Ir al contenido principal

Los servicios de suscripción son una "amenaza", según Bandai Namco

Bandai Namco

Los modelos de suscripción son una de las últimas novedades dentro de la industria. Las grandes compañías y desarrolladoras han ido lanzando al mercado su propio servicio de juegos en la nube durante el último año.

Lo hemos podido ver con Xbox Game Pass, con PS Now, pronto con Google Stadia y hasta desarrolladoras como Electronic Arts o Ubisoft lanzan los suyos propios. Desde Bandai Namco, se han realizado unas declaraciones que van en contra de esta tendencia. 

Hazte con este soporte para tu PS4 para recargar tus mandos mucho mas cómodamente

A pesar de ser uno de los modelos de negocio que mejor parece adaptarse a estos tiempos, una de las compañías más antiguas y respetadas dentro del mundo de los videojuegos se ha manifestado en contra de estos modelos de suscripción.

GamesCom 2019 - Stadia Connect: todas las novedades anunciadas

El vicepresidente de contenidos de Bandai Namco, Hervé Hoerdt, habló con el medio MCV UK y expresó su rechazo a estos nuevos servicios catalogándoles de "amenaza". Las suscripciones son más una amenaza, eso es seguro.

El directivo añadía: El modelo de negocio detrás de las suscripciones se basará en dos cosas: la cantidad de horas jugadas en tu juego en comparación con las horas totales que jugaron las personas, y la cantidad de juegos jugados en comparación con la cantidad total de juegos. Entonces, en la cadena de valor, vemos una gran cantidad y el valor al final es demasiado bajo para que podamos invertir más en el contenido.

Xbox Game Pass Ultimate

No obstante, Hoerdt aclaraba que estas críticas iban enfocadas a los servicios de suscripción, no de transmisión, a los que Bandai Namco sí planea apoyar. Dragon Ball Xenoverse 2 llegará a Stadia, pero también se tienen otros proyectos preparados por parte de la compañía.

La semana pasada conocíamos que Microsoft no ve con malos ojos llevar Game Pass a otras consolas. ¿Qué opinas sobre las declaraciones de Bandai Namco? ¿Los servicios de suscripción degradan la calidad de los videojuegos como producto?

Y además