Resident Evil - Así es el juego de cartas de Bandai

Nos dimos prisa con los dados en el juego de cartas Sonic Dice Rush, exploramos el Yermo en el juego de mesa de Fallout... Y ahora, ¿qué nos toca? Enfrentarnos a hordas de zombis con Resident Evil: Deck Building Game, un juego de cartas que lanzó Bandai en 2010 y que recoge gran parte de los títulos de la famosa saga de videojuegos de Capcom. En el vídeo que encabeza este contenido os enseñamos algunas de las cartas que componen tanto el juego base como sus diferentes expansiones, así como las mecánicas más básicas para jugar.

Consigue en Amazon el juego de cartas Resident Evil: Deck Building Game

Como su propio nombre indica, en el juego de cartas Resident Evil: Deck Buiding Game iremos construyendo nuestro propio mazo de inventario para poder hacer frente a todos los zombies que nos acechen. Para ello empezamos con un inventario base compuesto por 10 cartas y tendremos que ir comprando más recursos a través del la zona de cartas conocida como área de recursos. Esta área de recurso varía significativamente dependiendo el escenario que estemos jugando. Y es que las propias reglas del juego te ofrecen diferentes escenarios a realizar, indicando qué tipo de cartas deberás poner en el área de recursos. ¡Incluso puedes montarte tú tu propio escenario! A continuación os dejamos una pequeña galería con más imágenes de las cartas.

Pudiendo elegir entre diversos personajes de los diferentes videojuegos de Resident Evil (cuyo número irá aumentando en cada expansión), iremos explorando el mazo de Mansión para tratar de acabar con todos los zombies que se nos pongan por delante. Cada zombie tendrá un determinado valor que se irá añadiendo a nuestra puntuación conforme los vayamos eliminando. El objetivo final del juego dependerá del tipo de juego que se esté empleando. Sin estamos en el Modo Historia, la partida concluirá cuando algún jugador elimine al enemigo final. Entonces se sumarán todos los puntos de los zombies abatidos y el jugador con mayor puntuación ganará la partida. En el Modo Mercenarios habrá que ir realizando combos con el mayor número de zombies posibles para ganar más puntos. Una vez se acaben los turnos establecidos para el límite de tiempo (el cual se puede expandir con cartas de relojes de arena que irán apareciendo en el mazo de Mansión) se contarán los puntos y el jugador o equipo de jugadores (dependiendo de cómo se quiera jugar) que tenga mayor puntuación ganará la partida. Y en el Modo Versus no habrá peleas con zombies, sino que los jugadores tendrán que combatir entre sí hasta ser el último en quedar en pie.

Los mejores juegos de mesa actuales para jugar en 2019

Como suele ser habitual en este tipo de juegos de mesa, con cada expansión se van añadiendo nuevas reglas y modos de juego que le dan todavía más vida a las partidas, pudiendo tener, entre otras cosas, la opción de contar con un segundo personaje a modo de compañero para que te ayude o incluso ser infectado por los zombies y acabar convirtiéndote en personaje zombie, cuyo mazo de inventario cambiará y tu objetivo pasará a ser el eliminar (o convertir en zombies) al resto de jugadores.

En definitiva, Resident Evil: Deck Building Game es un muy bien juego de cartas para 1 a 4 jugadores que sabe recoger bien la esencia de la saga de Capcom (especialmente en su modalidad Mercenarios) y que sin duda hará las delicias de los fans. La gran pega es que este juego nunca llegó a España, por lo que se encuentra íntegramente en inglés. A día de hoy no es especialmente difícil de localizar, pero su precio puede variar considerablemente dependiendo de las webs de compra que se visiten.

Y además