Ir al contenido principal

Así están conectadas la segunda temporada de The Witcher y la cinta animada

The Witcher: la pesadilla del lobo

La showrunner de The Witcher: La pesadilla del lobo explica cómo la película de anime está conectada con la nueva temporada de The Witcher que llegará a Netflix.

A la espera de que llegue la segunda temporada de la serie de The Witcher a Netflix, la plataforma de streaming ha lanzado recientemente una cinta de animación centrada descubrirnos los orígenes del personaje de Vesemir, quien posteriormente se convertiría en el mentor de Geralt de Rivia.

The Witcher: La pesadilla del lobo nos ha servido para quitarnos un poco el gusanillo de seguir viendo las aventuras del Brujo en la tele o en el móvil, pero parece ser que no sólo consigue mitigar nuestras ganas de más The Witcher, sino que también tiene una relación directa con lo que podemos esperar de la nueva temporada de la serie.

Lauren Schmidt, showrunner de la película, ha confirmado que el final de la película es relevante para los acontecimientos que veremos en la segunda temporada de la serie, especialmente al enseñarnos cómo el joven Geralt formó parte de la caída de Kaer Morhen siendo un simple niño aterrorizado, un acontecimiento que marcará su vida. 

Además, la fortaleza de Kaer Morhen volverá a aparecer en la nueva temporada como una zona completamente destruida, con restos de humanos y de monstruos y con muchas preguntas sin respuesta.

Durante la segunda temporada de The Witcher presenciaremos cómo Geralt toma como protegida a Ciri, quien sigue siendo un personaje vital dentro de la franquicia, y los acontecimientos de la película influirán en la forma que tiene Geralt de enfrentarse a la situación de convertirse en mentor, teniendo las mismas responsabilidades de Vesemir a la hora de querer cuidar y preservar la próxima generación de Brujos.

Lauren Schmidt también quiso puntualizar cómo en la cinta animada pudieron tomarse la libertad de crear grandes ejércitos de brujos y monstruos que combatieran en batallas grandiosas gracias a la libertad que les daba el medio de la animación, cosa que no se habrían podido permitir hacer en imagen real por los altos costes de producción, tanto a nivel de cásting como de efectos especiales.

Y además