El curioso parecido entre El Rey León y un anime de los años 60

Simba y Kimba 01

El Rey León es una de las películas más queridas y exitosas de Disney, y su remake lleva el mismo camino ya que se ha convertido en el remake más taquillero de la compañía. La Casa del Ratón se enorgullece de decir que la historia de Simba es completamente original, aunque se pueda argumentar que la trama puede guardar cierta similitud con el Hamlet de Shakespeare. Sin embargo, hay quien va mas allá respecto a la originalidad del clásico animado, y más todavía cuando se lo compara con El emperador de la Selva, del legendario Osamu Tezuka.

Disfruta del mes de prueba de Amazon Prime Video y ponte al día con las mejores series y películas de la plataforma ...¡Gratis!

Unos treinta años antes de que se El Rey León viera la luz, se estrenaba en Japón la adaptación al anime de El emperador de la selva, un manga de Osamu Tezuka (el creador de Astroboy) que tenía como protagonista a un león blanco. La serie se convirtió en un clásico y objeto de culto que ha dado múltiples series y películas (además de ser el primer anime en color emitido en Japón) y que en Estados Unidos se conoció bajo el nombre de Kimba the White Lion. En el anime japonés, Kimba nunca conoce a su padre porque este muere antes de nacer él defendiendo a su madre, que finalmente es enjaulada por los humanos y destinada a un zoo. El pequeño Kimba crece oyendo relatos de su padre y cuando logra regresar a su hogar, decide restaurar la paz y el orden en su tierra natal.

Bueno, que sí. Que los dos son leones, ¿y esto que tiene que ver? Desde luego las tramas de El emperador de la selva y El Rey León son muy diferentes, pero la importancia está en los detalles, y en la similitudes estéticas. Por ejemplo, los antagonistas de las dos películas son leones de melena oscura con una cicatriz, y aparecen otros personajes como hienas malvadas, un sabio babuino o un pájaro aliado. Además, ambas películas coinciden en alguna iconografía, como la imagen de un león sobre una roca y la aparición de sus progenitores entre las nubes y las estrellas para aconsejar a los protagonistas.

¿Has leído ya nuestra crítica del remake de El Rey León?

Por si esto fuera poco, uno de los primeros concept arts de El Rey León muestran a un león blanco, cuyo diseño finalmente derivó en el Simba que conocemos ahora. Por su parte, Matthew Broderick, quien prestó su voz a Simba en la película de 1994, había visto El emperador de la Selva cuando era pequeño, y al oír el nombre del personaje, estuvo convencido durante un tiempo de que iba a participar en una nueva adaptación de la obra de Tezuka. "Pensé que querían decir Kimba, que era un león blanco de unos dibujos que veía de pequeño. Así que le dije a todo el mundo que iba a hacer de Kimba, no le di mucha importancia", ha admitido el actor, quien tampoco ha querido entrar más en la polémica.

Simba vs Kimba 11

Tantas son las similitudes, que cuando se estrenó El Rey León, más de mil animadores y profesionales de la industria en Japón comenzaron una campaña para que Disney admitiera que la película estaba basada en los personajes de Tezuka. Respecto a esta controversia, Disney mantuvo que nadie en la compañía había oído hablar jamás de Kimba ni del anime, incluyendo el co-director Roger Allers, que había vivido y trabajado durante años en Tokyo, donde Tezuka era conocido como el "Walt Disney de Japón".

Algunos de los animadores que trabajaron en El Rey León, como Tom Sito y Mark Kausler, han admitido haber visto El emperador de la Selva cuando eran pequeños, y asumen que muchos de sus colegas también lo hicieron si crecieron en los años sesenta. Sito, por su parte, no cree que las coincidencias se traten de un plagio consciente, ya que ni siquiera recordaba el anime hasta que un compañero le mostró el manga. 

Tras tantos años, esta controversia sigue sin resolverse y ha traído tanta cola que incluso Los Simpson hicieron un pequeño guiño al parecido entre Simba y Kimba. El presidente de la productora de Tezuka, Takayuki Matsutani, ha intentado zanjar la polémica alguna vez, alegando que ya que Osamu Tezuka era un gran admirador del trabajo de Disney, se hubiera sentido complacido de saber que se habían inspirado en su obra para la realización de El Rey León.

¿Vosotros qué pensáis? ¿Son los parecidos razonables o le estamos buscando tres pies al león?

Y además