Ir al contenido principal

Una película de terror grabada en Zoom sin presupuesto se convierte en todo un éxito en taquilla en EEUU

Película de terror rodada en Zoom

¡Ver para creer! Una película de terror rodada en Zoom sin presupuesto alguno consigue ser todo un éxito de taquilla en Estados Unidos.

La crisis por el Coronavirus ha provocado que prácticamente el mundo entero se paralizara, dejando a la población encerrada en sus casas sin poder salir del hogar salvo para casos de extrema necesidad, como hacer la compra, ir a la farmacia, al médico, etc.

Esto ha dado pie a una nueva y curiosa forma de hacer entretenimiento, pues no han sido pocos los que se han dedicado a hacer producciones caseras para televisión, como Diarios de cuarentena, la serie de RTVE sobre la cuarentena del Coronavirus, así como En casa, la serie de HBO que relata cinco historias autoconclusivas, todas ellas grabadas desde las casas de sus realizadores, teniendo como principal tema la cuarentena del Coronavirus, y cuyo resultado final fue bastante satisfactorio (podéis ver aquí nuestra crítica de En casa).

No obstante, los hay que han ido más allá y se han dispuesto a realizar una película de terror durante el confinamiento, titulada Unsubscribe (Darse de baja). Bueno, si es que se le puede llamar película, ya que la cinta dura tan solo dura media hora. Realizada por el actor Eric Tabach y el cineasta Christian Nilsson, la película Unsuscribe gira en torno a cinco YouTubers que se unen a una llamada de videoconferencia a través de Zoom hasta que su conversación se ve interrumpida por una inquietante figura. Cada uno de ellos trabajó de forma voluntaria, por lo que la película ha contado con, literalmente, cero dólares de presupuesto.

El hecho de que esta película de terror haya triunfado en taquilla se debe, obviamente, a la falta de competencia en el sector, ya que todas las grandes producciones tuvieron que paralizar sus rodajes. Sin embargo, también ayudó cierta laguna existente en la normativa de la industria del cine, un acto conocido como 'four walling'.

"El término 'four walling' es cuando los distribuidores alquilan una sala de cine y compran todos los asientos", comentó Eric Tabach en una entrevista para la BBC. "Así que pagan una tarifa fija al cine, y cualquier dinero que ganen de los asientos va directamente a sus bolsillos. En el momento en que nos dimos cuenta de que era una opción de distribución, fuimos a por ella".

Si bien admiten que este movimiento les supuso "una pequeña pérdida", provocó que su película "ganara" 25.000 dólares en taquilla el pasado 10 de junio (según las cifras aportadas por Box Office Mojo), por lo que una película sin presupuesto se convirtió en todo un éxito en taquilla. No fue algo enorme, pero fue un éxito, al fin y al cabo.

Y además