de El Castigador seguíamos una línea más oscura y "cruda", en Diario de guerra Castle casi era un superhéroe más, que compartía universo con Daredevil o Lobezno. No contaba con poderes especiales -más allá de un chaleco de kevlar que detiene todos los disparos- pero seguía siendo un luchador contra el crimen.

Punisher 5

Resulta paradójico que El Castigador: Diario de guerra no incluyera palabras malsonantes, pero sí secuencias extremadamente violentas, en que Castle (ayudado por Microchip) ajusticia a narcotraficantes, líderes rebeldes y supervillanos sacados de la Guerra Fría sin inmutarse. Incluso que se hablase de algunos modelos de armas reales (desde una pistola a un helicóptero de combate) alabando su fiabilidad, la potencia o la capacidad de los cargadores, pero, eh, ¿es que no recordáis las películas que veíamos en los años ochenta?

Punisher

Pues sí, el Castigador de Carl Potts y Jim Lee huele a pólvora y napalm, pero también a aquellos años convulsos, en que el cartel de Cali y el de Medellín libraban una guerra en Colombia, George Bush se convirtió en presidente de los Estados Unidos y caía el muro de Berlín. Es lo más parecido en cómic a las películas de Schwarzenegger y Stallone, o a los primeros capítulos de La jungla de cristal o Arma Letal. Hasta viaja en una furgoneta blindada, no muy diferente de la de cierto grupo de mercenarios que arrasaba en televisión las tardes de los sábados. Existe una parte de inocencia en este Castigador... que incluso luce guantes blancos con su impecable atuendo negro en algunos episodios. 

Yo soy la venganza

Así que preparaos para los excesos. Las viñetas se suceden a velocidad de vértigo  con el dibujo contundente (aunque algo irregular) de Jim Lee, mientras asistimos a diferentes tramas, que no tienen miedo en alternar asuntos tan delicados como el tráfico de drogas o las mujeres maltratadas con otros puramente fantásticos, como la existencia de dinosaurios en una jungla perdida.

Punisher 4

Si nos liberamos de prejuicios, ambos estilos se pueden disfrutar igualmente, e incluso algunos tramos, como las accidentadas vacaciones de Frank y Micro en Hawaii o el asalto al Daily Bugle por parte de un grupo de supremacistas y con la colaboración de Spider-Man, resultan muy notables. El Castigador Diario de guerra es un buen cómic, en una edición muy cuidada, pero sobre todo se disfruta como un ejercicio de arqueología.

Punisher 3

Hay pocas viñetas que nos hagan retroceder en el tiempo como lo hace este Castigador. No es la mejor versión del personaje -personalmente me quedo con Madre Rusia y sobre todo con Nacimiento, que es una historia bélica muy alejada de las calles de Nueva York- pero es todo un retrato de cómo éramos hace 25 o 30 años, cuando la violencia era "diferente".

Y ahora, echemos un vistazo al Castigador que viene, con el tráiler de la primera temporada en Netflix.

Valoración

Un Castigador "de su tiempo" que se codea con superhéroes en unas viñetas entretenidas, pero no tan dramáticas como acostumbra el personaje. El Castigador: Diario de guerra es un viaje en el tiempo a la acción violenta de finales de los años ochenta.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Su acción descarnada, sin miedo a mostrar secuencias violentas. La aparición de otros personajes de Marvel (según el tipo de lector que seáis, claro).

Lo peor

Algunas historias pueden parecer demasiado inocentes para el personaje. El dibujo de Lee tiene altibajos, aunque siempre es sólido.

Lecturas recomendadas