Microsoft trabaja en una Xbox One sin lector de discos para 2019 (rumor)

Xbox One S mando

Con el 2019 a la vuelta de la esquina, y con los anuncios recientes relacionados con el E3 2019, los rumores sobre las próximas consolas de las principales compañías no paran de acrecentarse. Hace poco se hablaba sobre el posible anuncio de PS5 para mediados de 2019, pero ahora toca hablar sobre la próxima consola de Microsoft. Y no nos referimos a la denominada "Xbox Scarlett", sino a una posible Xbox One sin lector de discos.

Según reportan desde el portal de tecnología Thurrott, y en base a fuentes cercanas a la compañía, Microsoft estaría trabajando en un nuevo modelo de Xbox One para 2019, un modelo de la consola actual que llegaría a las tiendas sin un lector de discos. Tal y como comentan en el citado medio, la próxima generación de Xbox no llegaría hasta 2020, y durante el 2019 Microsoft buscaría ampliar su oferta de hardware con el lanzamiento de esta versión de la consola sin lector.

Los mejores televisores 4K para disfrutar al máximo de tu Xbox One X

Al prescindir del lector, este nuevo modelo de Xbox One saldría a la venta por menos de 200 dólares frente a los 299 que cuestan habitualmente los packs de Xbox One S en E.E.U.U., una rebaja de más de 100 dólares en su precio. Por supuesto, al no contar con un lector de discos, y en base a las fuentes de este medio, Microsoft ofrecería un sistema por el cual los usuarios podrían llevar sus juegos físicos a las tiendas y cambiarlos por un código de descarga digital para poder disfrutarlos en esta supuesta consola.

Con el servicio de juegos en streaming de Microsoft recién anunciado, y con otras propuestas similares por parte de Google, este movimiento sería bastante lógico como campo de pruebas para un futuro en el que el formato físico se viera relegado por el digital. Aún así, y como suele ocurrir en estos casos, debemos tratar esta información como rumores hasta que haya alguna confirmación oficial por parte de Microsoft. Sin más, os dejamos con el anuncio de las nuevas llegadas de juegos a Xbox Game Pass.

Fuente | Thurrott