Colegios australianos piden prohibir jugar a Fortnite

Fortnite Battle Royale

Una nueva polémica envuelve a Fortnite Battle Royale. Ahora, los colegios australianos están pidiendo a los padres de sus alumnos que les prohíban jugar al título de Epic Games en sus casas.

Ya estamos acostumbrados a que cada vez que un juego se vuelve demasiado popular, aparezcan masas en contra de él. Hoy en día, Fortnite Battle Royale es el título que está en boca de todos y no es de extrañar que sus detractores sean cada vez mayores y hagan más ruido. Si la semana pasada veíamos cómo el juego desarrollado por Epic Games estaba en el punto de mira de Alemania, que ponía a Fortnite como responsable de la eliminación de la selección de fútbol del Mundial de Rusia, hoy son los colegios australianos los que han iniciado su particular cruzada contra él.

Según ha explicado el medio GotoGame, algunos colegios de Australia han comenzado a mandar correos electrónicos a los padres de sus alumnos para que les prohíban jugar a Fortnite en casa. "Sólo quería resaltar la preocupación que tenemos con los niños que juegan a un juego llamado Fortnite", se puede leer en el correo electrónico del que se hacía eco el ya citado medio. "Aunque no lo he oído mencionar, muchos niños de cinco años lo están jugando en casa. Este juego no permite que se apaguen los mensajes, por lo que los niños son accesibles a cientos de extraños online. El título se juega en equipos de cuatro, por lo que puede ser bastante adictivo ya que los niños sienten que están decepcionando a su equipo si no juegan".

Como veis, la máxima preocupación de los colegios australianos es que los niños pequeños estén expuestos a mensajes de extraños, algo comprensible, pero que ha sido planteado de manera incorrecta a los padres. En primer lugar, Fortnite Battle Royale sí permite desactivar el chat de voz. Para ello, sólo hay que abrir el menú de configuración del juego en la esquina superior derecha del menú principal y entrar en la pestaña de audio.

Descubre todo el merchandising de Fortnite: camisetas, tazas, fundas para móvil... ¡hasta adornos comestibles para tartas!

En segundo lugar, está claro que Fortnite no es un juego para todos los públicos que los niños de 5 años no deberían jugarlo, pero para eso existen las recomendaciones por edades de los videojuegos (sistema PEGI en nuestro país), algo que muchas veces desconocen los padres. Y por último, el mail da a entender que Fortnite Battle Royale siempre se juega en equipos de cuatro jugadores, cuando en realidad comenzó como un título para jugar en solitario y hacer frente a otros 99 usuarios, por lo que no siempre hay comunicación entre jugadores.

Sin duda, la polémica envolverá a Fortnite Battle Royale mientras dure su popularidad. Puede gustar más o menos, pero el título está perfectamente clasificado en su ficha, como todos. Si queréis conocer más de él, no os perdáis nuestra guía de Fortnite Battle Royale, donde podréis descubrir cómo tener un mayor control de sus contenidos, entre muchas otras cosas.