Análisis

Cine de superhéroes: Los 4 Fantásticos y Silver Surfer

Por Daniel Quesada
-

CRÍTICA DE Los 4 Fantásticos y Silver Surver - 2007- DIRIGIDA POR Tim Story - PROTAGONIZADA POR Ioan Gruffudd, Jessica Alba, Chris Evans y Michael Chiklis. ARGUMENTO: El advenimiento de un poderosísimo extraterrestre, Silver Surfer, sirve como aviso para los 4 Fantásticos de que una entidad más poderosa y peligrosa está al caer. Se trata de Galactus, el devorador de mundos.

ACTUALIZADO: Vale, el primer teaser de la nueva película de Cuatro Fantásticos no está levantando muchas pasiones, pero... ¿Cómo fue a las películas originales? Aprovechamos para repasar nuestra crítica de Los 4 Fantásticos y Silver Surfer, que publicamos dentro de nuestro especial de cine de superhéroes.

Tras las numerosas críticas que obtuvo la primera película de Los 4 Fantásticos, el equipo de Fox decidió volver a la carga (en parte, porque de taquilla no fue tan mal) con una secuela que resultara más ambiciosa y espectacular. Para ello, decidieron dar el todo por el todo y se centraron en la que, probablemente, sea la historia más memorable de los 4F: la llegada de Galactus.

Para el profano de los cómics, esto puede resultar un poco confuso, ya que esta trama se ha abordado de maneras muy diferentes en los cómics. La historia original, de los años 60, cuenta cómo un extraterrestre llamado Silver Surfer (en España lo conocimos originalmente como Estela Plateada) llega a la tierra para advertir de que su señor Galactus va a destruir toda la vida del planeta. Se trata de un ser tan gigantesco y poderoso que necesita de planetas enteros para saciar su apetito.

Ojo, spoilers del cómic original:

En esas páginas, Reed, ayudado por otro el Vigilante, utiliza un aparato llamado Nulificador Supremo para espantar a Galactus. Además, Silver Surfer paga su traición a Galactus perdiendo su estatus de heraldo. Primero quedará atrapado en la Tierra y más tarde vagará por el espacio soble su tabla de surf... Convirtiéndose así en uno de los personajes más profundos y apasionantes de la Casa de las Ideas. Una versión posterior tiene lugar en la línea Ultimate, una especie de universo paralelo en el que Galactus no es un ser descomunal, sino un gigantesco enjambre de seres robóticos que igualmente busca succionar toda la vida del planeta. Una vez más, Reed, ayudado por Nick Furia y otros héroes Marvel, repele a Galactus, si bien en esta interpretación Silver Surfer no tiene tanto peso.

Fin de los spoilers de los comics

Como supondréis, tanto Galactus como Silver Surfer están grabados a fuego en la memoria de los "Marvel zombies", así que la presión por crear un producto a la altura era grande...

Gazpacho fantástico

En Los 4 Fantásticos y Silver Surfer repiten tanto el director como los actores de la peli anterior. Jessica Alba vuelve con un aspecto realmente "choni" (¿se dio rayos UVA en estos dos años?) y Michael Chiklis se enfunda en un traje de Cosa un tanto más pulido que en el pasado, pero que sigue sin dar sensación de solidez.

Como decíamos, la idea era crear un más difícil todavía, así que esta vez los 4F viajan de Nueva York a Londres o China, en una espiral de persecuciones y peleas a las que se apunta de nuevo Victor Von Muerte. La verdad es que este constante cambio de ambientación juega a favor de la película, que especialmente en su segunda mitad mantiene un ritmo muy dinámico.

Por supuesto, la estrella de esta entrega es un Silver Surfer que tiene un aspecto fabuloso (era un actor enfundado en un traje, al que después se aplicaron efectos por ordenador), especialmente en la versión original, pues cuenta con la voz de Lawrence Fishburne, Morfeo en Matrix. Tanto su personalidad enigmática como sus secuencias de acción quedan de lujo en la pantalla.

Por un lado, protagoniza una frenética persecución junto a la Antorcha Humana y, además, su cuerpo maleable, como de mercurio (más cercano a la versión Ultimate que a la original) roba toda la atención del espectador.

El resto del reparto no tiene tanta suerte. Sue directamente es retratada como una caprichosilla más preocupada de casarse que de salvar el mundo, en un desperdicio del arrollador carácter del personaje en los cómics. Reed sí mantiene su carácter de genio, aunque también pierde su parte más seria en favor de algunos gags pensados únicamente para mostrar brazos y piernas generados por ordenador (lo de la despedida de soltero es una bofetada al personaje en toda regla). Por su parte, Ben y Johnny mantienen el carácter de siempre, pero hay un esfuerzo desmesurado por intentar dignificar la figura de Johnny: ahora quiere demostrar que es responsable y se encarga de algunos de los momentos más dramáticos de la trama. No es que Johnny no haya avanzado en esa línea en los cómics, pero aquí la progresión parece un poco forzada.

Si el carácter de los personajes parece un poco fuera de lugar, más aún lo están sus poderes. Por alguna razón, a los guionistas les da por intercambiar los efectos en los personajes, usando como excusa los poderes cósmicos de Silver Surfer. Así, vemos a Sue en llamas, a un Johnny rocoso... El "momento Super Skrull" de Johnny al final es la máxima expresión de esta tendencia que, aunque queda muy espectacular en pantalla, diluye el interés por la trama, porque da la sensación de que vale todo en todo momento.

Respecto a Muerte... Bueno, sigue disparando rayos, pero además deciden arreglarle la cara y que pase de la máscara, solo para ponérsela al final para demostrar lo malo que es. Una representación realmente innecesaria y desaprovechada del personaje, que sustituye las frases altivas y elaboradas del papel por unos insultillos de niñato en la pantalla.

Galactus nos vende humo

Como ya hemos dicho, la película mezcla elementos de las diferentes versiones de Los 4 Fantásticos. Un poco de la boda original, un mucho de la versión Ultimate... Es esta última la que más influye en la historia y, de hecho, hasta se copian algunos diálogos de la llamada "trilogía de Galactus" (por ejemplo, cuando Reed farda ante el militar de que su éxito viene de ser un empollón). Por eso, seguramente se debió partir de la versión Ultimate de Galactus (como hemos dicho, era una especie de enjambre de robots) para concebir el de la película. Y es que el gran enemigo de esta entrega es...

Ojo, spoilers

...Una puñetera nube.

Fin de los spoilers

No sabemos si se pretendía que el Galactus real permaneciera oculto entre el humo o si él era EL HUMO, pero la cuestión es que el resultado no agradó a nadie, ni al espectador "de a pie" ni, por supuesto a los fans. Vale, un señor gigante vestido de rosa y con casco de tuberías no habría lucido mucho en pantalla, pero tras lo bien que se había mostrado a Silver Surfer, todos esperábamos una figura majestuosa como broche final. Sobre todo, porque durante la película se llega a insinuar con sombras y siluetas que eso será lo que veremos... Pero no, el final está a punto de estrellarse de no ser por la aparición del propio Estela, que salva los barcos realizando un acto de cierre digno.

En su totalidad, la película es recordada como un fracaso, tanto en lo comercial (dio beneficios, pero por los pelos) como sobre todo en lo artístico. La verdad es que, tras un segundo visionado, no decepciona tanto. Tiene ritmo, hay mucha acción (muy molona, la aparición del Fantasticar), variedad de ambientación e incluso Ben cita a su tía Petunia. Pero aún así, la película no puede ocultar su guión simplote y el desganado tratamiento de los personajes. Es entretenida, sí, pero también olvidable.

Una nueva oportunidad

Tras el éxito de otras franquicias más acertadas como Iron Man, los 4F cinematográficos acabaron desplazados, pero como ahora le ha dado a Marvel por los reboots (que se lo digan a Spider-Man), la familia Richards/Storm tiene una nueva oportunidad de brillar con Cuatro Fantásticos, cuyo estreno estrá previsto para 2015.

Nuevo director y nuevos actores para un reparto encabezado por un casi desconocido Miles Teller (esa cara de chavalín no pega para Reed ni con cola, en mi opinión), Kate Mara como Sue (ella sí pega bastante más), Jamie Bell como La Cosa y... Atención, Michael B. Jordan como una Antorcha Humana afroamericana. Como supondréis, los fans tienen las espadas en alto pero por ahora diremos... Ey, What if...?

La batalla no termina

Recordad que vamos a analizar todas las películas de hombre en mallas (menos Billy Elliott) en nuestro especial de cine de superhéroes.

Valoración

De nuevo, más espectacular que sólida, pero si no nos ponemos puristas respecto a los cómics, resulta entretenida.

Hobby

67

Aceptable

Lo mejor

La recreación y la personalidad de Silver Surfer.

Lo peor

La monumental decepción de Galactus.

Lecturas recomendadas