Ir al contenido principal

¿Habrá que cambiar de TV para aprovechar PS5 y Xbox Series X? ¿Y cuánto costará?

8K PS5 y Xbos series x

El anuncio de las consolas de nueva generación, PlayStation 5 y Xbox Series X, continúa generando algunos interrogantes. Aún no conocemos el precio de las consolas, ni la fecha de lanzamiento definitiva (aunque tanto Sony como Microsoft mantienen que estarán a la venta a finales de 2020). Ahora el interrogante no es sólo qué consola de nueva generación comprar, sino si tendremos que comprar un nuevo TV para sacarle todo el partido

En este reportaje vamos a anticipar si merece la pena jugar en PS5 y Xbox Series X con nuestro televisor actual (4K o Full HD con una resolución 1080p) y cuánto cuestan las primeras televisiones que permiten una resolución 8K y una tasa de refresco mayor. Es un artículo basado en las características técnicas de PS5 y Xbox Series X que ya se han confirmado por parte de las compañías. 

En cuanto a las especificaciones de las consolas, Xbox Series X tendrá un procesador basado en las arquitecturas AMD Zen 2 y RDNA 2 de AMD, de 8 núcleos a 3.6 Ghz y una GPU (Unidad de Proceso Gráfico) AMD basada en Navi, lo que despliega hasta 4 veces más potencia que la GPU de Xbox One. El rendimiento de este "cerebro"  es de 12 TFLOPS, el doble que una Xbox One X y más de ocho veces la de la Xbox One original. 

Hellblade 2

Los 10 juegos que necesita PS5 para ser la consola más vendida

Por su parte, PlayStation 5 también cuenta con GPU RDNA 2 de AMD y una CPU basada en Zen 2. La arquitectura de ambas consolas es muy similar. Tanto PS5 como Series X apuntan a una tasa de imágenes de 120 FPS (cuadros por segundo), y una resolución máxima de 8K UHD (7680 × 4320 pixels) y ambas coinciden en el uso de discos duros SSD que aceleran los tiempos de carga, el aumento de la memoria RAM y la aceleración por hardware de iluminación por Ray Tracing (trazado de rayos) que consigue que la luz, sombras y reflejos se comporten de un modo más natural sobre los objetos.

Puertos HDMI 2.1

Para trasladar toda esta información al televisor,  se necesita un puerto HDMI 2.1 (que ya se ha confirmado en Xbox Series X). Este puerto no sólo permite el envío de imágenes a resolución 8K, sino que es compatible con modos adicionales como Auto Low Latency Mode (ALLM) y Variable Refresh Rate (VRR). Puesto de un modo sencillo, es una manera de decirle al televisor cuál es la configuración más adecuada para jugar, y permite que se configure sólo. 

Cable HDMI

Aquí os dejamos un repaso de los diferentes puertos HDMI que existen por el momento, y las funciones que ofrece cada uno de ellos. 

  • HDMI 1.0 - Son los primeros, aparecieron en 2002 y, como máximo, transmiten señal FullHD y 60 Hz. Hay otras versiones como la 1.1 o 1.2, pero no tienen cambios sustanciales.
  • HDMI 1.3 - Soportan sonido Dolby TrueHD y resolución QHD a 60 Hz.
  • HDMI 1.4 - Un tipo de puerto muy común, que se utiliza para contenidos UHD, aunque no en videojuegos. Transmiten resolución 4K, pero solo a 24 Hz.
  • HDMI 2.0 - Es el más extendido: ofrece resolución 4K, 60 Hz y HDR dinámico. El ancho de banda es de 18 Gbps.
  • HDMI 2.1 - El último en llegar con hasta 8K y 120 Hz. Es el próximo estándar que vamos a ver en dispositivos como PS5 y Xbox Series X, pero no se encuentra disponible en la mayoría de los televisores.

Todo lo que debes saber sobre cables HDMI para jugar con PS4, Xbox One y Nintendo Switch

El estándar de los juegos en PS5 y Xbox Series X

Una cosa es que nuestra consola PS5 o Xbox Series X alcance resolución 8K y 120 FPS, pero se trata de un rendimiento muy exigente, que no vamos a ver en la mayoría de los juegos (más o menos el equivalente a los juegos en resolución 4K nativa y 60 FPS en la generación actual). Por eso, hay que preguntarse qué rendimiento van ofrecer la mayoría de los juegos. 

Podemos aventurar a que gran parte de los lanzamientos se mantendrán en resolución 4K nativa, 8K reescalada, con una tasa de 60 FPS. Podemos utilizar como indicio las declaraciones de Kazunori Yamauchi, productor de la serie Gran Turismo en Polyphony Digital. 

Yamauchi afirmaba que "en lugar de mantenerme a 60 fps, estoy más interesado en aumentarlo a 120 fps o incluso 240 fps. Creo que eso es lo que va a cambiar la experiencia de aquí en adelante. En lugar de una resolución espacial, estoy más interesado en los avances que podemos hacer en términos de resolución de tiempo. Pasando de PS1 a PS2 hubo cien veces la diferencia de rendimiento entre las dos generaciones de consolas. Un avance como ese ya no es posible".

gothic remake 3

Los 10 juegos exclusivos que necesita Xbox Series X para ser la consola más vendida

Si las consolas se mantienen en ese rango de juegos, la experiencia de jugar con PS5 y Xbox Series X con un TV 4K no desmerece demasiado respecto a lo que podremos disfrutar en un monitor 8K. 

Si jugamos en nuestra vieja TV Full HD

Pero, ¿qué ocurre si jugamos con un monitor que no alcanza esta resolución máxima? Si no tenemos una TV compatible con estas resoluciones, podremos disfrutar de mejoras en el rendimiento igualmente, pero hay que aclarar que aquellos que jueguen en una TV de resolución 1080p sí se van a perder una parte de la experiencia.

Godfall PS5

Las mejoras se realizan a través de downsampling, DSR o Supersampling. Un sistema que "divide" la información original para que lo podamos ver en un monitor 1080p, pero con mayor calidad, ya que se parte de una imagen más detallada. Es un sistema que podemos disfrutar en la generación actual en consolas como PS4 PRO o Xbox One X.

Al generar los gráficos a una resolución mayor de la que necesitamos, se genera más detalles, especialmente en los fondos. Aunque luego reduzcamos a la resolución de la tele o monitor, una parte de ese detalle se va mantener. Pueden aparecer objetos adicionales en pantalla, se reducen los dientes de sierra, mejora la profundidad de campo... una evolución sutil del apartado visual.

El precio de una TV con resolución 8K y 120 FPS

Ya hemos dejado claro que, en principio, no sería necesario cambiar de TV para disfrutar de las mejoras de PS5 y Xbox Series X. Pero si queremos disfrutar de nuestra consola "al máximo", ya hay disponibles varios modelos de TV que alcanzan la resolución. Lo importante es saber qué tamaño tienen los monitores 8K y qué precio alcanzan. 

8K

El rango de precios es, por ahora muy elevado. Hay que tener en cuenta que el catálogo de TV que alcanzan esa densidad de pixels aún es bastante reducido y que son de gran tamaño. Aunque en el pasado CES 2020 de Las Vegas, LG reveló su línea de TV LCD OLED y NanoCell, mientras que Samsung presentó los modelos Q950TS, Q900TS y Q800T.

LG 8K

Qué es el puerto HDMI ARC de tu TV

Pero cuando se trata de rascarse el bolsillo ¿cuánto cuesta una televisión 8K?  El modelo Samsung QP82R-8K QLED, de 82" tiene un precio que supera los 12.700 euros (lo que no está al alcance de casi nadie, aunque se trate del tope de gama). En una resolución de 75", el modelo Samsung QE 75Q900R se puede encontrar a un precio de 5.600 euros. La opción más económica, que sería un monitor, sigue resultando bastante cara. El modelo DELL UltraSharp UP3218K de 32" tiene un precio de más de 3.400 euros. 

Si bien estos monitores y TV 8K parecen bastante excesivos, para el lanzamiento de las nuevas consolas, PS5 y Xbox Series X, a finales de año, se espera un aumento en el catálogo (también en tamaños de 42" a 55") y una reducción en el precio, coincidiendo con la temporada navideña. 

Y además