Mark Hamill habla sobre el desenlace de Luke Skywalker en Los Últimos Jedi

Luke Skywalker es el padre de Rey

La franquicia de Star Wars no está pasando ahora mismo por sus mejores momentos. Su último spin-off de la saga, Han Solo: Una historia de Star Wars, ha caído en picado en taquilla, viéndose obligados a paralizar la producción de más spin-offs. Por otro lado, la última película de la saga principal, a pesar de haber tenido muy buena acogida en taquilla, no son pocos los seguidores que han mostrado su descontento con las decisiones llevadas a cabo en la trama. No es ningún secreto que Mark Hamill no estaba contento con cómo habían desarrollado al personaje de Luke Skywalker, aunque ahora el actor ha expresado más en profundidad los motivos de su descontento.

A partir de este punto habrá SPOILERS de Los últimos Jedi

En Star Wars Episodio VIII: Los últimos Jedi nos mostraban a un Luke Skywalker recluido en una isla alejado del mundo y "desconectándose" de la Fuerza. Esta imagen de héroe caído que ya hemos visto en otros personajes como Obi Wan Kenobi o Yoda es uno de los principales motivos por los que Mark Hamill está tan descontento. "Existe una brecha tan grande entre El retorno del Jedi y El despertar de la Fuerza", comentaba el actor. "Dije, 'oye, ¿cómo pasé de ser el personaje más optimista y positivo a este hombre malhumorado y suicida que quiere que la gente se vaya de su isla?"

Star Wars VIII Los Últimos Jedi

La explicación, de hecho, es bastante clara en la película. En ese lapso de tiempo de unos 35 años pueden suceder muchos acontecimientos que provoquen que la forma de ser de un personaje cambie por completo. Volviendo al ejemplo de Yoda, en las precuelas era el mejor Jedi que existía sobre la faz del universo, mientras que en las películas originales mostraba un aspecto de "viejo chocho" que poco o nada tenía que ver con su imagen pasada. En el caso de Luke, se vio completamente frustrado, no solo por no poder formar una academia Jedi, sino que además su propio sobrino se pasó al Lado Oscuro por culpa de la incertidumbre que tuvo con respecto al tremendo poder que estaba despertando.

"Fue un cambio radical, pero creo que a veces ser expulsado de tu zona de confort es algo bueno", añadía Hamill. "Aunque una parte de mí le dijo a Rian 'pero, sabes, un Jedi nunca se daría por vencido'. Mi concepto del personaje era que incluso si elegía al Nuevo Hitler pensando que él era la Nueva Esperanza, sí, me sentiría terriblemente mal, pero no me escondería en una isla y luego apagaría la Fuerza".

Consigue la figura Funko Pop de Luke Skywalker en Los últimos Jedi

A pesar de los razonamientos del por qué no le ha gustado el desarrollo que han hecho con su personaje, lo cierto es que Hamill realizó un papel magistral en Los últimos Jedi, siendo uno de los puntos más fuertes de la película. ¿Qué os pareció a vosotros la película? ¿Creéis que deberían haberle dado otro enfoque a Luke? Contadnos vuestra opinión en los comentarios.

Fuente | ComicBookMovie

Lecturas recomendadas