Injustice 2
Análisis

Análisis de Injustice 2 , el juego de lucha para PS4 y Xbox One

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: PS4

¿Eres más de murciélagos o de calzoncillos por fuera? Nosotros somos más de Hiedra Venenosa, pero independientemente de tus gustos, acabarás comulgando con el crossover más contundente de los videojuegos DC. ¡Llega desde Krypton, con amor!

La rivalidad entre Batman y Superman está más en boga que nunca, en parte por la reciente peli de Zack Snyder, pero sobre todo por el estupendo Injustice: Gods Among Us que nos brindó NetherRealm hace ya 4 años. El asunto vuelve a recuperar fuerza porque por fin tenemos aquí Injustice 2, la continuación de ese duelo entre los grandes titanes del universo DC. Y parece que han estado entrenando en el gimnasio, porque el título está a la altura de las circunstancias.

Injustice 2 arranca un tiempo después de los acontecimientos del primer juego, con Batman intentando poner orden en el mundo puesto patas arriba por la tiranía de Superman. Para revolver las aguas, el ambicioso simio Gorilla Grodd funda una nueva liga de supervillanos llamada la Sociedad (es un simio, tampoco esperéis nada más creativo), que no es otra cosa que la "tapadera" para la llegada de Brainiac, un alienígena responsable de la aniquilación del planeta Krypton. Ahora, Batman debe decidir si los pocos héroes que quedan en forma son suficientes para frenar la amenaza o si es capaz de volver a contar con un Superman más extremo que nunca...

La cosa empieza fuerte y el plantel de personajes se adapta bien a ello. Tenemos a 28 personajes, varios de ellos nuevos para esta entrega. 27 de ellos están desbloqueados de base y solo nos queda Brainiac por liberar cuando superemos el modo Historia. Aparte, tenemos como invitado especial a Darkseid (el personaje número 29), que se regalaba a los que reservaran el juego, si bien se puede comprar igualmente con dinero real. Entre los recién llegados, tenemos a incorporaciones tan atractivas como Canario Negro, La Cosa del Pantano, Espantapájaros o Hiedra Venenosa.

También es cierto que por el camino perdemos a personajes muy molones del primer Injustice, como Lex Luthor, Doomsday o Solomon Grundy. Algunos se han quedado fuera por coherencia argumental, pero... ¿No se podían haber mantenido igualmente, aunque fuera para usarlos fuera del modo Historia? En cualquier caso, el plantel es numeroso y ecléctico, por lo que es seguro que encontraréis más de un superhéroe o villano que os encandile.

Además de estos personajes, se sabe que habrá otros 9 extra a modo de DLCs, siendo los tres primeros Sub-Zero (sí, hay más de una referencia a Mortal Kombat, con ataques de Scorpion y todo), Capucha Roja y Starfire. Ya puestos, podían haberlos incluido en el juego y dejarse de historias... Pero supongo que tendremos que esperar a una futurible Injustice 2 Complete of the World Edition para tenerlos todos...

Con estos señores sobre el ring, se construye una Historia que hace malabarismos para interconectar a todos los personajes y lo consigue con un resultado sorprendentemente satisfactorio. Hay momentos del modo Historia realmente molones, con especial protagonismo del nuevo papel de Supergirl como heredera de los valores de Krypton y la relación "amor-odio" entre unos Batman y Superman que echan de menos aquella época en la que podían permitirse el lujo de ser amigos... Además, en ciertos episodios de la trama hemos de elegir entre 2 personajes para pelear, lo que provoca ciertas ramificaciones. Así, aunque tras unos 50 combates podemos llegar al final del juego, este modo incluye más de 70 duelos. De hecho, hasta hay un final alternativo... De esta forma, la Historia invita mucho a rejugar, aunque no necesitáis hacerlo desde el principio, ya que se puede elegir capítulo una vez desbloqueado.

La oferta para un jugador presenta otro incentivo muy jugoso. Si en la primera parte teníamos las pruebas de los laboratorios STAR, Injustice 2 tiene el modo Multiverso. En él se nos presentan infinitos universos alternativos, con sus propias versiones de los héroes y villanos, que hemos de superar. En la práctica, se trata de series de pruebas conectadas entre sí por normas comunes. Por ejemplo, en uno de los universos alternativos podemos encontrar una serie de 3 combates en los que el suelo está electrificado, otra serie de 4 en la que recibimos items de salud y otra en la que recibimos más daño. De hecho, uno de los añadidos más chulos es la posibilidad de asignarnos un "sidekick" que ataque en momentos concretos, al más puro estilo Marvel vs Capcom.

Con superar cada una de esas series ya obtenemos recompensas, aunque los premios más gordos se obtienen al superar esa universo completo. Cada universo tiene una dificultad y nivel recomendado y a su vez cada una de sus series tiene los suyos propios. Los universos solo están disponibles durante un tiempo (pueden ser desde minutos hasta días) y después son sustituidos por otros con diferentes pruebas y recompensas.

¿Y cuáles son esas recompensas? Las más interesantes son las que se corresponden con el nuevo Gear System: con él podemos añadir e intercambiar piezas de "armadura" a nuestros luchadores personalizados. Es posible cambiar la cabeza, los brazos, el pecho, las piernas y un complemento (el escudo de Wonder Woman o el cinturón de Batman, por ejemplo). Cada pieza tiene sus propias estadísticas, por lo que pueden servir para aumentar nuestro ataque básico, los ataques especiales o la defensa, como si estuviéramos en un juego de rol. Además, algunos tienen bonificaciones especiales: pueden ser más efectivos contra super humanos, darnos invulnerabilidad ante ciertos ataques, etc.

Las paletas de colores, las piezas de armadura y otras recompensas se pueden obtener al avanzar en la historia o al abrir las Cajas Madre, una especie de sets de recompensas al azar, que tienen 5 niveles de rareza.

Y ya que estamos poniendo guapos a nuestros personajes, también podemos cambiar sus colores. Es algo puramente estético, pero existen "paletas de colores" especiales que convertirán a algunos luchadores en otros personajes. Así, podemos transformar a Capitán Frío en Mr. Freeze o a Supergirl en Power Girl, por ejemplo. Aunque sus movimientos no cambian, sí lo hacen su aspecto y voces. En materia de personalización, también podemos adquirir ataques nuevos (para desbloquearlos, hay que avanzar en el Multiverso). Hay dos huecos para nuevos ataques por cada luchador. Algunos ataques ocuparán los dos huecos y otros sustituirán a los que ya teníamos, por lo que en definitiva podremos diseñar a unos personajes a nuestra medida.

Todo esto nos lleva al sistema de economía del juego. Todos los contenidos se pueden adquirir con monedas propias del juego y, aunque es posible gastar dinero real en él, este solo sirve para mejoras estéticas en los personajes. Así, si alguien os da para el pelo porque tiene mucho nivel, sabréis que es solo porque se lo ha currado... Eso nos gusta, pero tenemos que decir que resulta algo confuso al principio lidiar con tantas "divisas" en el juego. Por un lado tenemos monedas para comprar cajas madre, pero también hay cristales fuente (para los cambios estéticos), monedas de gremio para cuando superamos los retos correspondientes y cristales de regeneración, lo cuales sirven para alterar las estadísticas de nuestro equipo (la "armadura, vaya) para que se adapte al nivel de nuestro personaje. Ese tiro nos puede salir por la culata y provocar que suban unas estadísticas pero bajen otras, si bien una vez alterado el equipo podemos optar por quedarnos con el original.

Injustice 2

Para dar más variedad al asunto, los personajes van subiendo de nivel a medida que superamos combates, por lo que una Catwoman de nivel 10 puede dar para el pelo a un Superman de nivel 2, por ejemplo. La combinación del Gear System y las subidas de nivel hacen posible uno de los juegos de lucha más personalizables que existen de cara a los personajes.

El catálogo de modos para un jugador se completa con uno de combates sueltos contra la IA, un tutorial y un modo entrenamiento. Puestos a pedir, hubiera molado algún extra como un survival o un contra reloj, pero el Multiverso os garantiza toda la variedad que necesitéis.

Si queremos dar caña a otros jugadores, Injustice 2 incluye un modo versus y torneo locales, para que la fiebre eSports no se quede solo en el online. Pero, por supuesto, también se puede jugar a través de Internet, ya sea creando enfrentamientos o uniéndoos a los nuevos gremios. Se trata de grupos de jugadores que pueden enfrentarse juntos a los retos del Multiverso, alternándose por turnos en los combates o incluso mandando ataques especiales puntuales que echen un cable. Al superar estos retos conseguiremos monedas de gremio y recompensas únicas, por lo que es interesante probar de vez en cuando a gestionar nuestra propia "pandi".

Otra opción curiosa es el simulador de combate IA, que nos permite crear equipos de 3 luchadores para enfrentarlos con otros 3... Pero nosotros no hacemos nada, salvo observar, ya que todos los personajes son controlados por la consola. Esto sirve para "inspirarnos" acerca de cómo combatir, pero también para acumular puntos de experiencia sin mucho esfuerzo. Hasta podemos ver esos combates a cámara rápida, si no queremos que nos roben demasiado tiempo.

Vale, mucho modo y mucha historia, pero... ¿Qué hay de los combates? Si disteis caña al primer Injustice, aquí os sentiréis como en casa, ya que el sistema de ejecución de los ataques no ha variado mucho. Tenemos 3 botones de ataque en función de su fuerza, además de uno extra para ejecutar una habilidad especial. Los escenarios siguen plagados de movimientos interactivos, que unas veces pueden servir para recolocarnos y otras para atacar. Además, si golpeamos pulsando atrás y golpe fuerte en el punto justo, podemos lanzar despedido al rival hasta otro escenario, mediante una transición que lo dejará tiritando.

Injustice 2

Los matices han cambiado en el uso de la barra de poder. Si pulsamos un gatillo en el momento justo, podemos ejecutar versiones mejoradas de los ataques normales, pero también fintas y cancelaciones de combos que permiten pillar desprevenido al rival con más facilidad que nunca. Por supuesto, todo esto tiene un coste en forma de uno o dos segmentos de nuestra barra de energía. Así, se da pie a unos combates algo más técnicos, aunque el grueso de las batallas sigue consistiendo en el intercambio de los ataques especiales.

La barra de energía también vuelve a brindarnos la posibilidad de ejecutar las dos maniobras más espectaculares de los combates. Por un lado, el choque: si nos están atacando con un combo y nos queda poca salud, podemos activarlo, de tal forma que los dos rivales se encaran y hemos de elegir qué porcentaje de nuestra barra de energía apostamos por nuestra victoria. Si apostamos más que el rival, ganamos el choque, lo que nos repondrá algo de salud. Si gana el rival, perderemos algo de salud extra.

Tienes el análisis de todas las películas de DC en nuestro especial cine de superhéroes.

El otro gran movimiento es, cómo no, el supergolpe de cada personaje, que podemos activar al tener la barra de energía llena. Si impacta, se activa una escena de vídeo en la que damos para el pelo al rival de la forma más espectacular posible (como muestra, Black Adam lo estrella contra una pirámide y la hace estallar), con contundente resultado: dependiendo de las circunstancias, podemos restar hasta media barra de salud al rival. Por cierto, aunque la mayoría de los ataques especiales de los personajes veteranos son casi idénticos, los supergolpes sí han cambiado. Así, Batman ya no nos atropella con el Batmóvil, sino que nos "fusila" desde su Batwing, por ejemplo.

Injustice 2

Sin duda, estos son los momentos más espectaculares de los combates, aunque les encontramos un par de pegas: a veces se hacen demasiado largos y, al haber solo uno por personaje, acaban volviéndose repetitivos. Aun así, suponen un festín para nuestros ojos... Y una dolorosa humillación para el rival.

Como ya sucedía con el juego anterior, todos los ataques son muy sencillos de ejecutar (los supergolpes se activan pulsando dos gatillos a la vez, por ejemplo), aunque alguna maniobra del tipo atrás-adelante-botón a veces cuesta de sacar. Con todo, resultará fácil para cualquier jugador ofrecer peleas muy espectaculares.

La gran pega del asunto es que el rendimiento de los personajes sigue estando algo desequilibrado. Por ejemplo, resulta incomprensible que el movimiento único de Supergirl, el rayo láser, tenga un uso infinito y no requiera tiempo de recarga, a diferencia de los de los demás; por su parte, Espantapájaros posee unos ataques con su látigo demasiado continuados y de excesivo alcance; y Brainiac... Bueno, Brainiac y sus tentáculos son como para ahorcarte por los pies. A pesar de ello, si aprendemos a dominar los sencillos combos y los puntos fuertes de cada luchador nunca dejaremos de presenciar combates interesantes.

Injustice 2

A la hora de pasar al rendimiento del juego, no podemos más que quitarnos el sombrero ante el renovado apartado gráfico: en esta ocasión se ha optado por un look más realista para los personajes y para ello se han escaneado rostros y expresiones reales de actores (no los de las películas, sino otros actores totalmente distintos). El resultado es brutal, sobre todo durante las escenas de corte del modo Historia, las introducciones de los combates o los supergolpes. Es una gozada ver cómo Canario Negro grita para lanzar su ataque sónico o comprobar las cachondas muecas que lanza Harley Quinn durante sus puyas a otros personajes.

Por supuesto, al optar por rostros más "humanos", habrá quien no acabe satisfecho con todas las representaciones. Harley, Batman o Green Arrow están clavados respecto al concepto que subyace de los cómics, pero Superman sembrará alguna discordia por tener un rostro alejado de los cánones propios del personaje. En cualquier caso, está claro que han conseguido dotar de una personalidad única a cada contendiente.

Todo esto se ve acompañado de toda clase de efectos especiales, escenarios que se destruyen con la acción y divertidísimos montajes durante los supergolpes (de nuevo, hay ataques muy salvajes, pero son más cómicos que violentos), sin que la fluidez de los combates se vea mermada en ningún momento. ¡Ah! Si podéis tirar de PS4 Pro o Xbox One S y una tele adecuada, probad a verlos en HDR. Ya veréis qué gustico da.

Injustice 2

En cuanto al sonido, se vuelve a apostar por unas melodías muy cinematográficas, que saben dar la épica justa a los combates. Mención especial, por supuesto, para los sombríos y solemnes temas dedicados a Batman. Las voces también están a un buen nivel, pero hemos de advertiros de que están en inglés (con subtítulos en castellano).

Con todo, los combates de Injustice 2 son una verdadera ordalía de explosiones, contundencia y espectáculo. Quizá no sean los más profundos o revolucionarios del género, pero dan lo que cualquier tipo de jugador espera y ayudan a que cualquier tipo de usuario acabe enamorado del universo que abarca. ¡Ah! Y sí, sale el Joker, no os preocupéis...

Valoración

Un juego con personalidad propia que sabe ofrecer lucha para todo tipo de usuario. Tanto si te molan los cómics DC como si eres fan de la lucha, quedarás más que satisfecho con su espectáculo.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

El impresionante apartado gráfico. Su oferta equilibrada tanto en solitario como online. Saca muy buen partido a la mitología de DC. El Gear System.

Lo peor

Faltan bastantes luchadores molones de la primera parte. El sistema de economía es innecesariamente enrevesado.

Lecturas recomendadas