Ted Sarandos asegura que Netflix jamás ha cancelado una serie que considerase exitosa

1899

La cancelación de series se ha convertido en el pan nuestro de cada día en Netflix, pero es una rutina que los fans de muchas series no comprenden.

Es raro que pasen varias semanas sin que tengamos que sacar alguna noticia relacionada con una de las muchas cancelaciones de series que perpetra Netflix al cabo de un año. La plataforma es infame en el sentido de cancelar series que tienen una buena base de fans y una bella factura.

Recientemente, hemos visto a series como La monja guerrera, Ultrasecretos o 1899 llevándose el guillotinazo de Netflix y generar bastante revuelo en redes sociales.

Como se trata de contenido original de la plataforma, muchas propiedades encuentran dificultades para poder continuar en otros medios, o directamente lo tienen imposible por motivos contractuales.

Esto ha llevado a muchos a pensar que Netflix no tiene un patrón lógico a la hora de cancelar series, y que solo éxitos contundentes como Stranger Things o Miércoles tienen garantizada completamente su continuidad.

¿Qué es un éxito para Netflix?

El codirector ejecutivo de Netflix, Ted Sarandos, se ha sentado a charlar con Bloomberg sobre el futuro de la plataforma, y las cancelaciones de contenido original ha sido uno de los temas a tratar.

Sarandos sostiene que, en ningún momento, Netflix ha cancelado una serie que, a ojos de su equipo, fuese un éxito real.

"Nunca hemos cancelado un programa de éxito. Muchas de estas series tenían buenas intenciones, pero se dirigían a una audiencia muy pequeña con un presupuesto muy grande.

La clave es que tienes que ser capaz de hablarle a una audiencia pequeña con un presupuesto pequeño y a una audiencia grande con un presupuesto grande. Si lo haces bien, puedes continuar para siempre".

Sarandos omite, claro, el hecho de que la audiencia, con frecuencia, es impredecible: series millonarias pinchan en su empeño por captar la atención, mientras que otras con un presupuesto modesto arrasan. Hay series con presupuestos relativamente normales, y cifras de audiencia sólidas, según la propia Netflix, que también se han llevado un simpático machetazo.

Sea como fuere, parece que por ahora solo grandes series como Stranger Things, con sus pasmosas audiencias, se libran de ser cribadas en Netflix.

Y además