Stadia

Stadia cierra definitivamente el jueves 19 de enero, y sus creadores preparan un bonito homenaje como créditos finales de este fallido servicio de streaming.

Stadia, el grandioso sueño de Google para entrar en el mundo de los videojuegos a su manera, llega a su fin. A las 8:59 CET (hora peninsular española) del jueves 19 de diciembre, los servidores de Stadia cerrarán para siempre.

El cierra de Stadia se anunció el pasado septiembre, aunque muchos ya lo esperaban, ya que el servicio de juego por streaming de Google mediante suscripción no consiguió convencer a suficientes jugadores, ni mucho menos imponerse como una alternativa a las consolas tradicionales... porque no lo era en absoluto.

Google pretendía reconfigurar la forma de consumir videojuegos cuando lanzó Stadia en 2019. Y poco más de tres años ha cerrado, tras cancelaciones de juegos, cierres de estudios y devoluciones de dinero a todos los consumidores que compraron juegos... y que ya no podrán volver a jugar con ellos.

https://twitter.com/GoogleStadia/status/1615804298381725696

El bonito homenaje de Stadia horas antes de su cierre

Cuatro días antes del cierre de Stadia, Google lanzó un último juego, Worm Game, que en realidad es el mítico Snake de los móviles Nokia, y que en realidad era un juego de uso interno, que el equipo de Stadia desarrolló para testear los servidores (este es su enlace, aunque los servidores dejan de funcionar a partir del cierre).

Cuando te pasabas el juego, veías unos créditos finales con buena parte del equipo que ha construido Stadia durante los últimos años (aunque no están todos).

Con una musiquita un tanto melancólica, los créditos finales de Worm Game suponen también el homenaje final al equipo que trabajó durante más de 4 años en hacer que Stadia fuera una realidad.

El cierre de Stadia ha provocado que algunos desarrolladores tengan que ingeniárselas para "rescatar" sus juegos del servicio. Pero si tienes uno de los mandos de Stadia, podrás seguir usándolo con bluetooh en PC, móviles y dispositivos compatibles.

Y además